¿Querés saber qué pasa en España?

“¿Son los actuales dirigentes políticos responsables de esta situación? ¿Tienen a su alcance una solución simple a los problemas? En ambos casos la respuesta es no. El núcleo del problema se puede resumir en una sola y simple palabra Euro”, leé el resto de esta interesante columna.

Los indignados, o grupo del 15-M, que se encuentran acampando en La Puerta del Sol reclaman cambios. Pero, ¿se encuentra al alcance de los políticos españoles la solución a estos reclamos?
 
El reclamo de los jóvenes tiene un principal disparador: la desocupación. La tasa de desocupación juvenil se encuentra cerca de 45%, y por encima del 20% para la población en su conjunto. Los indignados de España sufren este fuerte proceso de desocupación, que no sólo no da señales de revertirse, sino que aparenta recrudecerse. Por lo que al observar quienes son los principales expulsados por el mercado laboral, no es difícil reconocer por qué son a la vez los principales voceros de esta manifestación.
 
Pero como nos preguntábamos al comenzar, ¿son los actuales dirigentes políticos responsables de esta situación? ¿Tienen a su alcance una solución simple a los problemas? En ambos casos la respuesta es no. El núcleo del problema se puede resumir en una sola y simple palabra Euro.
 
La sintonía fina que requería la instauración de una Unión Monetaria, era fundamental. Como ejemplo de lo anterior, basta considerar que en el caso de fijar la paridad nominal de una moneda con el Euro en un valor mayor al de equilibrio tendría un doble efecto: por un lado los ciudadanos de este país tendrían una moneda sobrevaluada, lo que los llevaría a incrementar su consumo. Pero a la vez por el lado productivo, este país sería “caro”, con trabajadores exigiendo salarios comparables a los de sus vecinos de mayor productividad, y por ende se encontrarían con problemas de competitividad al momento de salir a un mercado común y al exterior.
 
Si se analiza lo que ocurrió una vez fijado el tipo de cambio en 1999 para los denominados PIIGS (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España) se puede concluir que este fue el caso para los mismos. Estos países ingresaron en una importante explosión de consumo apalancada por el acceso a crédito y de capitales externos, perdieron competitividad, e incurrieron en importantes déficit de cuenta corriente y fiscales. Estos problemas pasaron desapercibidos, hasta que la explosión de la reciente crisis internacional en 2008 con epicentro en Estados Unidos, dejó en evidencia que estos países habían sostenido el nivel de actividad de sus economías en base a importantes estímulos fiscales y un gran endeudamiento.
 
Esto derivó en la necesidad de enfrentar la realidad. La realidad de países con grandes diferencias estructurales, y principalmente de productividad, que sin embargo comparten una misma política monetaria, y que decidieron renunciar a la misma en manos de una entidad supranacional.
 
¿Es simple la solución para que España vuelva a ser productiva? En absoluto. Lo que España necesita es abaratarse para volver a ser competitiva, esto se puede dar básicamente por dos vías, o por depreciación del tipo de cambio (camino eliminado por pertenecer a la zona Euro) o mediante una reducción del nivel general de precios (incluyendo un precio fundamental: el salario).
 
Como todos sabemos la capacidad de los salarios para bajar no es como describían los clásicos en los libros de texto, la sociedad no tolera estas bajas, de aquí surge la "magia" de la devaluación. Pero si los salarios no bajan, por donde corrige el mercado: desempleo.
 
En todo caso, quizás los jóvenes españoles no deberían estar acampando en La Puerta del Sol, sino en el Banco Central Europeo o en el edificio del Reichstag alemán, quizás el único país competitivo bajo el reinado del Euro.
Opiniones (1)
19 de abril de 2018 | 15:30
2
ERROR
19 de abril de 2018 | 15:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No les queda otra, y tener una economia real no estos versos especulativos que se estan cayendo
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec