La verdad sobre la fortuna del novio de Karina

Jelinek presentó a su prometido, Leonardo Fariña, de 24 años, como un empresario financiero y del negocio inmobiliario, pero no todo parece estar tan claro en la vida del prometido.

No todo lo que brilla es oro, dice el refrán, y quizás Karina Jelinek debería tenerlo en cuenta ya que la ex novia de su futuro marido lo mandó al frente sobre el repentino cambio de vida del supuesto empresario inmobiliario.
 
Jelinek presentó a su prometido, Leonardo Fariña, de 24 años, como un empresario financiero y del negocio inmobiliario con quien se casaría el 28 de abril próximo. Tal parece que la modelo encontró a su príncipe azul, el mismo que le regaló un collar de tres millones de dólares, aunque nunca pasó a retirarlo de la tienda, y que le propuso casamiento en Cancún con un anillo de la joyería Tifanny's.
 
Pero la modelo Luciana Varacalli, ex novia del empresario, conoció a un Fariña muy distinto: "En Chankanab no tomaba Dom Perignon, como toma ahora. Conmigo tomaba Federico de Alvear, o a lo sumo Chandon", recordó la modelo sobre la elección del champagne que podía permitirse el novio de Jelinek cuando iba a bailar a un boliche de la localidad bonaerense de San Martín.
 
Pero el cambio en la marca del champagne no es el gran indicador de la repentina buena fortuna de Fariña, según la revista Pronto. Antes de conocer a Jelinek, el joven estudiaba para Contador Público, vivía en la casa de sus padres, en La Plata, y viajaba todas las mañanas en colectivo para ir a clases.

Mirá el resto del informe en Minuto Uno

Opiniones (0)
18 de julio de 2018 | 06:35
1
ERROR
18 de julio de 2018 | 06:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"