Un fogoso encuentro subirá el rating de Herederos

Luciano Castro y Romina Gaetani tendrán mañana -finalmente- su encuentro sexual. Y con este hecho quebrará la maldición que pesaba sobre Vidisterra, el pueblo donde se desarrolla toda la ficción. Entrá y conocé los detalles de la esperada escena.

En “primeras veces” sexuales y sus circunstancias parecía estar todo dicho en las telenovelas. Con fuego, con lluvia, en cabañas o en playas, con parejas sorprendidas in fraganti o con embarazos posteriores ... Pero he aquí que Herederos de una venganza descubrió una combinación impresionante: erotismo y metafísica. Carne y bendiciones.

En una versión extrema del concepto de que “el amor es más fuerte”, la pareja romántico- pasional de la tira, Antonio y Mercedes -o sea, Luciano Castro y Romina Gaetani- llegará mañana, finalmente, a concretar su encuentro sexual. Y con este hecho quebrará la maldición que pesaba sobre Vidisterra (el pueblo donde se desarrolla toda la ficción) y ponía en peligro el buen curso de todos los embarazos del lugar.

Ahora bien, ¿cómo llegarán Antonio y Mercedes a su demorada vez primera? Atraídos desde que se conocieron, la historia que escribe Leo Calderone les fue poniendo montones de obstáculos, como bien corresponde a una novela. Y no eran menores, desde la creencia de que eran hermanos, hasta el supuesto embarazo de Julia (Paula Morales), la abogada que persiguió a Antonio, lo encontró y fue asesinada por el gran villano en presunta decadencia, Octavio (Rodolfo Ranni).

El hecho es que ahora el principal sospechoso del crimen de la chica es Antonio.

Seguí leyendo la nota en Clarín
Opiniones (0)
26 de mayo de 2018 | 13:01
1
ERROR
26 de mayo de 2018 | 13:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"