Oposición suspende marcha en Venezuela para evitar confrontación

Los partidos opositores que convocaron a una manifestación contra el caso del decomiso de 800.000 dólares a un empresario venezolano en Buenos Aires suspendieron la marcha que llegaría al edificio de la petrolera estatal PDVSA para evitar la confrontación con los seguidores del oficialísmo.

Los partidos opositores que convocaron a una manifestación contra el caso del decomiso de 800.000 dólares a un empresario venezolano en Buenos Aires suspendieron la marcha que llegaría al edificio de la petrolera estatal PDVSA para evitar la confrontación con los seguidores del oficialísmo.

Los dirigentes del partido social cristiano COPEI, del grupo radical Comando Nacional de la Resistencia (CNR) y del movimiento político Gente del Petróleo, respaldados por otros opositores del gobierno, se concentraron en la Plaza Brión de la localidad de Chacaíto, al este de la capital venezolana.

La oposición rechazó que el gobierno no haya aclarado por qué al venezolano Guido Antonini Wilson le fue decomisada la suma de dinero en Argentina y, en cambio, consideró que el presidente venezolano, Hugo Chávez, intenta desviar la atención presentando ante la Asamblea Nacional (Congreso) un proyecto de reforma constitucional.

"El presidente pretende distraernos con la presentación del proyecto de reforma constitucional en el día de hoy. No pudieron (funcionarios de gobierno) con el caso de los 800.000 dólares, no pudieron dar explicaciones. No pudieron explicarle a los venezolanos y al mundo por qué había un venezolano con esa inmensa cantidad de dinero", señaló el vocero de COPEI, Luis Ignacio Plana.

El representante del partido social cristiano resaltó que el gobierno tampoco ha explicado por qué varios funcionarios de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) acompañaron en avión a Antonini.

"Y como no pudieron explicarlo entonces ahora se inventan presentar hoy el proyecto de reforma constitucional para tratar de desviar la atención de los venezolanos y el mundo sobre los casos de corrupción y sobre los grandes problemas del país", precisó Plana.

Por su parte, seguidores del gobierno, encabezados por el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, se reunieron frente al edificio de PDVSA, al oeste de Caracas, donde la oposición tenía planeado culminar su marcha.

Ramírez, también presidente de PDVSA, rechazó los cuestionamientos de la oposición sobre presuntos casos de corrupción dentro de la empresa petrolera del Estado venezolano.

"Hoy pretenden enlodarnos en nuestra moral, en nuestra ética, en nuestra conducta. Estamos dando la cara y esta cara se multiplica en miles y miles de trabajadores de la industria petrolera", destacó el funcionario.

En cambio, Ramírez instó a "profundizar la revolución" y respaldar el proyecto de reforma constitucional que presentará hoy Chávez ante la Asamblea Nacional, mediante el cual busca instaurar el socialismo y la reelección presidencial ilimitada en Venezuela.

"Una muestra de esa profundización la vamos a tener esta tarde con Chávez en la Asamblea Nacional, donde vamos a una discusión profunda de la reforma de nuestra Constitución para profundizar nuestros cambios políticos, sociales y económicos, y preparar las condiciones para la construcción definitiva del socialismo en nuestro país", resaltó el funcionario.

La concentración de la oposición en Caracas se da después de que el ministro de Interior y Justicia, Pedro Carreño, asegurara que el gobierno venezolano no tiene por qué asumir responsabilidades en el escándalo por el decomiso de 800.000 dólares al empresario Antonini Wilson.

El portavoz del gobierno y ministro de Información, William Lara, anunció el martes que Chávez presentará en la noche de hoy el proyecto de reforma constitucional, que debe ser debatido en el Congreso y luego sometido a una consulta popular, posiblemente a fines de este año.

Los diputados de la Asamblea Nacional, donde todos son partidarios del mandatario, deben debatir el proyecto en tres discusiones, al final de las cuales el Consejo Nacional Electoral (CNE) convocará a un referéndum para su aprobación o rechazo en un plazo de tres meses.

Aunque el proyecto se ha estudiado en secreto, Chávez ha revelado algunos aspectos relevantes de la reforma, como la instauración de la reelección presidencial ilimitada, la creación del poder comunal, una nueva división territorial del país y un cambio en el concepto de propiedad.
Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 16:28
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 16:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"