Tony Levin: "Espero haber aprendido algo de todos con los que toqué"

Es uno de los músicos más completos del mundo. Toca con Peter Gabriel y fue parte de King Crimson. Grabó con Lennon, Pink Floyd, Yes, Lou Reed, James Taylor, Brian Ferry y David Bowie, entre otros. El martes se presentará en el teatro Plaza de Godoy Cruz. Y antes, habló con MDZ.

Hay cosas que empiezan a sorprender en Mendoza. Una de ellas es la llegada de artistas de nivel han internacional.

Es cierto que ya han venido algunos muy reconocidos, incluso hemos tenido un festival que muchos envidiaron como lo fue el Amnesty, cuando en el Malvinas Argentinas se mostraron Bruce Springteen, Sting y Peter Gabriel, nada menos.

Pero, en los últimos tiempos, Mendoza se ha empezado a posicionar como una escala obligada para muchos artistas de trascendencia mundial.

Este próximo martes, llegará a las tablas del teatro Plaza de Godoy Cruz Tony Levin, una estrella en el firmamento de la música mundial.

Pero, ¿quién es este hombre?

Es uno de los instrumentistas que ha trascendido las fronteras de su instrumento natural, el bajo eléctrico, y también un colaborador indispensable para cualquiera de los grandes artistas del rock y el pop de todos los tiempos…

Basta con nombrar algunas de las personas que tuvieron a este genio a su lado, tanto en grabaciones como en el escenario: Peter Gabriel, King Crimson, John Lennon, Lou Reed, Laurie Anderson, Alice Cooper, Paul Simon, Al Di Meola, Bryan Ferry, Peter Frampton, Pink Floyd, James Taylor, Robbie Robertson, Ringo Starr, Yes, Andy Summers, David Bowie…  y algunos más.

Aquellos que están empapados de noticias sonoras, conocerán a Levin particularmente por su presencia como miembro estable de la banda de Peter Gabriel o por ser uno más  dentro de una de las bandas fundamentales del rock mundial: King Crimson.

Pero Levin tiene otra virtud: es uno de los mayores exponentes del stick, un instrumento de cuerdas de una gran musicalidad y riqueza armónica, que por su modo de ejecución se emparenta con un teclado pero que es una mezcla de bajo y guitarra.

Este genio de la música mundial estará el martes en Mendoza en una nueva fecha de su “Stick Men Tour” y lo hará acompañado por el joven multiinstrumentista neoyorquino Michael Bernier y con un viejo conocido de King Crimson: el baterista Pat Mastelotto.


Este Tony Levin –que tiene grabados como solista los discos World diary (1996), Waters of Eden (2000), Pieces of the sun (2001) y Double Espresso (2002), entre otros- habló con MDZ y a continuación está la charla completa, con uno de los grandes músicos que tiene este mundo.

-Usted trabajó con John Lennon, Robert Fripp, Pink Floyd, Paul Simon, James Taylor, Carly Simon y muchos otros, ¿se siente un elegido?
 -Jaja... Siento que tengo mucha suerte de haber podido hacer música con los grandes artistas. Muchas veces fue por suerte, porque se dio todo para que me llamaran para tocar el bajo en sus grabaciones. Por eso, espero haber aprendido algunas cosas de todos esos artistas, y también de los grandes instrumentistas con que he estado a través de los años. En cualquier caso, siempre me divertí haciendo música con todos ellos.

- ¿Cómo es su relación con Peter Gabriel? Lo pregunto porque usted trabaja con él desde hace muchos años y la reputación de su presencia en la banda.
-Es una larga relación que hemos tenido... ¡Desde su primer disco en solitario en 1976! Hemos grabado mucho juntos y hemos girado muchas veces por el mundo. Creo que Peter es una gran persona además de ser un gran escritor y cantante e intérprete -por lo que se ha divertido en muchos aspectos-. Probablemente, si tuviera que elegir mis experiencias musicales favoritas a través de los años sería tocar en conciertos y giras con Peter.

-En cuanto a la lista de músicos y bandas que ha tocado, ¿hay alguien con quien le gustaría repetir la experiencia?
-Yo estoy siempre con la esperanza de volver a tocar con los músicos y bandas que me he divertido. Estoy siempre con la esperanza de nuevas experiencias musicales a venir. Eso suena codicioso, pero en realidad es sólo una esperanza. No puedo controlar mucho los tiempos, porque siempre están las posibilidades de tener que hacer discos y giras, a menos que sea mi propia banda (cosa que no tengo). Espero que tanto Peter Gabriel y King Crimson giren otra vez. Para cuando sea, ¡estoy listo!

