Lo que hay que saber del jueves

¿Bipolaridad? Puede ser el diagnóstico acertado para los mercados. ¿Correcto o no? Aún no se sabe. Pero, de seguro, es algo a lo que habrá que acostumbrarse. Miedo a una nueva recesión, rumores de todo tipo y color... en fin, crisis de confianza. Hoy, la volatilidad es el rasgo más distintivo, y así se piensa será en las próximas horas. En lo local, a mirar hacia afuera. Ni el cierre de campañas y las inminentes primarias logra ser tema de conversación en las meses. Sólo es secundario....

Por Sabrina Corujo - Economista Portfolio Personal
¿Bipolaridad? Puede ser el diagnóstico acertado para los mercados en estas ruedas. ¿Correcto o no? Aún no se sabe. Pero algo a lo que, de seguro, habrá que acostumbrarse. Lo dijimos hace unos días y se ratifica hora tras hora. No hay solución mágica, las políticas parecen correr detrás del mercado y no satisfacer nunca. No bastan comentarios, informes o incluso medidas (cuando, en realidad, las hay). Se vive una crisis de confianza, con lo que ello implica. Lunes de pánico extremo, martes de rebote, miércoles de temor, y jueves de ¿.? Sólo podremos completarlo mañana, o mejor dicho, a ultima hora del día. Por lo pronto, podemos ver que los futuros americanos que anticipaban hasta hace una hora atrás una suba promedio del 1%, ahora operan con bajas de hasta 1.5%. Mientras que Europa que también mostraba mayoría de subas, no resisten y ya cotizan con bajas generalizadas de entre 2% y hasta 3%. ¿Razones para esta reversión? Ninguna, al menos, concreta.
Sólo miedo o temor que se extiende y profundiza. Ayer, de hecho, la excusa en principio fue una posible rebaja a la nota de Francia por parte de las calificadoras. Luego se desmintió, e igual la baja siguió. Después de temió por la salud de los bancos. Sarkozi salió a tranquilizar las aguas, aunque quizás lo hizo queriendo apagar el fuego con combustible, ya que señaló que exigiría nuevos recortes fiscales para encaminar su economía. Igual, es claro, que nada bastó. De hecho, el pánico se extiendo desde los bancos franceses, al resto de la región, y terminó por la tarde desplomando los americanos. Al fin y al cabo, todos parecen estar expuestos en esta crisis de confianza que en el fondo -con datos o no concretos-, piensa en el daño que podría ser entrar en una nueva recesión.

Y en este marco entra "todo", y cuando se dice "todo" es sinceramente "todo" (aunque suene al slogan de un programa televisivo). Incluso, no menor, los rumores que hablan de los problemas en el armado del Comité Bipartidario que deberá coordinar el resto de los recortes del supuesto acuerdo entre republicanos y demócratas de semanas atrás.

Dicho esto, debemos entrar en lo local. Las posturas no las cambiamos. Repetimos lo de las últimas ruedas que, al final, parece ser lo más correcto dado como se está hoy moviendo el mercado. La plaza local no está ni estará exenta a lo que suceda afuera, aunque exista cierta selectividad que, por ejemplo, se observó ayer y se cree que fue porque el llamado "comite de crisis" que conforman ANSES-Nación salió a frenar bajas en renta fija. Ahora, ¿podemos confiar en ese tipo de incursiones? En principio, no; básicamente, porque no hay políticas concretas.

Esto nos debe seguir remitiendo a la pregunta ¿Argentina está blindada a una nueva crisis? Ya la respondimos y la visión no cambia, aún cuando desde el Gobierno traten de seguir sosteniendo que el impacto sería mínimo. Hoy, eso no se puede aseverar, producto de que si bien se cree que estos temores serían exagerados, existe en concreto la probabilidad de que no lo sea (baja, pero está); lo que en ese caso y con un mundo reingresando el recesión nadie puede garantizar que el crecimiento local no se dañe.

