"La telenovela está convirtiéndose en un vehículo social"

El productor y director colombiano Fernando Gaitán, creador de éxitos como "Yo soy Betty, la fea" y "Café con aroma de mujer", que este fin de semana estará en Buenos Aires para dar una serie de charlas sobre ficción y telenovelas, aseguró que dichos géneros están "convirtiéndose en un vehículo social".

"Creo que la telenovela está tratando de pasar de ser un vehículo melodramático a convertirse en un vehículo social", aseguró Gaitán en diálogo telefónico con Télam.

Gaitán se hizo mundialmente famoso rompiendo el molde del estereotipo de protagonista con medidas 90-60-90, al poner en "Yo soy Betty, la fea" a una heroína distinta, consciente de su fealdad.

La telenovela, que revolucionó el género, ingresó al Libro Guinnes de los Records como la tira más vendida en el mundo, con versiones en Alemania, Holanda, India, Rusia, Grecia, China, Polonia, Italia y Brasil, entre otros países.

El director brindará mañana a las 16, en el marco del Mercado de Industrias Culturales Argentinas (MICA), una conferencia sobre Escritura de ficción televisiva, donde abordará aspectos de la creación dramática, el desarrollo y la adaptación de formatos en mercados internacionales.

Por otra parte, el domingo 5, a las 16, Gaitán participará en la mesa de presentación del Festival y Mercado de TV Ficción Internacional (FyMTI) 2011, en el Complejo Tribuna Plaza de Buenos Aires (Av. del Libertador 4405), del Hipódromo de Palermo.

Gaitán, que comenzó su carrera como periodista en el periódico colombiano El Tiempo y que actualmente se desempeña como vicepresidente de Contenido y Producción del principal canal de televisión de Colombia (RCN), explicó que en algunos países "las telenovelas y ficciones se están utilizando como una herramienta social".

-¿Cómo surgió la idea de escribir "Betty la fea"?

-Siempre elijo un tema que me obsesiona y fascina. La historia surge después de ver muchas mujeres feas. Era algo que venía haciendo hace muchos años; observando cosas sin darme cuenta de que de alguna manera mi inconsciente y mi poder de observación estaban armando una historia.

Tengo la teoría de que en el mundo hay más mujeres feas que lindas, y nadie se identifica con una fea. Sabía que si hablaba del ego femenino eso debía ser un éxito. Fue difícil de recrear en términos televisivos, pero la sensibilidad de las feas es la verdadera sensibilidad de las mujeres.

-En base a ese pensamiento, ¿Como eligió al personaje central?

-Nunca buscamos una gran vedette para el papel o a una actriz que sea reconocida. Buscamos una mujer media, muy talentosa y poco conocida, que no hubiera que caracterizarla o maquillarla mucho para dar el perfil, y le diera mucha similitud al personaje.

Pasaron muchas actrices por el casting, pero la gran sorpresa fue Ana María Orozco.

- ¿Con "Betty ..." cambio el perfil de las protagonistas de las telenovelas?

-La filosofía mía y la de los canales ahora ha cambiado. Se trata de que el televidente se identifique mucho más que antes con los protagonistas.

Lo que estamos buscando, hoy por hoy en el melodrama, sobre todo en la protagonista, es que sean mujeres de carne y hueso, mujeres que se levantan a la mañana a trabajar y cuidan a su familia, que luchan, que quieren ascender socialmente y que saben que el amor está allí pero no es el único objetivo, aunque en el fondo toda telenovela encierra una gran historia de amor.

Hemos cambiado mucho el concepto de la línea central y de las sub líneas, dotando a la historia de un contexto y una realidad, para que el público pueda identificarse fácilmente.

-¿En qué momento de desarrollo se encuentra la telenovela y la ficción, no solo en Colombia, sino en toda Latinoamérica?

-En países como Argentina, Brasil, México y Venezuela se ha utilizado a la telenovela como una herramienta social y ese es un camino legítimo que oxigena la trama.

Antes la telenovela tenía que contar seis o siete historias, y ahora se busca, en realidad, nuevas cosas que no dice el periodismo o en otras áreas de la escritura. Es un hallazgo interesante para todo el mundo, aunque esto no ha generado que la telenovela tradicional decaiga.

-¿Cuánto del periodista que fue en su juventud influye hoy en el escritor consagrado?

-Nunca he dejado ser periodista, de hecho todo el trabajo que hago se basa en mi formación literaria y en técnicas de periodismo.

Me han influenciado muchos géneros del periodismo, sobre todo el Nuevo Periodismo. Como herramienta de trabajo para la dramaturgia, para nutrir mis historias y como forma de seguir la realidad utilizo la crónica, el reportaje y la investigación.

- Desde su pase a directivo de RCN, ¿Cambió su visión del trabajo en la TV?

-Me ha cambiado mucho la forma de ver las cosas, porque ahora no solo sufro por lo mío sino también por lo ajeno. Mi cargo, más allá de lo ejecutivo, es un cargo de solidaridad con los escritores, productores, directores y actores, y procuro entender y conciliar el universo de cada uno de ellos.

Cuando eran mis obras, me ocupaba de mi punto de vista y manejaba la producción y la dirección. Ahora he tenido que abrir mi espectro de sensibilidad y aceptación, porque a veces uno es muy cerrado a algunos géneros y tendencias.
Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 10:14
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 10:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"