Ordenaron la captura internacional del venezolano de la valija

Lo dispuso la jueza María Marta Novatti, quien también rechazó un pedido de exención de prisión. Así, se puso en marcha la búsqueda del empresario acusado por el delito de "contrabando" tras intentar entrar al país un maletín repleto de dinero.

La jueza en lo Penal Económico María Marta Novatti ordenó este jueves la captura internacional del ciudadano venezolano Guido Antonini Wilson, acusado de contrabando por intentar ingresar al país desde aeroparque casi 800 mil dólares no declarados ante la Aduana.

La magistrada rechazó un pedido de exención de prisión y dispuso la captura para poder indagarlo por el delito de contrabando, en coincidencia con el pedido de captura también planteado por la fiscal María Luz Rivas Diez, precisaron las fuentes judiciales a Télam.

Desde Caracas se informó además que el Ministerio Público venezolano recibió información enviada por la Procuraduría de la Argentina, en el marco de la investigación abierta también en Venezuela para dilucidar el caso.

La sala B de la Cámara de Apelaciones había resuelto ayer que la jueza Novatti deberá proseguir instruyendo el sumario luego de rechazar la inhibición que, por razones de "decoro y delicadeza", había presentado días atrás la magistrada.

Novatti había decidido apartarse del sumario debido a supuestos cuestionamientos del titular de la Aduana, Ricardo Echegaray, publicados por un matutino de distribución en esta capital.

Según el diario La Nación -invocado por la magistrada para justificar su inhibición- Etchegaray dijo que "la jueza era responsable de que no se hubiera detenido al empresario" y que el funcionario "planeaba denunciar a Novatti ante el Consejo de la Magistratura".

Con esos antecedentes y "a fin de llevar tranquilidad a las partes", Novatti decidió desprenderse del expediente pero su par, el juez en lo penal económico Diego Zysman de Quirós, quien estuvo transitoriamente a cargo del sumario, se opuso a esa decisión y dio intervención a la Sala B del tribunal de segunda instancia.

Los camaristas Marcos Grabivker, Roberto Hornos y Nicanor Pedro Miguel Repetto recordaron que si bien la inhibición "tiende a asegurar la imparcialidad del magistrado interviniente", los motivos "deben interpretarse de manera restrictiva para impedir la creación artificial de causales".

La Sala B advirtió que la inhibición no debe quedar al "entero arbitrio" de las partes o funcionarios intervinientes "para evitar un desplazamiento indebido de la competencia" y resguardar el derecho constitucional del "juez natural".

Para Grabivker, Hornos y Repetto el apartamiento de un magistrado "solo debe hacerse cuando el juez invoca argumentos serios y razonables por los cuales se demuestre está impedido de continuar interviniendo con la imparcialidad necesaria".

Los camaristas concluyeron, además, que la inhibición se basó exclusivamente en las supuestas expresiones relacionadas con el actuar de la magistrada efectuadas en un medio de comunicación por parte del titular de una de las áreas de un organismo con facultades prevencionales vinculados a los delitos de contrabando.
Opiniones (0)
23 de junio de 2018 | 18:54
1
ERROR
23 de junio de 2018 | 18:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"