- ¿Cómo se siente al trabajar con personas de tanto talento? ¿Existe el ego en ellos?
- Problemas por el ego lo hay en todas las situaciones, pero siempre son menores. Apenas puedo recordar un solo ejemplo, en todas las grabaciones que he hecho.

- ¿Cómo llegó al stick?
-En la década de 1970, cuando el instrumento se hizo público (por Emmett Chapman, su inventor) pensé que se adaptaría a la clase de música progresiva que estaba haciendo. Así que me uní de inmediato a la tendencia. Durante años he tocado sólo la parte "baja" del stick (la mitad de las cuerdas) porque había guitarristas en las bandas, y nadie necesitaba más notas de la guitarra venían de mí. Pero en King Crimson, especialmente en el álbum 'Discipline", empecé a jugar. Allí hubo algo de espacio para jugar un poco en el lado de la guitarra. Ahora, por supuesto, toco ambos lados por igual, y en “Stick Men Tour”, el instrumento es la principal herramienta para hacer música, y el carácter inusual viene a través de ella.

- ¿Se siente bajista o stickista?
-Me siento igual de ambos,  pero con “Stick Men Tour” -que hacemos desde el año pasado- he sido mucho más un stickista.

- ¿Cómo es el show que veremos en Mendoza?
-Vamos a tocar algo de música nueva y propia (estamos terminando el nuevo CD ahora) y algo que hemos escrito en los últimos años. También vamos a incorporar más música de King Crimson. Estamos disfrutando tocar algunas de las piezas de Crimson, que son  más difíciles que el resto, y el reto de tocar con sólo tres músicos. También vamos a hacer nuestra versión de “Firebird” de Stravinsky, que ha sido muy popular en las presentaciones.

- ¿Sabe algo de Mendoza?
- Muy poco. Sólo se que tienen buenos vinos y una montaña espectacular. Generalmente cuando voy a un lugar, conozco su hotel y su teatro. Ojalá tenga tiempo para caminar.

- ¿Conoce algo de la música argentina? ¿Ha oído algo?
-Me gustaría saber más. Escucho tango cuando tengo la oportunidad y, como a todos, me gusta mucho. Pero tengo que decirte que he trabajado (en grabaciones) con dos artistas argentinos, Fernando Samalea y Fernando Kabusaki, ambos excelentes.

- ¿Qué es la música para usted?
Es mi vida. He sido muy afortunado de pasar todo mi tiempo haciendo y compartiendo música. Lo mejor de todo es en el escenario, donde a veces algo mágico sucede, tanto para el público y para los músicos.


Ficha personal
Fecha de Nacimiento: 6 de junio de 1946
Lugar: Boston, Estados Unidos
Instrumentos: Bajo, Stick, Sintetizador, Tuba.
Grupos: Peter Gabriel, King Crimson, Liquid Tension Experiment, Bruford Levin Upper Extremities, Bozzio Levin Stevens...
Hitos: Músico de sesión que lleva detrás de sí cientos de álbumes en los que ha intervenido. Inventor de la técnica de interpretación al bajo de los funky-fingers.
Página Web Oficial: www.tonylevin.com

Biografía
Conocido mundialmente a nivel popular por su trabajo junto al artista Peter Gabriel y el grupo King Crimson, Tony Levin es mucho más que eso. Se trata del mejor bajista de la historia de la música moderna sin discusión. En sus más de 50 años se recogen miles de trabajos discográficos como colaborador que no cabrían ni resumidos en cinco páginas como ésta.

A los diez años ya comenzó a estudiar lecciones de todo tipo de instrumentos de cuerda de tonalidad grave o baja, así como a tocar la tuba. Pronto tenía una banda musical estudiantil liderada por él y era miembro de una orquesta local que llegó a interpretar piezas para el entonces presidente Kennedy en la Casa Blanca.

