Todos contra Mirtha: ahora es top decirle no

La conductora es criticada por su ideología. Pero tras años de almorzar con ella, muchos de los que usaron esa mesa para promocionarse se acordaron tarde de sus ideas. Un listado de esos personajes.

Mirtha Legrand es inmutable. Después de décadas de una minuciosa emisión de todos sus puntos de vista con respecto a la sociedad, la política y los pasos a seguir para mejorar al país, la conductora vive hoy una suerte de complot contra su programa de televisión. ¿El motivo? Su ideología política.

A sus constantes enfrentamientos con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se le sumaron las críticas de actores como Florencia Peña, Andrea del Boca, Federico Luppi, Marilina Ross y Juan Leyrado. Posturas que, pese a la fuerte convicción que muestran hoy, no siempre estuvieron allí.

En respuesta a las crecientes acusaciones de sus colegas, Mirtha decidió iniciar su programa del jueves denunciando una “mano negra” y disparó: “No entiendo por qué me atacan. Yo no he cambiado, ellos han cambiado”.

Florencia Peña, por ejemplo, se sentó en la mesa de la conductora en reiteradas oportunidades. A veces, la utilizó para promocionar sus novelas o proyectos y otras simplemente para disfrutar de la exposición que el programa garantiza.

Siempre con una sonrisa, elocuente y con mucho humor, la actriz logró disimular muy bien el “odio” que le generaba la conductora.  Pero, ¿qué fue lo que sucedió? ¿En qué momento se terminaron las sonrisas cómplices?

“Yo estuve en su programa muchas veces y no tendría problemas en sentarme nuevamente aunque pensemos distinto, pero Mirtha tiene una manera de ser que es muy difícil. Ella decreta y cuando uno decreta es muy difícil el diálogo”, justificó la morocha tiempo después de que la conductora manifestara su posición con respecto a no invitarla nunca más.

El tiempo pasó, las aguas se tranquilizaron y la conductora decidió darle la posibilidad a Peña de que abra el diálogo que tanto había pedido. “La vamos a invitar a Florencia Peña a ver si quiere venir. Yo la admiro tanto como actriz, es una comediante maravillosa”, disparó en público. ¿La respuesta de la ex “Pechocha”? “No me sentaría de nuevo en su mesa”, se arrepintió.

Andrea del Boca y el round número dos. Después de haberse distanciado de la conductora luego de que Mirtha le preguntara en vivo si estaba embarazada, la pelirroja volvió al cruce aunque, esta vez, el motivo fue más social: la política.

“Cuando uno va al programa y no dice lo que ella quiere que se diga, no te invitan más”, disparó la actriz durante un polémico móvil concedido al programa Intrusos en el que, además, criticó a la actriz por su postura política.

En respuesta a las acusaciones, Mirtha decidió este jueves pedirle a su asistente, en público, que le acercara una serie de papeles amarillos escritos con su letra en donde había elaborado el listado de invitados que quería para su ciclo. En el mismo, se destacan la aparición de los autoproclamados kirchneristas Pablo Echarri, Andrea del Boca y Florencia Peña. “Cuando hacen una acusación así, ¿cómo la desmentís? La gente puede pensar cualquier cosa, por eso yo voy con la verdad. ¿Ven? Estos son los invitados. Me encanta que venga Andrea. Además, en este programa cada uno puede decir lo que quiere”, se justificó.

La tercera arrepentida es la actriz Esther Goris quien de un momento a otro decidió criticar abiertamente a la conductora desmereciendo su capacidad intelectual y criticando su posición con respecto a los grupos de poder que operaron durante el último gobierno de facto.

“Mirtha jamás ha sido una persona de una gran inteligencia. Darle el peso que se le da a lo que dice Mirtha en su programa de televisión es muy peligroso para el país. Tengo constancia de que Mirtha informa según muchas conveniencias. Ha defendido a la dictadura militar, sabía lo que la dictadura hacía, fue totalmente cómplice”, disparó la actriz.

La respuesta de la actriz fue escueta y, en su mesa, se encontraba Soledad Silveyra, una de las actrices que se manifestó a favor del Gobierno aunque no se sumó al “complot anti almuerzos”.

