A un día de casarse, denuncian al marido de Jelinek

No pasó ni un día desde que Karina Jelinek se casó en el Registro Civil de Palermo con Leonardo Fariña, que los problemas ya saltaron a la vista para la pareja. Al parecer, alguien denunció al flamante marido de la modelo como testaferro de la organización Hinchadas Unidas Argentinas.

Hace un año, con el Mundial de Sudáfrica a la vuelta de la esquina y la exaltación patriótica a flor de piel, se resolvió crear una organización para nuclear a los hinchas de diferentes clubes de fútbol que pretendían viajar al país africano aún sin tener los fondos necesarios. El ente quedó en manos de Marcelo Mallo, un dirigente del PJ quilmeño vinculado a Aníbal Fernández.

La idea era que los integrantes, en su mayoría barrabravas, se financiaran entre todos el viaje a Sudáfrica, y para eso se abrió una cuenta en un banco. "Como algunos estaban vinculados comercialmente y otros no tenían los 'papelitos en regla' para abrir una cuenta, hubo que buscar una especie de testaferro", explicó el panelista de "AM" Augusto Tartufoli.

Ahí sería donde entró en el cuadro Fariña, el joven de 25 años que pasó de comer pizza con Coca-Cola en enero de este año a comprometerse con Jelinek champagne de por medio en Cancún hace un mes. "Hasta el momento en que empezó con las Ferrari y los viajes afuera, él no tenía CUIT, CUIL, o presencia en el directorio de ninguna empresa", señaló Tartufoli.

Ese detalle lo hacía el candidato perfecto para ser "un fantasma" dentro de la organización, y también un blanco fácil para la AFIP. "Yo leí por ahí que el hombre que acusa a Fariña tampoco es de fiar. Es un señor que parece que también tiene un antecedente dudoso", convino Leo Montero, conductor de "AM".

Además, Montero recordó que si el marido de Jelinek compró su Ferrari a principios de 2011 no tiene que declararla sino hasta el año que viene, por lo que puede que no figure en su próxima presentación ante el fisco. Pero los investigadores de la AFIP actuaron de oficio.

Pero al margen de los barrabravas, Jelinek presentó a su marido como "un empresario financiero" y no mintió. En efecto, Fariña trabaja para Andrómeda Corporate Finace, pero no habría sido muy claro en la facturación de la financiera donde es director suplente, según explicó Lucio di Mateo a las cámaras de C5N.

Los gastos excesivos de Fariña, desde sus viajes en jet privado a Miami o Cancún hasta la compra de una Ferrari o un BMW de 155 mil dólares por el que aún debe 3.600 pesos de patentes, hicieron que el marido de Jelinek quedara en evidencia ante la AFIP. Y todo sin catalogación, ni siquiera como monotributista.

Al parecer, Jorge Leonardo Fariña se unió con Daniel Alejandro Bryn, titular de Andrómeda Corporate Finance, una empresa que fue creada el 3 de septiembre de 2010. Y no se sabe muy bien cómo, pero el proyecto levantó vuelo.
Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 00:32
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 00:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"