El día que los Redondos estuvieron en Mendoza

Hace diez años dejaron de tocar juntos. Se transformaron en leyenda y siguen vivos en miles de corazones. Contra lo que muchos conocen, una vez estuvieron en Mendoza.

Patricio Rey y sus redonditos de ricota son Indio Solari, Skay y La negra Poly. Por ahí, y haciendo un análisis frío, se le puede sumar el genial Mono Cohen, más conocido como Rocambole.

Ellos fueron -y serán- la sangre, el alma y la voz de Patricio Rey.

Así sucedió desde un principio, allá en La Plata, cuando los tres se arrimaban a la casona comunitaria de La Cofradía de la Flor Solar y compartían experiencias musicales y viajeras.

Eran tres jóvenes inquietos, contagiados por la efervescencia de Skay, que había vivido en el mayo francés y quería motorizar en Argentina.

Ese fuego fraternal se mantuvo durante décadas, viajando desde el under a la masividad absoluta, logrando ser la banda de rock más grande de la Argentina.

Pero un día, la llama empezó a apagarse y solo cenizas quedaron de aquel leñoso árbol.

Hubo un momento en que se vieron casi superados, en que las tribus dependían de ellos, en que la presión fue aumentando. Y todo llegó a su fin.

Antes de ese momento -mucho antes- los tres estuvieron en Mendoza. Fue allá por 1996, cuando llegaron a la provincia con una firme intención: organizar el primer show de Los Redondos en esta tierra.

El trío estuvo acompañado por un productor mendocino y un amigo oriundo de La Plata, afincado por acá.

La primera locación que se visitó fue el teatro griego Frank Romero Day. Más allá de quedar absolutamente impresionados, lo descartaron rapidamente por motivos de seguridad. Era imposible controlar a 30 mil ricoteros en éxtasis en semejante paisaje.

El segundo lugar visitado fue el anfiteatro Ciudad de Tunuyán, ubicado en el departamento del Valle de Uco, a la vera del río. El lugar era ideal: podía albergar una multitud, tiene fáciles accesos, es una ciudad chica (como a ellos les gustaba) y había un cámping.
 
Después del análisis de la zona, vieron lo más importante: el tema seguridad. La Policía de Mendoza nunca tuvo buena fama. Conocían que algunas actitudes represoras podrían ser un factor negativo para el show. Y la determinación final se tomó después de la charla de los tres con un alto jefe policial: “Acá no se viene a joder” les dijeron. Y el no se les instaló en la cabeza.

Se subieron al auto y pusieron marcha a Chacras de Coria. Allí los estaban esperando con un asado bien regado con Malbec. Hubo risas, charlas y la indisimulable mueca de irse con las manos vacías.

Al otro día, pusieron primera y la ruta los llevó hasta Villa María, Córdoba. Dos años después, el anfiteatro municipal albergaba un inolvidable show ricotero.

Con el paso de los años, Skay y la Negra Poly se sacarían el gusto de tocar en Mendoza, de darle de comer a las palomas en la plaza Independencia sin que nadie los reconociera y de volver una vez más.

El Indio ha pisado varias fincas del Valle de Uco y de San Rafael.

Pero nunca más estará la gran posibilidad de que Patricio Rey y sus redonditos de ricota puedan tocar en Mendoza.

Walter Gazzo

en Twitter: @wgazzo

Opiniones (3)
19 de agosto de 2018 | 22:18
4
ERROR
19 de agosto de 2018 | 22:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Gazzo, un adelantado.
    Estimado Walter, siempre recuerdo sus buenos oficios, cuando por 1997, generó un paquete de fotos del complejo recreativo municipal de Rivadavia (actual sede de Rivadavia Canta al País y partió a Bs. As. para ofrecer el predio como una opción de un recital "redondo". No se dio, pero tal actitud, quedará siempre grabada en el corazón del "mundo chacarero".
    3
  2. Si no preguntenlé a Charly.
    2
  3. Si no me equivoco la versión de la de Racing en el 98. Más allá de algunos olvidos ( a mi gusto) como el Semilla, Dawi, Willy y hasta un fugaz Palo, las realidades son que es y será un trío en comunión con todo y todos. Gracias Walter por salir de la chatura y el mediopelo del periodismo de espectáculos. A ver si te animás a publicar más !
    1