“Hay varias colegas mías que me critican porque están muy bien con el Gobierno. No se hace eso, ¿no les da vergüenza? No se critica a una colega. El tema es agredir a la Legrand, entonces me agreden, dicen cosas desagradables, injustas y mentirosas”, se defendió la conductora.

La dictadura, el rol de la conductora durante esos años y su posición actual con respecto a la política de derechos humanos también fue uno de los ejes de ataque. Pero, de un momento a otro, la conductora decidió hacer pública una pérdida durante aquellos años negros.

“Durante la dictadura secuestraron a una sobrina mía junto a su marido. Yo pedí ayuda en ese momento a quien era interventor de El Trecey no me brindó ayuda por temor, porque todo el mundo tenía miedo de comprometerse”, reveló el año pasado la conductora.

Después de recurrir a un general que le advirtió que se trataba de un tema “muy peligroso”, Legran insistió al comunicarse con el General Arguindegui, por entonces General de la Nación. “Conseguí el teléfono y lo llamé, le expliqué de qué se trataba y me dijo: ‘Deme un tiempo Mirtha, lo voy a averiguar. Es muy difícil el caso”, reconstruyó.

Finalmente, la conductora logró la liberación de su sobrina pero el marido sigue desaparecido. “Ella cree que estuvo en Palermo porque escuchaba pasar los trenes. La liberaron cerca de la General Paz. Al muchacho lo torturaron muchísimo. Julio se llamaba. Nunca más supimos de él”, relató compungida.

Sus dichos generaron una discusión sobre si los títulos de ciudadana ilustre que el habían sido otorgados debían mantenerse o si debían ser revocados. Una vez más, el fantasma de la derecha ensombrecía a la conductora quien enfrentaría las críticas de un enemigo que le daría, más adelante, una nueva batalla.

“Hubiese sido bueno que hablara en ese momento porque podría haber salvado muchas vidas”, retrucó el actor Juan Leyrado en relación a la confesión pública que había hecho la conductora desde su programa de televisión.

Tiempo más tarde, Mirtha cerraría el 2010 con un duro enfrentamiento con el actor Federico Luppi.

Durante una entrevista concedida a un programa de televisión uruguayo, el actor, asiduo visitante a los almuerzos de la Legrand, se sumó a la troup de famosos memoriosos y disparó con crudeza.

“No sé qué me irrita más de Mirtha. Si su profunda y extensa ignorancia o lo totalmente reaccionario de su alma. Un alma pobre. Dice cosas que son muy agresivas y desmienten la capacidad humana que realmente tenemos de convivir”, alegó el actor.

En respuesta a las acusaciones, la conductora volvió a retomar su teoría conspirativa de que agentes del Gobierno instan a los personajes del espectáculo a hablar mal sobre ella y criticó la construcción de programas oficialistas.

“¿Quién le da letra, quiénes son? Que hablan mal de las figuras, yo no lo he visto nunca. ¿Qué es esto? Me sorprende que este gobierno posibilite que los actores hablen mal de sus colegas. ¿Usted lo sabrá, señora presidenta? Yo he pasado por todos los gobiernos, pero esto que tus colegas hablen mal de los otros porque están a favor del gobierno no lo he visto nunca”, retrucó.

Marilina Ross también se sumó a los desplantes de los famosos. Tiempo después de la discusión con Luppi, la cantante decidió ausentarse del almuerzo que había confirmado con la producción. La misma reacción fue protagonizada por el actor Leyrado. ¿Su justificación? “Respeto al ser humano”.

“Yo no tengo inconvenientes con los medios. Sé que hay cosas que no haría. Sé que no volvería al programa de Mirtha Legrand. No me siento representado. No voy a defender algo indefendible. Lo que me parece negativo es que no se asuma la diferencia. A mí me gustaría discutir con gente de derecha, pero con personas con las que se pueda hablar, que tengan capacidad para argumentar”, disparó el actor.

¿Qué dijo  Mirtha? “No entiendo a qué viene esto, yo tenía pensado invitarlo, pero ahora no lo vamos a hacer porque no creo que quiera venir. Es una pena. Yo lo he favorecido en muchas oportunidades como a tantos artistas, porque me encanta hacerlo. Muchas veces voy a ver espectáculos que no son dignos de elogios, lo hago para que vaya la gente. Pero realmente estos agravios no los merezco”, resistió la conductora.

