La Renga no merece pasar por este momento

Alguien se encargó de que una noche de fiesta se transformara en una jornada trágica, de esas que ya no queremos vivir más. De una vez por todas, hay que poner fin a tanta estupidez.

El sábado pasado, La Renga se presentó en el autódromo “Roberto Mouras” de La Plata. Fue una fecha inserta en la gira internacional que organizó el grupo para mostrar “Algún rayo”, su más reciente disco.

Como un mal presagio, un juego desafortunado de palabras, como algún rayo que no debió caer, en ese show sucedió lo que pensamos que no volvería a pasar. Alguien debidamente sin nombre, un desconocido, disparó una bengala a minutos de comenzar el show y un chico de 32 años -en momentos que se escribe la columna- lucha por seguir viviendo.

Miguel Ramírez, un joven padre de dos niños (y uno más en camino) que quiso ir a disfrutar de unos rocanrroles, nada más.

Y no es justo.

Tampoco es justo que una banda como La Renga tenga que pasar por este momento.

Esta es una banda fuerte, trabajadora, potente, muy profesional, que dedica tiempo y ganas a preparar cada disco, cada gira, cada show. No son improvisados. Muestran la experiencia y la fuerza del rock a lo largo de los años arriba del escenario y abajo también. Tipos de barrio, de códigos, discretos, escurridizos hasta lograr el bajo perfil.

Pero esta vez, parece que el diablo los encontró a la vuelta de la esquina.

El grupo está mal y suspendieron la gira.

Y otra vez aparecen las mismas preguntas: ¿cómo sucedió?, ¿cómo pudo pasar una bengala los controles de seguridad?, ¿porqué la gente no aprende?, ¿cuándo seremos una sociedad educada, que sabe comportarse?.

Esta vez  fue un imbécil, pero fue suficiente.

Los Mismos de Siempre están tristes. Y el resto también.

Aún quedan idiotas que no entienden que el show está arriba del escenario, y no abajo. Desde luego que esta es la resultante de una generación que no sabe distinguir los roles, que carece de la educación necesaria para darse cuenta de estas cosas, que piensa que la futbolización del rock es lo mejor.

Y nada más lejos.

Aún lloramos a 194 chicos que murieron quemados porque otros estúpidos se creyeron que eran los importantes.

En el show que dieron el 22 de enero en Tandil, Chizzo expresó su rechazo a las bengalas.

El sábado pasado no alcanzaron a hacerlo.

¿Era necesario qué pasara de nuevo?

Nunca vamos a aprender. Y es algo que nos debe preocupar. A todos.

Opiniones (2)
21 de abril de 2018 | 04:06
3
ERROR
21 de abril de 2018 | 04:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Que buena onda!! no todos escriben cosas asi, aguante La Renga!!!!!!! y fuerzas a Miguel y toda su familia...
    2
  2. posiblemente alguien diga"fue a uno solo nomas",quisiera saber a quien le importa de verdad esto,pareceria que a nadie.da lo mismo 1 que 194 o 500,pero se siguen perdiendo vidas.ojala cambiemos como sociedad y los 194,el 1 o los 500 realmente nos importen a todos.
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec