“Mis excesos fueron relacionados con las mujeres”

En su mejor momento, Mariano Martínez protagoniza "Los Unicos", el programa con mayor rating de la tele, y habla de su infancia, cuando estuvo a punto de morir, de sus deseos de casarse, hacer una gran fiesta y tener otro hijo.

"Hoy podría estar muerto”, arranca livianito Mariano Martínez (32) la charla con GENTE en el bar de Pol-ka, mientras, no para de recibir besos y saludos de sus compañeros de Los Unicos -el programa con mayor rating de la tele-, que desfilan en busca del ansiado almuerzo.

Primero viene el apretón de manos de Nicolás Vázquez. Después el abrazo con Griselda Siciliani, que le ordena: “Hablá bien de mí, si no...”. Y antes de continuar con tamaña declaración que provocó el arranque de la nota, ordena al mozo una pechuga deshuesada a la plancha y un plato de tallarines con unas gotitas de aceite de oliva.

Se nota que se está cuidando el muchacho. Su personaje de Diego Rouvier, sex-symbol, joven, millonario, metrosexual, excéntrico, súper inteligente, sin compromisos, con impresionante capacidad deductiva, altísimo coeficiente intelectual y gran capacidad de liderazgo.

El actor aclara que en la actualidad está practicando boxeo, el deporte que más lo entusiasma, aunque reconoce que tiene debilidad por “los fierros” -las pesas-, y deja bien en claro que no quiere tener el físico de un patovica. También hace yoga ashtanga para “disfrutar el presente” y estar en paz consigo mismo.

En las cuestiones referidas al amor, está en pareja desde hace tres años con la exquisita modelo Juliana Giambroni, y con un bombón de hija, llamada Olivia, que tiene unos rulos rubios y unos ojos celestes increíbles, según la foto actualizada que Mariano le exhibe a este cronista. Sí, aquel pasado tumultuoso en mujeres parece haber quedado atrás.

Si querés leer más de esta nota que aparece esta semana en Revista Gente, hacé click acá.

Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 14:23
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 14:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"