Una multitud engalanó la segunda noche de Tonada

Como pocas veces sucede, anoche hubo que cerrar las puertas de acceso al predio tunuyanino porque unas 35 mil personas abarrotaron el lugar. Excelente noche de folclore, donde El Chaqueño Palavecino fue la gran figura.

De temprano se veía venir. Ya por la tarde mucha gente iba rumbo al anfiteatro municipal, con sus bolsos y abrigos, dispuestos a pasar una noche bien festivalera. Los que saben, dijeron: “Esta noche se llena”. Y como viejos baqueanos, no fallaron con el cálculo. A la 1 de la mañana fue necesario cerrar las puertas de acceso y no se vendieron más entradas porque el predio “reventaba”. Así, la segunda noche del Festival Nacional de la Tonada fue un verdadero éxito.

Tiky Gómez fue el primero en saborear las mieles del éxito con una muy buena presentación. José Molina, el viñatero cantor, Los Sonidos del Quetec y Los Alvarez tuvieron su momento. Y allí apareció el primer gran momento de la noche festivalero: Ini Ceverino montó una farrita cuyana sobre el escenario y como gran sorpresa apareció Orozco-Barrientos, con toda su calidad, marcando una notable diferencia con el resto. Obviamente, la gente entendió la entrega y el profesionalismo y apareció la primera gran ovación de la noche.


El dúo Quinteros-García le dio el pie a Los Chimeno quienes también mostraron su talento. El buen momento fue aprovechado por Los Hermanos Cisterna y Pocho Sosa que, como buen conocedor del paño, regó de canciones bien cuyanas la noche.

Después le tocó el turno a una de las gratas sorpresas de la noche: la delegación de Catamarca, que con Nadia Larcher, Americanta y un cuerpo de bailarines de malambo pusieron al público de pie, gracias a su delicadeza, talento y alegría norteña. Una apuesta de la organización que fue bien aceptada y terminó siendo una de las más ovacionadas de la noche.

Ya cerca de las dos de la mañana, Juanón Lucero hizo un anticipo de lo que se venía, y es porque el puntano tiene un particular estilo de interpretación y mantuvo en vilo a la audiencia.

Grupo Esencia y Los Navarro disfrutaron de lo lindo porque tocaron ante una multitud que estaba en su punto máximo y disfrutó del canto cuyano. La verdad es que escuchar cuecas, gatos y tonadas a esa hora y con ese marco fue estremecedor.


Y después si, con la multitud de pie, agitando sus pañuelos y ponchos, El Chaqueño Palavecino empezó su show tan esperado. Fueron algo más de dos horas de folclore en la voz de uno de los más grandes exponentes que tiene el canto nacional en estos últimos años. El público fue a la Tonada a eso, a vivir una buena noche y escuchar al Chaqueño y lo disfrutó al máximo.

Es necesario recordar que hay más que un escenario central en Tunuyán. Hay una Carpa de la Cultura muy entretenida y una Peña altamente recomendable donde uno se puede encontrar con las jóvenes promesas de nuestro canto popular.

Este domingo también promete porque estará El Negro Ferreyra y Abel Pintos entre otros, promesa de buena música. Será la última noche de Tonada y hay tiempo para disfrutarla.

Opiniones (0)
24 de junio de 2018 | 09:07
1
ERROR
24 de junio de 2018 | 09:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"