La hija de Susana Giménez, bodegueando por Mendoza

Mercedes Sarrabayrouse está en la provincia para solucionar una dificultad de su salud, pero también se dedicó a relajarse y pasear por los caminos del vino. ¿Llegó sola o acompañada? En la nota, enterate el objetivo de su visita y los lugares que decidió visitar.

La hija de la conductora más famosa de la televisión, Mecha Sarrabayrouse, llegó a nuestra provincia para operarse de la vista con un prestigioso médico oftalmólogo, famoso a nivel mundial. Muchas son las celebrities que llegan a Mendoza para atenderse por el ya ícono de la sanación de la vista, Robert Zaldívar, y la heredera de Su pasó a engrosar la lista.

"La propia madre le recomendó que pida turno y se haga una escapada. Susana adora con locura a Zaldívar, y se lo recomienda a todo el mundo", contó una de las compañeras de Mercedes.

Lo cierto es que Mecha llegó sola, sin su esposo, y algunos días antes de operarse. Es por eso que decidió pasear por los paisajes mendocinos, y su amiga Silvia March la convenció para que asistan juntas a la misa de ramos que se ofició en Salentein -en la "Capilla de la Gratitud", esculpida íntegramente por la local Eliana Molinelli-.

Luego participaron de la inauguración de una muestra de arte -"Encuentro / versiones/ vino"-, y allí fue que se enteraron que se celebraba cerca del lugar, en Tupungato Winelands, el Malbec World Day.

Llamados telefónicos a la organización del lugar para solicitar invitación y confirmar que podían asistir sin problemas bastaron para que la Sarrabayrouse llegara y con su mutismo habitual disfrutara de buenos vinos, sol y hasta evaluara la posibilidad de una avistaje de viñedos desde un globo aerostático. 

Muchas de las presentes se sorprendieron con el carácter contrapuesto al de Susana: mientras que la diva de la TV se muestra siempre sociable, divertida y simpática; Mercedes prefirió aislarse y conversar solo con sus acompañantes directos. ¿El comentario maldito? El estado de su cabello: pajoso, con una tintura súper potente y demasiado antinatural.  

"Estoy fascinada, me encanta Mendoza", comentó. "Ustedes me conocen, no me gusta dar notas. Solo hablé con un periodista que me acompañó en el auto hacia aquí. Gracias por respetarme". Esas fueron sus últimas palabras.

Te respetamos, Mecha. Descansá tranquila.

  

Opiniones (1)
23 de mayo de 2018 | 14:11
2
ERROR
23 de mayo de 2018 | 14:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Muy discreta,sencilla y piola.De muy bajo perfil y muy mona Muy buenos tus comentarios,Fede!!! ALEX
    1