El teorema fundamental del Póker

Aunque para muchas personas no pase de ser un momento de buena suerte, la realidad y las experiencias de los profesionales del póker dan cuenta que el juego va más allá en muchos aspectos. La forma de enfrentar al juego es fundamental y la capacidad que tengamos para leer lo que hace, piensa y juega nuestro adversario, es muy importante al momento de ganar.

Uno de los profesionales más reconocidos en la historia profesional del póker, David Sklansky, escribió un libro que puede dar muchas buenas guías para quienes quieren ir más allá en este juego y deporte mental.

David Sklansky.
Sklansky define en uno de los capítulos de su libro “Ganar al Póker” -cuyo título original en inglés es “The Theory of Póker”- lo que denomina el Teorema Fundamental del Póker, el cual en primera instancia puede parecer muy básico, pero que al momento de ponerlo en práctica es un verdadero desafío.

El jugador que triunfo en la serie mundial de Las Vegas, dice que “Cada vez que vos jugués distinto a como hubieras jugado si pudieses ver las cartas de tu adversario, ganan ellos, pero cada vez que vos jugás igual que habrías jugado si pudieses ver las cartas de tu adversario, pierden ellos”.

Este teorema se aplica en forma inversa también y tiene que ver con realizar la jugada correcta para cada mano de póker que enfrentemos. El atractivo y la dificultad del póker radica en que, a diferencia de otros juegos como el ajedrez, el panorama del jugador ssiempre es incompleto y nunca ve todas las piezas sobre la mesa, ya que siempre existe una incógnita.

Por eso, y como dice el teorema, ganará el que de mejor manera pueda pueda “leer” el juego y complete estas lagunas que deja el juego, las cartas y también el adversario, sin descuidar lo que uno hace, ya que nuestro contrincante busca el mismo objetivo que vos tenés.

Sklansky presenta algunos ejemplos que tomaré para explicar mejor el teorema aplicado a una mano de póker.

Supongamos que estamos en una mesa de Hold’em sin límite y vos tenés:


Tu adversaio tiene:


En el flop tenemos:


Pasás, tu adversario sube y vos pagás para ver. Vamos por el turn.

Sale un as de diamantes como cuarta carta, o turn, y vos subís tu apuesta, para fingir que lograste un par de ases.

Según el teorema, en este momento hay que tratar de leer el juego completo y hacer la “jugada correcta”. Lo correcto hubiese sido que el adversario lea tu juego y subiera tanto que arriesgar por una última carta sea inviable para vos ir en busca de la carta que te permita lograr el color o la escalera. Si tu contrincante se limita a pagar y ver la próxima carta -según el teorema- vos ya sos ganador, no porque conseguís una gran carta en el river, sino porque tu rival no hizo la jugada correcta, y por lo tanto él pierde y vos ganas.

Lo que viene después, aunque pareciera ser lo importante, no es tal, porque ya sos ganador al llegar a la quinta carta y porque tenés el control de la mano. Si tu rival no va ganás muchas fichas, pero si no ligaste nada, igualmente sos el ganador, porque entraste en busca de una buena mano con todo el control y con la ventaja para ver todo el panorama de la mesa.

Si lográs el control y aplicar el teorema, la mayoría de las veces que entrés en la mano ganarás y también te permitirá salir en el momento exacto para no arriesgar todo tu juego o tu torneo.

El caso del teorema se da mayormente en juegos mano a mano.

Espero haya sido un aporte para tu juego de esta semana y te haya servido para mejorar tu juego. Si te interesa algún tema particular del póker o querés contarnos tus experiencias con le juego, podés escribirme al correo electrónico egajardo@mdzol.com y ser parte también de esta columna.

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 00:02
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 00:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"