Desde mañana, Julio Chávez será “El puntero”

Julio Chávez, que a partir del domingo a las 23 por El Trece protagonizará la miniserie "El Puntero", consideró que con la construcción del personaje central de la historia "busco darle forma a una experiencia reconocida y bien humana, pero no por eso intachable".

En una charla con Télam, Chávez aclaró que "la finalidad no es hacer una estudio real y sociológico del puntero político, elegimos un puntero para hacer una ficción y por eso hay ciertos elementos de las cosas que maneja un puntero, pero no tenemos el interés de hacer un programa que trate de manera objetiva la vida de un puntero".

"La idea es crear una ficción con cosas que tienen que ver con la actividad de un puntero", explicó Chávez que en su meticulosa preparación del personaje dijo haber leído libros sobre clientelismo político y haber charlado con algún puntero.

"Pero especialmente leí `Facundo o Civilización y Barbarie en las pampas argentinas`, de (Domingo) Sarmiento, porque Facundo Quiroga era uno de los primeros punteros argentinos", especificó.

Con esos elementos, el intérprete arriesgó que “me tocó un personaje muy controvertido y por el tipo de historia que se va a contar es muy atractivo”.

“Es alguien contradictorio, cálido, agresivo, leal, moral, cariñoso, huraño y corrupto, en una mezcla muy interesante", precisó en torno a Pablo Aldo Perotti, apodado “El Gitano”, que podrá apreciarse los domingos y los miércoles, siempre a las 23, en la pantalla del solcito multicolor.

Pero el talentoso protagonista de "Un oso rojo", filme de Adrián Caetano, volvió a aclarar que "esta ficción relata algunos avatares de la vida de un puntero, de este puntero, pero lo interesante está en la ficción que armamos y en la construcción de la red de personajes que tienen ver con su madre, sus laderos, su hija y su esposa, además de los vínculos con un intendente".

Al respecto, Chávez especificó que "selecciono todo de acuerdo a mi punto de vista para evitar caer en lecturas o criticas que a mí no me interesan y quiero evitar que esta historia caiga en nombres propios o ciertas contemporaneidades que no me interesan".

Parado en esa posición, abundó que "no quiero aleccionar porque no estoy haciendo un programa cívico, además como espectador no me gustan las bajadas de línea. Me gusta que me presenten un objeto sobre el que me puedo poner a reflexionar, pero no que piensen por mí y por eso no quiero que me den cátedra".

El círculo de personajes en torno a Perotti (Chávez) está conformado por: Clarita (Gabriela Toscano), su ex mujer y gran amor; Libertad (Belén Blanco), su hija; y Antonia (María Rosa Fugazot), su madre, una mujer que sólo se acerca a él para pedirle dinero y regalos.

A este circulo se suman dos personajes que tienen que ver con la vida política de Perotti que son Lombardo (Rodrigo de la Serna), el encargado de armar las marchas e ir al frente en cada pelea, y Levante (Luis Luque), el ladero fiel de “El Gitano”.

En la vereda de enfrente está Leme, encarnado por Pablo Brichta, mientras que su jefe es Iñíguez, el intendente a cargo de Carlos Moreno.

Respecto de la repercusión que pueda tener la tira en un año electoral, Chávez señaló que "me siento protegido porque estoy en el interior de una ficción, también sé que mucha gente va a tomar la ficción y va a debatir sobre ella".

"Pero no me sentaría en una mesa de un programa de TV -especificó- a debatir  con un puntero porque lo mío es la ficción y lo de él es la realidad. Puedo entender que algún periodista pueda armar una mesa con punteros y hablar de mi programa, son las consecuencias de lo que se hace, pero mi decisión de participación está en la ficción".

Para Chávez, su personaje es un "idealista, que tiene un proyecto y un medio para conseguir un mejor lugar para llevar a cabo su proyecto. Está enamorado de su militancia -describió- y eso le costó el divorcio de Clarita".

"Perotti tiene actos corruptos que considera necesarios porque son parte del oficio. Pero no es un hombre que se despierte pensando en cómo va a joder al otro", estableció.

El actor que en 2007 ganó el Oso de Plata en el Festival Internacional de Cine de Berlín por su labor en “El otro”, de Ariel Rotter, consideró que "los punteros son un nexo entre el municipio y la gente del barrio y se ocupan de las necesidades del barrio".

"Es un lugar desagradable -analizó- porque es el último eslabón de la política y muchas veces hacen un trabajo sucio, pero también cumplen un rol social y solidario muy fuerte para que la gente acceda a cuestiones que en otro caso no podría acceder".

Para completar la idea, sostuvo que "este puntero vive con las puertas abiertas de su casa, porque por ahí a las cuatro de la mañana tiene salir corriendo a una farmacia a comprarle medicamentos a una vecina”.

En un nuevo guiño capaz de reunir ficción y realidad, Julio indicó que “la gente que es arreada a un acto por el puntero, está compuesta por gente que va por ideología, por devolución de favores, por interés o por quedar bien con el puntero".

La serie fue escrita por Mario Segade y cuenta con dirección de  Daniel Barone, con quien Chávez ya trabajó en "Tratame bien", otro producto de Pol-ka que en 2009 tuvo un exitoso y elogiado paso por El Trece.

Opiniones (0)
18 de junio de 2018 | 08:03
1
ERROR
18 de junio de 2018 | 08:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"