Con relación a este tema, no esta demás recordar que los ministros de Economía y los gobernadores de los bancos centrales de los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) acordarán mañana en Buenos Aires, utilizar parte de los u$s 574.000 millones de reservas que poseen para actuar ante ataques especulativos contra alguno de los países miembro. "Los estados de la zona conformarán un fondo especial de no menos de u$s 20.000 millones que estaría disponible de manera inmediata para intervenir en mercados cambiarios y de títulos públicos, en el caso que desde la semana próxima se registre la entrada de capitales golondrina o fondos buitre que especulen con alguna caída de las monedas locales o un eventual peligro para enfrentar vencimientos de deuda corriente", se afirma. ¿Cómo se integrarán?, ¿Cuál serán las reglas para su uso? Y, en especial, ¿Será efectivo? . Son interrogantes que quedan

Incluso también se dice que se mantendrán también mañana la iniciativa para que la región aplique medidas de protección contra las importaciones masivas de productos del sudeste asiático. Otras medidas que se estudiarán en el encuentro de Buenos Aires son el fomento del uso de monedas locales para el comercio regional, y la aplicación de mecanismos para fomentar las importaciones y exportaciones entre los miembros del bloque.

Si seguimos por lo financiero, hay que explayarse sobre lo que hoy se conoce de la exposición de Bossio ante la Corte Suprema de Justicia. Fue para ampliar el informe que presentó hace un mes el ente previsional sobre la cantidad de demandas de jubilados y pensionados pendientes. Puntualmente, trascendió que se querían más detalles sobre la situación económica del sistema previsional y las consecuencias que tendría que el Máximo Tribunal dicte un fallo favorable ante el pedido del Defensor del Pueblo para que el caso Badaro sobre movilidad jubilatoria se generalice a todos los trabajadores pasivos. ¿Qué dijo el joven titular? Advirtió a la Corte que juicios jubilatorios ponen en riesgo el sistema. El funcionario reiteró los lineamientos del informe donde aseguró que el costo de extender el fallo Badaro al resto de los jubilados representaría unos 14.000 millones de pesos anuales, más 28.000 millones de retroactivos que se pagarían por única vez. Pero aseguró que estos pagos pondrían a la ANSeS en situación de "riesgo institucional". Sinceramente, no voy a entrar más en detalle.

Por otra parte, me parece interesante destacar una entrevista que El Cronista le hace a Gustavo Cañonero, jefe de research para mercados emergentes del Deutsche BanK. Sólo algunos conceptos de lo volcado por el: no anticipa una nueva recesión; pero advierte sobre un vacío de liderazgo y convicción en los países centrales que no han sabido mostrar una salida a esta crisis de confianza que ya se extiende sin discriminar riesgos; dice que algún nuevo ejercicio de relajamiento monetario en EE.UU., y por qué no en Europa, parecieran ser la única alternativa viable de corto, en particular, dadas las fuertes restricciones a utilizar política fiscal impuestas por el alto endeudamiento público; mientras que, por último, sobre Argentina destaca que "en el escenario de un G7 con crecimiento económico mediocre y por un período prolongado con bajas tasas mundiales y dólar débil (que es un poco el descripto como escenario más probable), la región no debiera sufrir mucho, aunque estaríamos estabilizando un crecimiento en el rango de 3,5%-4,0% comparado con el 4,6% este año y el 6,3% en el 2010. Si la realidad es peor de lo analizado, y los países centrales sufren una recesión, entonces el efecto sería mayor, en particular para los países más abiertos y más dependientes de los commodities. Hoy no veo una recesión como vimos en 2008-2009 pero nada es imposible".

Por último, y como frutilla del postre, el cierre de las campañas de cara a las primarias. El martes hubo ya algunas, otras serán hoy, pero ayer fue la de Binner y la de la presidenta. Emotiva con Boudou (que al menos no tocó la guitarra) señaló sobre Néstor -antes y después de quebrarse- "¡Que cabeza y qué corazón que tenía! Tan grande que no le entró en el cuerpo. Estalló de tanto pelear por mí, de tanto defenderme". También afirmó que vistió ese objetivo como un sacrificio o una ofrenda. "Estoy en un momento muy especial de mi vida. Nos dividieron, nos enfrentaron, pero en este momento tengo una inmensa serenidad y mucha firmeza. Cuenten conmigo para lo que resta hacer en esta Argentina", dijo. Boudou, en cambio, fue el que hizo un repaso de la gestión k.

PARA TENER PRESENTE:

BANCO FRANCES: Banco Francés reportó ayer ganancias por 197 millones de pesos en el segundo trimestre, una caída de 3,1% en relación con el mismo lapso de 2010, pero una ganancia de 0,8% si se compara con las utilidades entre enero y marzo últimos. La entidad agregó que los ingresos financieros netos proveniente del sector privado crecieron un 12% en el trimestre, mientras que el crecimiento de los últimos doce meses fue de 42,1%.
Opiniones (0)
18 de febrero de 2018 | 19:11
1
ERROR
18 de febrero de 2018 | 19:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve