Luisana y Bubblé, en Barbados, definen los detalles de su boda

Con la confirmación del casamiento de la argentina con el cantante, falta definir algunos detalles puntuales e importantes tales como: dónde darán el sí y cuáles serán sus próximos movimientos en el futuro inmediato. Mirá las fotos de las vacaciones.

Hablan diferentes idiomas, tienen distintas profesiones y viven en países alejados. Sin embargo, nada de esto impidió a Michael Bublé y Luisana Lopilato mantener una intensa relación sentimental. Después de dos años de romance, la pareja ya está dispuesta a dar el siguiente paso y dirigirse rumbo al altar.


Con la confirmación de la boda, ahora resta saber dónde darán el sí y cuáles serán sus próximos movimientos en el futuro inmediato. Es que, si bien hasta ahora supieron llevar su amor a la distancia, y ella lo acompañó más de dos meses por Londres, Berlín, París y Nueva York, entre otras ciudades, dentro de muy poco estarán más tiempo juntos. Fue el canadiense, como corresponde, el encargado de anunciarlo. “Será el 6 de abril”. Así lo reveló el propio Bublé en declaraciones a Today Show, reflejadas luego por la revista People. El músico dijo que la fecha prevista en un principio había sido el 29 de abril, pero bromeó con que la boda iba a tener poca prensa, porque en esa misma fecha se casarán el príncipe británico William y Kate Middleton. La pareja ya había anunciado que iba a haber dos fiestas: una en Argentina y otra en Canadá. Ahora Bublé aportó más datos sobre la luna de miel: “Será una gran aventura africana”, arriesgó el cantante. No se entendió si lo dijo de veras o en chiste. Lo que sí pareció en serio fue el dato sobre el plan hijos. “Quiero tener cuatro o cinco”, lanzó en la entrevista. Aunque el hombre acostumbrado a pisar los escenarios más importantes del mundo no le escapa al miedo que siente la mayoría de los humanos: “Estoy empezando a ponerme un poquito nervioso. Soy un chico, no crecí pensando en mi casamiento, lo único que quiero es que ella sienta que tuvo el día más perfecto de su vida”.

Todo empezó en noviembre de 2008, cuando Luisana Lopilato fue a ver el show que Michael Bublé ofreció en el Teatro Gran Rex de Buenos Aires. El prestigioso cantante de jazz recibió a la bella actriz en pleno camarín, junto a la presencia de su amiga Isabel Macedo. Según los trascendidos, inmediatamente Michael invitó a salir a la rubia, quien en ese momento, a pesar de quedar encandilada con el canadiense, debió desistir de la propuesta porque estaba de novia con el tenista argentino Juan “Pico” Mónaco. Pero claro, enseguida todos pensaron que lo que había pasado esa noche había sido muy fuerte y que sólo era cuestión de tiempo para que el cantante y la actriz volvieran a estar juntos. A partir de allí, se sucedieron las llamadas, los mails, los mensajes de texto y la relación creció día a día. Lo cierto es que, de un día para el otro, la rubia, entre las más sexies de Argentina, dejó de frecuentar las misas de la iglesia evangelista de Parque Chas y comenzó a visitar las espectaculares residencias que él posee en Los Angeles y Vancouver, donde se instala siempre y cuando no esté de gira.



Hasta que en noviembre de 2010, Michael estuvo por Argentina, y allí fue donde le propuso compromiso a Luisana delante de sus padres, Eduardo y Betty, quienes tampoco hablan inglés. Ahora es la actriz la que acompaña a su novio por el mundo. Además, la feliz pareja hizo público su amor en el videoclip de la canción “Haven’t Met You Yet”, uno de los últimos hits de Michael. No trascendió el cachet que cobró nuestra compatriota por su participación. Lo cierto es que el compromiso formal entre el cantante y la actriz quedó sellado nada menos que con un anillo de diamantes de la prestigiosa firma Minichiello, cuyo diseño fue elegido por el mismísimo Bublé. Porque para el músico el tema fue serio desde el principio. Así lo dijo en El Show de Oprah Winfrey, de la CBS: “Apenas la conocí, quedé impactado por su belleza. Atento a que no hablo nada de español y ella no hablaba nada de inglés –bueno, aún le cuesta superar las frases tipo cajita de videoclub–, me la pasé conversando con el chico que la acompañaba [Rodrigo Guirao, actor y modelo], tratando de sacarle información sobre ella. Después me enteré de que la pilla, en un instante, le había telefoneado a su madre, diciéndole que yo era gay y andaba coqueteando con su amigo”.



Millonarios y celebridades en busca de exclusividad, privacidad, lujo y relax, hace tiempo que eligen Barbados para estas vacaciones 2011. Tiger Woods, Hugh Grant, Jude Law, David y Victoria Beckham, Mariah Carey, Oprah Winfrey, Bill Gates, entre otros. Prueba de esto es la gran afluencia de millonarios a esta isla de alta gama, uno de los destinos con mayor afluencia de visitantes, que vuelven a elegirlo una y otra vez. La mayoría de ellos lo consideran un pequeño paraíso y un hogar lejos de su hogar. Tal vez por eso Luisana y Michael pasaron unas increíbles vacaciones junto a numerosas celebrities internacionales que suelen hacer posta en las fiestas y quedarse a descansar en sus increíbles playas de aguas turquesas. “No tengo el estilo de vida de una celebridad. Antes que salir, prefiero tomar un buen vino blanco –hizo un business y firmó un contrato con la reconocida bodega Beringer, de origen norteamericano, para recomendar vinos y música para noches especiales– y jugar al scrabble”, dijo Bublé. Así lo hicieron en sus días de descanso. En medio de un verdadero paraíso natural con extensas y tranquilas playas, aguas cristalinas y arenas blancas, la pareja vivió las vacaciones más románticas de su love story. Arribaban a la playa por las mañana, y nunca escatimaron besos ni caricias. El canadiense se sumergió en el mar ante la mirada atenta de su novia. Por las noches disfrutaron de todas los atractivos que ofrece la isla. Probaron los menús de los restaurantes internacionales, bailaron en las discotecas de moda e hicieron compras en las tiendas de renombre mundial. Sin dudas, Barbados ofrece lo que fueron a buscar: seguridad y privacidad. Por eso eligieron el lugar para sus últimos días como solteros.


Aún no definieron dónde vivirán una vez que sean declarados marido y mujer. Por lo pronto, siguen la misma rutina que mantuvieron cada vez que él visitó estas tierras. Es decir, compartir la mayor cantidad de tiempo posible dentro de lo que sus apretadas agendas laborales les permiten. “Vamos a vivir viajando por el mundo”, le habría dicho Michael a unos de sus íntimos, mientras acariciaba a la gran rubia argentina.

Fuente Revista Hola en Argentina

Opiniones (1)
17 de agosto de 2018 | 10:05
2
ERROR
17 de agosto de 2018 | 10:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. averigüen.
    1