La maldición de los actores de American Pie

Algunos de los protagonistas de la comedia juvenil norteamericana han sido víctimas de los sinsabores del éxito de la película.

Parece ser que una maldición se cierne sobre algunos de los protagonistas de American Pie, aquella comedia adolescente que batió récords de taquilla en Estados Unidos. Tras el anuncio de que se preparaba la cuarta parte de una de las sagas más gamberras del cine norteamericano, el actor que encarnaba a uno de los personajes más carismáticos, “Stifler”, decidía ingresar voluntariamente en un centro de desintoxicación.

Hace unos días, Sean William Scott, de 34 años, aparecía con algunos kilos de más y visiblemente muy desmejorado. Poco más tarde, el actor decidía comenzar un tratamiento de rehabilitación para solucionar “asuntos personales de salud”, que muchos relacionan con su afición al alcohol. Sin embargo, Scott confía en poder estar a punto para iniciar el rodaje de la cuarta entrega de American Pie, que está previsto que de comienzo el 24 de mayo.

De esta manera, Sean William Scott sucumbe así a la particular “maldición” que ya han padecido (y siguen padeciendo) algunos de los actores protagonistas de la saga. Otro que también pasó por un proceso de desintoxicación por su adicción al alcohol fue Chris Klein ("Oz" en la película). El actor de Illinois fue detenido por segunda vez en 2010 por conducir ebrio en Los Ángeles, con un nivel que triplicaba la tasa de alcohol en sangre permitida. Da la casualidad que en plena vorágine de éxito por el taquillazo de American Pie, Klein inició una relación con una adolescente Katie Holmes. Llegaron incluso a comprometerse pero en 2005 rompieron su relación. Un año más tarde, Katie daba a luz a Suri, la primera hija biológica del Tom Cruise y, poco después, se casaba con el actor de Misión Imposible.

También el alcohol es uno de los grandes enemigos de la actriz Tara Reid ("Vicky" en American Pie). Desde que trabara amistad con Paris Hilton, la actriz es más conocida por sus sonadas borracheras y descuidos exhibicionistas que por sus trabajos cinematográficos. Uno de sus momentos más bochornosos se produjo en la fiesta de cumpleaños del rapero Puff Diddy, cuando el vestido de la actriz le jugó una mala pasada y dejó al descubierto un pecho con visibles cicatrices, fruto de su reciente operación de aumento de senos. La de New Jersey es aficionada a la cirugía plástica, que también le ha dado más de un quebradero de cabeza ya que alguna de las operaciones a las que se ha sometido no ha salido del todo bien. La actriz vive tan obsesionada con su cuerpo que es muy frecuente verla subir y bajar peso bruscamente en poco tiempo.

Otros que han tenido más suerte pero cuyas carreras no han acabado de despegar como se esperaba han sido el inolvidable "Jim" (Jason Biggs) o la "american beauty" Mena Suvari. Biggs rozó la gloria cuando fue escogido por Woody Allen para protagonizar la comedia romántica Anything Else, junto a Christina Ricci. Sin embargo, la película tuvo unas críticas muy pobres y el trabajo de Biggs pasó sin pena ni gloria. La más afortunada, hasta el momento, es la pequeña Mena Suvari que encandiló con su papel de "lolita" en la aclamada American Beauty. A pesar de que no ha vuelto a realizar ningún trabajo destacado, su imagen desnuda y rodeada de pétalos mientras un absorto Kevin Spacey la mira embobado, forma parte ya de las escenas más famosas del cine de Hollywood.

La que parece haber triunfado aunque lejos de las cámaras ha sido Shannon Elizabeth. La actriz texana, que encarnaba a la explosiva "Nadia" en la película, ha encontrado en el póquer profesional su “segunda carrera”. Gran aficionada a este juego de cartas, la actriz es considerada "una de los principales jugadores de póquer de celebridades". De hecho, acude a Las Vegas hasta tres veces cada mes para participar en timbas con los mejores jugadores de Estados Unidos. A pesar del escándalo en el que se vio envuelta cuando se la acusó de organizar partidas de póquer en su mansión de Los Ángeles y aprovecharse de sus invitados para engordar su propio bolsillo, Shannon acaba de ser fichada por a sala Carbon Poker para que sea su nueva imagen. Además de vestir con logotipos de la sala en sus torneos en vivo, Shannon jugará torneos online y puede ser que haya promociones que consistan incluso en salir de fiesta con ella.

Desde luego, reunir de nuevo, doce años después, al elenco de American Pie para rodar la cuarta entrega de la saga, promete.

Fuente La Vanguardia
Opiniones (2)
18 de agosto de 2018 | 13:16
3
ERROR
18 de agosto de 2018 | 13:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es verdad, van por la 7, pero las demas no son con los actores originales; es como Rapido y furioso, hay muchas, pero las oficiales son solo 3
    2
  2. a punto para iniciar el rodaje de la cuarta entrega de American Pie..... medio vieja la noticia, ya van por la 7 creo...
    1