A seis años de la muerte de Pappo, lo recordarán en Mendoza

La banda Figuración realizará hoy un recital en el que se llevará a cabo un tributo al guitarrista, justo cuando se recuerdan seis años de su desaparición, debido a un accidente.

Figuración es una banda mendocina que ha decidido rendirle un homenaje a Norberto “Pappo” Napolitano, justo cuando hoy se recuerdan seis años de su trágica muerte.

El tributo se realizará en La Nave de los Locos (San Juan 1227) a las 21 y la entrada será libre y gratuita.


Norberto "Pappo" Napolitano, el más grande guitarrista de blues de estas tierras, murió en la madrugada del  viernes 25 de febrero de 2005, al ser atropellado por un automóvil cuando circulaba en una moto por la ruta 5, kilómetro 71, en la localidad bonaerense de Luján.

Pappo, su hijo y su nuera viajaban en dos motos cuando al llegar al paraje Estancia La Blanqueda, los dos vehículos se habrían rozado y a consecuencia de ello la moto del rockero, tras perder el equilibrio, cayó al pavimento. Pappo resultó arrollado por otro rodado, un Renault Clío de color dorado.

Pappo murió instantáneamente a consecuencia de las graves heridas recibidas. En cambio, su hijo y su nuera resultaron ilesos.

Nacido en el barrio de La Paternal el 10 de marzo de 1950, Pappo redondeó una trayectoria artística de más de 35 años que, aún con altibajos, alcanzó picos de notable trascendencia, como cuando tocó con su maestro B.B.King (el "rey" del blues) en el mismísimo Madison Square Garden.

Aquel concierto fue una prueba del reconocimiento que tenía el genial guitarrista nacido en Mississippi por la calidad artística del músico argentino, a quien sus íntimos llamaban Carpo. Autodidacta, Pappo también supo compartir escenarios y estudios de grabación con otras luminarias, como el guitarrista inglés Peter Green y el bajista Lemmy, líder del grupo Motorhead.

En el orden local, sólo por citar algunos de los grupos en los que Pappo dejó su sello, en los 60 y los 70, fueron Los Gatos (sus desencuentros con Litto Nebbia lo hicieron buscar otros horizontes), Los Abuelos de la Nada, La Pesada del Rock & Roll, Conexión N° 5 y Manal, entre otros. Pero fueron, sin duda, Pappo''s Blues y Riff las bandas con las que Pappo logró sus mayores éxitos discográficos.

Hay que decirlo: no todas fueron rosas en la carrera de Napolitano. Al promediar los 70, en pleno apogeo del rock sinfónico, y después de ser abucheado en un concierto en el predio de la Sociedad Rural, Pappo armó las valijas y se fue a Inglaterra.

Se radicó en Londres, donde para mantenerse hizo todo tipo de changas. La experiencia inglesa al fin no duraría mucho: fue expulsado por problemas de visa. De allí, se marchó un tiempo a Estados Unidos (país al que volvería un sinfín de veces), para volver a radicarse en la Argentina cuando despuntaban los ochenta.

Por mencionar sólo algunos de sus mayores hits —siempre en una línea de rock duro, pirotécnico y directo— fueron por "El Tren de la Hora 16", "Hombre Suburbano", "Susy Cadillac" y "Desconfío". Pappo se hizo definitivamente masivo en la Argentina cuando impuso en el programa de Tato Bores el rock —de autoría de Alejandro Borestein, el hijo de Tato— "Mi Vieja", en el que conminaba, con su voz cavernícola, pero no desafinada, a que "nadie se atreva a tocar a mi vieja... ".

Hasta su muerte, Pappo seguía vigente y se había adaptado sin problemas a la convivencia con las nuevas generaciones de rockeros (especialmente con Divididos y La Renga), excepto con Charly García, con quien más de una vez se sacó chispas. Su último disco, "Buscando un amor", con una producción muy bien cuidada de Jorge "Corcho" Rodríguez fue un éxito de ventas. Hace diez años apostó fuerte a la vida sana: dejó el alcohol y el cigarrillo, al que llegó a detestar.

Hincha de San Lorenzo y fóbico al matrimonio (vivió con sus padres y hermana en la La Paternal hasta bien grande), el rockero que esta madrugada se convirtió en leyenda, además de su afición por las guitarras Gibson, sentía gran atracción por la velocidad. Tanta que tenía un taller donde se preparaban coches de carrera. Pero su gran debilidad era su moto Harley Davidson, la misma con la que encontró su final en una ruta bonaerense.

Opiniones (1)
15 de agosto de 2018 | 08:50
2
ERROR
15 de agosto de 2018 | 08:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Y hay gente que todavía paga para ver a Ricky Martin ... Un Grande por donde se lo recuerde !
    1