Fue estrella de la TV y hoy sufre por su salud

Fue, junto con su hermana, una de las conductoras más reconocidas de la década del noventa. Anoche visitó a Susana Giménez y habló de los problemas de salud que padece desde el año pasado.

El portal Ciudad.com.ar reprodecue hoy una de las notas más emotivas de la semana y tiene que ver con la historia de “Nu y Eve", Noemí y Liliana Serantes , quienes fueron durante décadas las hermanas más famosas de la televisión y el teatro.

Hoy, les toca vivir una dura realidad, ya que Liliana sufre cáncer de mediastino, que es un tumor que se forma en la cavidad que separa los pulmones y que contiene el corazón, los grandes vasos, la tráquea, el timo y los tejidos conectivos.

De forma valiente, las hermanas decidieron hablar de la enfermedad en el programa de Susana Giménez: “Tengo la enfermedad silenciosa, que no avisa, que es el cáncer”, dijo Liliana.

“Todo se inicia con un cáncer de mediastino, que aparece en agosto del año pasado, y que no se puede operar. Había perdido por completo mi voz y la oncóloga que me atendía me dijo que me olvidara, que no iba a recuperarla”, continuó su relato. La actriz y conductora también contó cómo fue el tratamiento que debió atravesar: “Me realizaron cinco quimioterapias, que eran cada 21 días. Me internaban 5 días seguidos y fueron a full, pero las pude superar”.

Sin embargo, lamentablemente, los inconvenientes de salud continuaron: “Luego, volví a hacer radio y un día voy al auto y me doy cuenta de que veía doble. Ahora, yo veo doble, por eso trato de no mirar mucho a cámara porque se me desvía el ojo izquierdo. Fui al oculista y la hago corta: metástasis en el cerebro. En un área que no me compromete pero que me obstruye la visión”.

Serantes relató el nuevo tratamiento al que se debió someter y cómo continuará su recuperación: “Me hicieron 10 sesiones de radioterapia. Sigo viendo doble pero, gracias a Dios, mi hijo mayor fue ayer a la oncóloga y le dijo que los resultados de la resonancia magnética dieron que todo disminuyó muchísimo. Además, hay un médico en el Hospital Fleming, que dice que puede operarme en julio”.

Además, afirmó que eligió contar su historia para ayudar a otros: “Mi familia no quiere que yo me exponga a nivel público pero yo no hice nada malo. Tengo una enfermedad que le pasa a mucha gente. Tal vez, con mi testimonio puedo ayudar, quizás es mi misión”.

Fuente: Ciudad.com.ar
Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 22:11
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 22:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"