Fuente: Minutouno.com
Opiniones (17)
24 de mayo de 2018 | 19:07
18
ERROR
24 de mayo de 2018 | 19:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es increíble que la convicción política izquierdista manifestada por Flor y Andrea no les alcance para decir también la verdad sobre los abultados ingresos que perciben de parte de éste "agradecido gobierno", y no les hace falta aprenderse varios libretos! Luppi es un golpeador que desearía hacer con mirtha lo que hizo con "la chona", pero no puede. Eso, lo debe irritar más. Respecto de la señora Mirtha, si estamos en Democracia, que opine lo que quiera y sienta como hacen los que le dicen "No",y le faltan el respeto agraviando y menospreciando su trayectoria, riéndose de su edad y criticando sus ideas y pensamientos. Muy sensibles respecto de lo que opina Mirtha y de los que no opinan como ellos. Critican abiertamente, se jactan de lo dispuestos que están a debatir ideas con los que piensan distinto...no se la creen ni ellos, solo amparados por el momento político.
    17
  2. NO RECUERDO QUE ESTOS " artista " fueran realmente peronistas, hoy todo el munodse cuelga porque le dieron un conchavo, no son autenticos, dejemosnos de mentir, andrea del bocca,peronista, la goris que estuvo en pareja con rodriguez saa y a los 2 meses era ferviente fanatica de hirchner. luppi que esd un golpeador denunciado penalm,ente por la chona ,,eso no es ser parte del modelo..jamas visitaron una villa y jamas se juntarias con la lider de tupac amaru..vamos muchachas a llorar aloas novelas porque esta no la cree nadie, o descubrieron con derechos hu7manos en el 2003 y alas madres y abuela de plaza de mayo que las conocieron ayes ..el mundo del espectaculos es farsante, ironico y propstrituido al maximo
    16
  3. con todo el respeto que merece cualquier ser humano, serìa momento de dejar el programa con cierta altura........, se muriò ssu esposo y se creyò que era lo que nunca fue: PERIODISTA.
    15
  4. Pero como???????????? no fueron cristinita y nestitor a la mesa de mirta cuando todavia no eran "!presidentes" creo que no hay que mezclar programas con la "politica" de turno, no veo mirta casi nunca, pero no me parece que se pongan tan t::::
    14
  5. Elegir entre Mirtha Legrand y Florencia Peña, Juan Leyrado, F. Luppi, M. Ross y otros nos muestra los pésimos parámetros que tenemos los argentinos. Algún pibe diría: es lo que hay... Pero no es verdad: Hay mucho más sumamente valioso entre nosotros, sólo que no almuerza manjares en televisión ni se arrastra delante del poder. Sólo hay que sacar la mirada de la "cajita maldita" y mirar a nuestro alrededor...
    13
  6. Es una pobre vieja gorilona que no supo a tiempo dar un paso al costado y ahora paga las consecuencias.
    12
  7. Yo realmente quisiera saber por que se blanquean ahora esas ideas... parece que fuera nueva la posición de Legrand, pero lleva años diciendo lo mismo... ¿Será que los actores y actrices ahora son chupa Nestor?, En la época de Menem eran asiduos concurrentes a las fiestas de este... ahora critican a quien les dio de comer.... parece que estar bien con Cristina les da unos muy buenos reditos monetarios..!!!
    11
  8. Este gobierno rigido y todos sus seguidores que se lavan la boca hablando de Mirta, que se pongan a trabajar y realicen una apertura mental para recibir opiniones contrarias. Y por otro lado, hablan de dictadura? no saben ue los K estaban con los militares, hay fotos y mas evidencias. dejen de tapar las cosas... sera que es mas facil elegir el desconocimiento o la ignorancia?
    10
  9. No es "top" decirle que no. Lo top es hacer éste análisis de mierda sobre la mesa de ésta obsecuente.
    9
  10. Da asco, da miedo verla tan OFICIALISTA. Por que en la Argentina la palabra OFICIALISTA es sinónimo de ALCAHUETE, y esta señora es ALCAHUETA del PODER REAL de la Argentina: Clarin
    8