Gran Hermano 2011: como en una película de terror

Christian Y. fue el nuevo eliminado en la gala de anoche, con casi el 50 % de los votos. Quedan 15 participantes en el ciclo pero uno de ellos anticipa su abandono inminente del concurso. Mientras tanto, otros pelean dentro de la casa.

El nuevo eliminado.

Que la casa de Gran Hermano está dividida desde hace rato en dos grandes grupos no es novedad. Pero últimamente parece que uno de esos grupos continúa el juego clásico del ciclo de Telefe y el otro está inmerso es una de esas clásicas slasher movies (como Viernes 13, Halloween y tantas otras) donde se iban cargando a los protagonistas uno a uno. Anoche, en una nueva gala de expulsión, ese grupo sufrió otra “víctima”: Cristian Yáñez quedó eliminado del concurso.

El participante, apodado “Cabe” por su prominente testa, recibió el 49,95 por ciento de los votos. Y se sumó a los otros cuatro del mismo bando que ya estaban afuera: Rocío, Ariana, Leandro y Natali.

Adentro quedaron Alejandro (el “hermanito” con disforia de género), y los autonominados Cristian U. (“Para mí es adrenalina estar nominado. Yo necesito adrenalina todo el tiempo”, sobreactuó) y Juan Pablo (extrañamente conflictuado porque podría perderse seis meses de su carrera universitaria en caso de seguir…en un juego que puede abandonar cuando quiera).

La salida de Cristian Y. dejó un clima de velorio en su grupo y la sensación de que el otro sector, comandado por Cristian U., está cada vez más fuerte.

Con ya más de un mes de convivencia, en la gala de anoche se vieron algunos cruces fuertes desatados antes y después de la fiesta del sábado. Primero entre Luz y Solange por la ropa entregada por la producción. Y luego –bastante más fuerte- entre Giselle y el cordobés Emiliano

También hubo tiempo para alguna confesión fuerte (“Aprendí a ser joven”, dijo Loreley, la de pasado castrense, sobre su estadía en el programa), la proyección del video con una coreografía que constituyó la prueba semanal y hasta un juego peligroso de Emanuel que dejó a Luz llorando.

Incluso hubo una suerte de “exorcismo”. Sucede que apareció una mancha de humedad en una pared a la que, realmente con mucha imaginación, podían adjudicársele rasgos antropomorfos. La jujeña Tamara se mostró preocupada por la aparición y tras una serie de gags, la mancha desapareció con el poder de un paño y un desengrasante, en un “exorcismo” poco ortodoxo. Como en una película. De terror.

Mirá el video.

Fuente: Clarín

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 06:45
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 06:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"