El Agua de diseño: ese nuevo objeto de lujo

Ciertas distopías anuncian la escasez del agua y la pelea del hombre por conseguirla. MDZ te muestra cómo algunas empresas, que ya cotizan en la bolsa, comercializan nuestro líquido y vital elemento.

Ya se habrán dado cuenta de que las empresas productoras de bebidas gaseosas han enfocado sus productos en la búsqueda de un líquido que refresque, alimente, cuide nuestra silueta y por supuesto, tenga un agradable sabor.

Atrás quedaron grandes fracasos como Nativa ¿A qué ingenioso creativo se le ocurrió embotellar mate cocido para venderlo frío y con gas? Hoy el panorama de las bebidas embotelladas ha sufrido drásticos cambios. Bebidas elaboradas con minerales y vitaminas esenciales para nuestro organismo, pensadas para aportar la energía justa sin aumentos significativos en nuestra tabla calórica.

Dentro de esta categoría se pueden encontrar el agua de diseño, un agua pensada para amantes del buen vivir y con una economía doméstica acorde a sus gustos. Sin demasiados eufemismos, lo que están a punto de leer no es recomendable para acompañar las milanesas con puré de la abuela.
 
Water Bank of America es una empresa que se dedica a comercializar agua mineral de diseño y todos aquellos derivados del líquido elemento que puedan ser lo suficientemente excéntricos como para ingresar a un mercado ávido de novedades. En su sitio Web se refieren al agua como un recurso no renovable, explicando que su misión es la acumulación y preservación del agua potable en estado perfecto para su consumo. ¿Extraño, no?

Algunos de los productos que podemos comprarle a esta compañía son los Ice Rocks, unos cubitos de agua mineral perfectamente sellados que se venden descongelados. En total son 750 mililitros de agua en 48 cubitos que nos cuestan la simpática cifra de 4 dólares. Hay otros productos como cubos de hielo pensados específicamente para la industria del alcohol y sus destilados, hielo para niños y agua destinada a la industria de la salud. Ya son muchas las empresas que se dedican a embotellar agua y venderla como un objeto de lujo.

La más cara del mundo es la Bling, cuyos precios oscilan entre los 20 y los 480 dólares. En España, por ejemplo, la moda del agua de diseño se llama Voss, unas bellas botellas muy bien diseñadas que vienen desde el frío hielo del sur de Noruega.

Si en cambio están pensando en algo aún más sofisticado, deberían probar la Tasmanian Rain, elaborada a base de agua de lluvia recogida en la isla australiana del mismo nombre, con nubes que viajan desde el Antártico. 

En Argentina existe Seductive, una marca de agua premium que comercializa la empresa La Posta del Águila. Esta agua se extrae a 130 metros de profundidad en la provincia de Córdoba y se embotella en finos envases de vidrio.

El devenir de un futuro incierto, en donde el agua podría ser más valiosa que cualquier otro bien material que podamos poseer, quizá ya no sea una tan lejana posibilidad.

Fuente: Pixel y Dixel

 

Opiniones (0)
24 de abril de 2018 | 08:22
1
ERROR
24 de abril de 2018 | 08:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec