"Estoy segura de que ya me gané el cielo y las nubes de alrededor"

A los 56 años, luego de una valiente lucha contra el cáncer de mama, se apagó la vida de la ex modelo y conductora Patricia Miccio. Sus dos hijos, su marido e infinidad de amigos la lloran. Pero saben que se fue rodeada de amor, y con una hidalguía ejemplar. Mirá una nota especial.

Todo comenzó a bordo de un Fiat 600. Corrían los años setenta, y Patricia Inés Miccio –ariana, del 29 de marzo de 1955–, una de las cuatro hijas de Carlos y Françoise, estaba decidida a independizarse económicamente. Ojeando una revista dio con un molde que le pareció elegante, compró lo que pudo de tela en Once, y se puso a hacer polleras.

Y fue con la ayuda del simpático autito coupé que recorrió las boutiques porteñas ofreciendo su creación, un éxito, con más de 600 piezas vendidas. Fue el primer paso.

El siguiente se dio en uno de esos locales, cuando un diseñador le propuso desfilar sus vestidos. “Un metro setenta y uno de estatura, cincuenta y cinco kilos, nunca deja de sonreír y siempre está dispuesta al trabajo”, fue la manera en que la describía la prensa en julio de 1979.

Si querés leer más de esta nota que aparece esta semana en Revista Paparazzi,hacé click acá.

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 08:29
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 08:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"