Tras recibir formación en la Escuela de Música de Eastman, Levin entró a formar parte de la Filarmónica de Rochester, y pronto dejó el panorama clásico para penetrar en el del género rock y del jazz, trasladándose a Nueva York en 1970 (con 24 años). Allí entró en la banda Aha!, el grupo de Don Preston. Pero su camino no era el de permanecer en una sola banda de rock. Su carrera derivó al trabajo del músico de sesión, colaborando con Lou Reed, Kate and Anna McGarrigle o Paul Simon entre otros. Pero el renombre llegó con la presencia en el proyecto en solitario de Peter Gabriel, cuyo debut fue en 1977, y uniéndose a él en sus giras mundiales.

Durante este tiempo perfiló su técnica hasta la perfección con el Chapman Stick, una especie de bajo que consta tan solo de un mástil con doce trastes que no se toca punteando las cuerdas sino con la técnica del tapping, es decir, golpeándolas. Este instrumento permitía tocar notas con ambas manos al no tener que punzar cuerdas con una y marcar las notas con la otra. El resultado era la existencias de arreglos múltiples y polifónicos que Levin llevó a la perfección, convirtiéndose en la imagen promocional del instrumento y de su fabricante.

En 1978 Levin se estableció en Woodstock, Nueva York, tocando para el fugaz proyecto L'Image. Un año después contacta con Robert Fripp, a quien había conocido en las giras y en las grabaciones de los primeros trabajos de Peter Gabriel. Fripp sentía admiración por el bajista y le invitó a formar parte de su proyecto en solitario. De ahí surgió el álbum Exposure y su relación les condujo a trabajar juntos en la segunda época de King Crimson en 1981, que aunque se desquebrajó en 1984, luego regresó diez años después.

Mientras grababa con Gabriel el disco So en 1986, Levin desarrolló su propia creación y por tanto su contribución a la historia de la música: se trata de la técnica Funky Fingers, que se basaba en el golpeo de las cuerdas del bajo con unas palillas colocadas en los dedos, las cuales eran vendidas por su propio sello, Papa Bear Records, tras ser patentadas.

Tras la ruptura de King Crimson en 1984, Levin intervino en el disco debut de Robbie Robertson (homónimo, y de 1987), trabajó con Laurie Anderson en el 89 y apareció en el disco Union (1991) de los míticos Yes. En 1994 regresó oficialmente a la renacida King Crimson y no fue hasta 1996 que Levin se aventuró a dar rienda suelta a sus propias composiciones y se lanzó a una carrera en solitario, la cual, se ha limitado a la edición de discos sin dejar de colaborar con otras formaciones. Su excelente disco de debut fue World Diary, un trabajo respaladado por el sello Discipline de Fripp. El álbum From the Caves of the Iron Mountain, en el que le ayudaron el flautista Steve Gorn y el batería Jerry Marotta, apareció un año después. Y en 1998 formó junto a su ex compañero de King Crimson, el mítico batería Bill Bruford, la banda de jazz-rock Bruford Levin Upper Extremities (B.L.U.E.), también con la presencia del guitarrista David Torn y el trompetista Chris Botti.

Su compromiso con King Crimson terminó oficialmente y no intervino en su álbum de 2000, aunque sigue en contacto con Fripp para sus proyectos ProjecKts y para otras formaciones nacidas bajo la égida del sello frippiano tales como The California Guitar Trio. También en el 2000 apareció un disco en solitario bajo el también sello de Levin, Narada, cuyo nombre responde a Waters of Eden.

Últimamente se ha vinculado al sello progresivo Magna Carta colaborando con el grupo Liquid Tension Experiment (junto a integrantes de Dream Theater), con la evidente diferencia de edades, y formando el trío Bozzio Levin Stevens. Ha trabajado para Asia también en 2001 en su disco Aura. Con ello certifica que su discografía es incalculable, pese a que sólo tiene dos discos bajo su nombre, lo que es un curioso hecho.

En 2005 anunció su regreso a King Crimson y en 2006 volvió a sacar nuevo disco: Resonator (Narada, 2006), con la Tony Levin Band, algo distinto a lo que nos tenía acostumbrados en su carrera en solita

Opiniones (1)
22 de junio de 2018 | 03:39
2
ERROR
22 de junio de 2018 | 03:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Se que su musica no es tan popular ni facil, como la de Yes, pero espero que mucha gente se acerque al teatro para apoyar artistas como este y sobre todo al esfuerzo de empresarios locales jugados x espectaculos de gran nivel.
    1