Rodríguez Saá, romántico: dedica canciones de amor a Delfina Frers

El gobernador, de mirada distante y pocas palabras, está enamorado. Se nota en los pequeños gestos que cada tanto le ofrece a su pretendida Delfina Frers (53), cuando el resto del mundo se hace el distraído.

La abraza, le acomoda el pelo y le regala besos furtivos mientras caminan por los jardines de su paradisíaco hogar ubicado en la pequeña localidad de Durazno Alto, en el municipio de Estancia Grande, provincia de San Luis.

En un pueblo de sólo mil habitantes, Alberto Rodriguez Saá (61) ya no se esconde. En realidad, nunca estuvo escondido, aunque protegía su nueva relación en su casa Los Peñitos (nombre que en ranquel significa “los hermanos”), lejos de todo y de todos.

Si querés leer más de esta nota que aparece esta semana en Revista Hola, hacé click acá.
Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 06:57
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 06:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"