El bañero de Marley cuenta todo sobre su relación con Katy Price

Leandro Penna, el joven que saltó a la fama luego de mostrarse en un traje de baño en el programa conducido por Marley, decidió romper el silencio y esclarecer todos los rumores que la prensa británica publica a diario sobre su relación con Katy Price, la Luciana Salazar inglesa.

“Todo empieza el 23 de diciembre de 2010, cuando me fui de la Argentina a Miami para nutrirme de nuevas experiencias. Allí, Univisión me llevó a los Oscar y Chopard, a la fiesta de Elton John, en donde la conocí”, revela el joven del traje de baño a la revista Caras.

Pero, ¿qué fue lo que sucedió? O, en otros términos, ¿cómo se produjo el encare? “Yo no sabía ni quién era. La vi, me encantó y la fui a encarar. Yo me acerqué a ella, no ella a mí como todos dicen. Luego yo tenía que venir a Londres para unas reuniones que tenía y, claro, conocerla a ella hizo que acelere todo”, precisó.

En la actualidad, Penna se instaló en la casa que la mediática modelo posee en Londres. Allí, convive con su nueva novia, su suegra y los tres hijos que Price tiene de una pareja anterior.

“Su madre es un amor y sus hijos, ni hablar. Yo soy una persona que se fija mucho en el entorno familiar y eso, para mí, termina siendo importante. Ellos son todos geniales y no quieren que me vaya. Pero bueno, calma, recién nos estamos conociendo”, comentó.

Tras el reciente divorcio de Price, la prensa británica comenzó a especular con el hecho de que el argentino podría haber sido el factor detonante. O, en otras palabras, el tercero en discordia que llevó la relación al abismo.

“Ella estaba separada desde hacía tres meses y la verdad es que nunca pensó que conmigo iba a pasar algo tan fuerte. Ella es divina, pero sus ex, por diferentes intereses, siempre quieren hacerla quedar mal”, defiende el hombre al que se lo relacionó, hasta hace muy poco, con Susana Giménez.

Penna está lejos de repetir la historia de Zaira Nara quien, tras recibir una mejor oferta, abandonó el ciclo que conducía junto a Julián Weich y que, claro, la convirtió en una persona sin tener que ser calificada como “la hermana de”.

“Katie quiere que me quede y acá conocí a muchas personas que quieren que me quede trabajando en el exterior. Pero los últimos días de abril arranco un programa con Julián y estoy muy agradecido por la posibilidad que me da de seguir junto a él. Yo seguiré apostando por mi país”, confirmó.

La distancia, en tanto, es un tema que “complica” a la flamante pareja. Y, en un acto por explicar cómo percibe el concepto de relaciones a kilómetros de distancia, el bañero deja en evidencia que lo suyo es, indudablemente, el modelaje.

“El amor no tiene fronteras ni conoce límites geográficos –nota al margen: la frontera es un límite que puede ser geográfico o político, pero, al caso, es una redundancia-. Cuando uno cree en el amor, la otra persona siempre está cerca”, precisó.

El futuro de la pareja tiene algo que ver con Argentina. “Quiero llevarla a Córdoba –provincia natal del modelo-. Quiero que tome Fernet con coca, que baile cuarteto y se divierta conmigo. Le voy a presentar a mi familia y eso no lo hice muchas veces en mi vida. Quiero que conozca mi raíces, mi mundo”, concluyó.

Fuente: Minutouno.com
Opiniones (1)
18 de agosto de 2018 | 13:27
2
ERROR
18 de agosto de 2018 | 13:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. "Quiero que tome Fernet con coca, que baile cuarteto y se divierta conmigo" ... eso es de mostro! fenómeno... además se come esa cosita... de nuevo, mostro!
    1