“Educando al nene”: la vigencia de un clásico

Ernesto Suárez y Daniel Quiroga cumplen dentro de pocos días veinte años presentado una de las obras emblemáticas del teatro mendocino. Hoy, siguen llenando funciones. Un hecho inédito dentro de la historia del espectáculo argentino.

Hablar de Ernesto Suárez y de Daniel Quiroga es hablar del “Flaco” y “El Negro”. Sus caras son familiares, sus nombres conocidos y sus obras vistas por todos los mendocinos. ¿Queda acaso alguien que aún no haya reído y reflexionado con “Un tal García”, “El trámite” o “Venía por el casting? ¿Hay alguien en esta bendita provincia que alguna vez no vio “Educando al nene”?

Pues bien, desde hace más de veinte años este dúo está trabajando de manera continua y con un éxito de taquilla asegurado. Sea el lugar donde se presenten, siempre habrá que esperar pacientemente por una silla, si no hemos tomado la precaución de reservar un buen sitio.

La historia arrancó en mayo de 1991, en “Los cuatro Gatos” (célebre bar ubicado frente al Teatro Independencia). Allí, Ernesto y Daniel (tío y sobrino respectivamente) estrenaron la historia de Carlos Alberto y su complicada inserción social.

“Educando al nene”  habla básicamente sobre la educación de un personaje (Carlos Alberto), que descubre que la educación es un deber y que los educadores son varios: la madre, la iglesia, la policía, que le impide descubrir lo que realmente es. “Es fuerte. En algún momento el público se identifica con algunos de los personajes y se consigue así la reflexión. Tiene un contenido profundo sin alejarse de los que puede entender la gente. El estilo de teatro que planeamos es simple, que no es lo mismo que simplista. Creo en hacer humor desde el contenido. El éxito de lo masivo de esta obra es que es justamente popular” dijo alguna vez el “Flaco” Suárez.

Y cuando están a punto de cumplir los 20 años de su estreno, cuando ya han llevado a cabo más de 2.000 funciones (si, leyó bien: dos mil funciones), la obra sigue siendo tan convocante como la primera vez. Desde luego que muchos ya la vieron, pero repiten la experiencia de manera gustosa, incluso llevando a sus hijos con el fin de aceptar algún error públicamente, ayudados y apoyados en un texto que ya es un clásico.

Esta noche –pasadas las 12- la obra se presentará en el Café de los Angelitos y si llega sin reserva no podrá entrar, casi de seguro. Si tomó sus precauciones y sabe que estará adentro, podrá ser partícipe de una de las obras emblemáticas del teatro argentino, que sólo es comparable con “La lección de anatomía” o “Salsa Criolla” por su duración, vigencia y éxito. La gran diferencia es que es mendocina, hecha por mendocinos talentosos y disfrutada –casi siempre- por coterráneos que no alcanzan a dimensionar el valor de “Educando al nene”.

Ojalá, dure por muchos años más, porque Mendoza está llena de Carlos Alberto.
Opiniones (5)
15 de agosto de 2018 | 11:56
6
ERROR
15 de agosto de 2018 | 11:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. HE DISFRUTADO MUCHO SUS OBRAS.
    5
  2. Maestros de maestros! Millones de gracias por su arte y por su humor y Admiración total por su trabajo!
    4
  3. SON DOS ACTORES GENIALES Y COMO PERSONAS SON EXQUISITOS... GRACIAS POR TAN BUENOS MOMENTOS PROFE.
    3
  4. LOS ADORO... Si pudiera ir a verlos todas las semanas o bueno, digamos semana por medio, iría y seguramente disfrutaría aunque me conociera los diálogos de memoria. Además de *Educando al nene * he visto * El trámite* y *Vengo por el casting*. Desopilantes! (a pesar de que hay mucho de realidad o justamente por eso)...
    2
  5. Saben si el fin de semana que viene hacen mas funciones?? Soy de San Rafael y viajo la semana que viene a mendoza y me gustaria verlos.
    1