Identifican nueve cuerpos pertenecientes a víctimas de los vuelos de la muerte

Los restos pertenecen a personas que estuvieron secuestradas en el centro clandestino de detención “Olimpo” y que tras su muerte fueron enterrados en los cementerios de localidades de la costa bonaerense. El reconocimiento fue posible gracias al trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense.

El Equipo Argentino de Antropología Forense identificó nueve cuerpos de secuestrados en el centro clandestino de detención "Olimpo", hallados en las costas bonaerenses, luego de haber sido trasladados en los conocidos como "vuelos de la muerte" durante la dictadura militar.

El anuncio fue formulado por el presidente del Equipo Argentino de Antropología Forense, Luis Fondebrider, junto al secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, en una conferencia de prensa que ofreció en el ex centro de exterminio.

La difusión de la información se realiza en coincidencia con el 29no. aniversario del comienzo de las actividades de "El Olimpo", que cumplió con la siniestra tarea alojar a miles de detenidos-desaparecidos.

Los cuerpos identificados pertenecen a Carlos Antonio Pacino, Jesús Pedro Peña, Isidoro Oscar Peña, Cristina Carreño Araya, Helios Serra Silvera. También fueron identificados por el equipo de antropólogos forenses Nora Fátima Haiuky, Oscar Néstor Forlenza, Santiago Bernardo Villanueva y María Cristina Pérez.

Según detalló Fondebrider, la tarea de identificación de cadáveres tomó impulso a fines de 2005, cuando la Cámara Federal de Apelaciones en lo Criminal y Correcional de Buenos Aires, ordenó la exhumación de quince cuerpos enterrados en los cementerios de General Lavalle, Villa Gesell y General Madariaga.

Del total, once cuerpos fueron enterrados en el cementerio de la localidad bonaerense de General Lavalle y según indicó, habían sido enviados allí por la policía de Santa Teresita el 18 de diciembre de 1978.

En el lugar también habían sido enterrados los cuerpos de Azucena Villaflor de Devincenti, Esther Ballestrino de Careaga y María Ponce de León, fundadoras de Madres de Plaza de Mayo, quienes fueron identificados por el EAAF en junio de 2005.

La tarea científica consistió en la extracción de muestras óseas de los cadáveres y de sangre de familiares, que fueron enviadas a la provincia de Córdoba para realizar los análisis genéticos correspondientes.

Según el informe del organismo de los estudios dactiloscópicos realizados pudo establecerse la relación entre las apariciones de los cuerpos entre el 16 y el 18 de diciembre y los traslados que se realizaron el 6 de es mes desde el Olimpo en los conocidos como "vuelos de la muerte".

Familiares presentes en la conferencia de prensa expresaron su sentir tras 29 años de intensa búsqueda de sus familiares queridos y destacaron "el nivel humano y la contención" de parte del Equipo Argentino de Antropología Forense.

"A muchos de nuestros mayores se les apagó la vida esperando noticias, peleando, luchando por la verdad y soñando con el juicio y castigo; pero también soñaron con que esta lucha sirviera para que nunca más vuelva a ocurrir", resaltó Ariel, hermano de Helios Serra Silvera. María Cristina Araya era una joven chilena que fue secuestrada por fuerzas de seguridad y detenida en Olimpo.

Su hermana Dora, presente en el predio, destacó la importancia de "seguir una lucha en común" entre todos los pueblos en defensa de los derechos humanos.

"La costa atlántica argentina se alió con la búsqueda de la verdad que los organismos de derechos humanos proclamaban y el proceso militar intentaba eludir sistemáticamente", sostuvo la esposa de Jesús Peña al agradecer el trabajo de la justicia y de los forenses.

"Esta es una tarea que pone luz a tanto sufrimiento y tantos interrogantes que hemos tenido durante casi 30 años", señaló Ernesto, ante la noticia de la identificación del cuerpo de su hermano Santiago Villanueva.

En el predio delimitado por las calles Ramón Falcón y Avenida Olivera se dieron cita familiares de las víctimas, representantes de organismos de derechos humanos y los integrantes de la Mesa de Trabajo y Consenso por la Recuperación de la Memoria que colaboraron con la tarea científica del equipo de antropólogos.

La lectura del poema de Pablo Neruda "Los enemigos" y una canción de Víctor Heredia en la voz de una cantante chilena fue el final de una conferencia de prensa en la que se mezclaban lágrimas y abrazos de los familiares.
Opiniones (0)
18 de julio de 2018 | 06:17
1
ERROR
18 de julio de 2018 | 06:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"