Festivales en Mendoza: el público no elige ver al músico local

Empieza la temporada de canciones populares, escenarios grandes, políticos que se muestran y artistas "consagrados" que aparecen en todos los programas. Es hora de empezar a gestar un cambio y el público –fundamental-debe sumarse a él.

MDZ presenta hoy un panorama muy amplio de lo que será la temporada festivalera en la provincia de Mendoza. De norte a sur, de este a oeste, se construirán grandes escenarios, se vivirán noches a pleno y el público aplaudirá de pie a muchos consagrados y descubrirá, casi sin darse cuenta, a las nuevas promesas.

En realidad, esto pasa desde hace  muchos años y no hay grandes cambios en la estructura. A saber: tres días de evento, uno o dos nombres importantes por noche (que rotan por toda la cartelera de festivales nacionales), un puñado de artistas “locales” (esa diferencia me mata….) para hacer una jornada bien musical y uno o dos humoristas. Entradas baratitas, choripán, costillares a las llamas, panchos con poncho, pollo asado, chivito, cerveza en vasos grandes y un buen fernet, en oferta.

Listo, festival en marcha.

Además hay que tener en cuenta que la gran mayoría de los festivales populares del país son organizados por municipios, lo que termina dándole un tinte político a la cuestión. Y en un año electoral como lo es este 2011, habrá muchos intendentes (en todo el país) que apostarán al éxito del festival para asegurar su continuidad o proyectarse hacia otras instancias.

Esto pasó siempre.

Pero hay algo más que sucede, y va ligado a la parte artística: los “locales” se quejan porque quedan de lado, postergados, tocando a las ocho de la tarde  o las seis de la mañana, para muy poca gente, y protestando fuerte porque los números “consagrados” ocupan el horario central.

Los “consagrados” aseguran que la gente los va a ver a ellos y, de paso, disfrutan de los “locales”.

Ahora, ¿qué hace el público?

“Si no hay nombres fuertes, la gente se queja y no viene” comentó alguna vez el director artístico de un festival. “Es la única vez en el año que puedo ver al Chaqueño o Soledad y por eso pido que los traigan” espetó una señora al ser consultada.

Son ciertas ambas situaciones y entendibles. He cubierto muchísimos festivales, y algunos que apostaron a los artistas propios, sin meter mano a los “convocantes”, no la pasaron muy bien. Hay mucho amor, mucha entrega, pero el público quiere y busca nombres fuertes.

Seguramente alguno pensará -y está en lo cierto- que tenemos músicos mendocinos de renombre pero su convocatoria no es suficiente para una noche de festival (a entender del soberano). Ellos deben estar presentes en cada escenario (como sucede) pero –lamentablemente y vaya a saber porqué- no son tan convocantes. 

Entonces, ¿cómo dar un golpe de timón a la situación?

Desde hace algún tiempo, Tunuyán y Rivadavia están buscando espacios alternativos. En la Tonada, apareció la feliz idea de “La peña” donde pasan artistas de relieve pero en otro ámbito, un poco más íntimo, donde pueden mostrar su talento a pleno. En el Este, está la “Carpa de Cultura” que cumple un rol similar.

Ambos son ejemplos válidos, porque abren un nuevo espacio para que nuestros artistas se muestren, se expresen, demuestren toda su valía. La verdad, si hay talento, no hay escenario chico ni grande: hay un espacio donde la gente se sentará a disfrutar.

Ojalá nuestros festivales marquen el rumbo de un cambio; ojalá nuestros escenarios se llenen de artistas mendocinos, de esos que reconocen en todo el país menos acá; ojalá que el canto popular siga siendo apoyado por miles y miles porque es la única manera que nuestra cultura siga viva.

Ojalá que el público aplauda de pie -igual que a los consagrados- a los mendocinos que dejan su corazón en cada escenario.
Opiniones (5)
27 de mayo de 2018 | 01:32
6
ERROR
27 de mayo de 2018 | 01:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es verdad que la gente busca asistir a eventos donde estén los consagrados.Estos consagrados cantan siempre lo mismo en todos los festivales. Pero a nivel local tambien van siempre los mismos y pa'postre son los que "nos representan" afuera,donde pasan sin pena ni gloria. Los cantantes mendocinos que se repiten en todos los eventos,pareciera que tienen algún contacto o influencia, desearía equivocarme, pero es raro que no podamos mandar una buena delegación a Cosquín con cultores de nuestro acervo cuyano. Respecto a cantantes nuestros reconocidos, aplaudidos, fuera de la provincia ¿quiénes además de Los Cumpas y Cacho Garay?
    5
  2. A CARAL
    No se que estarás fumando hermano, pero que tiene que ver tu apostilla con la nota. Absolutamente nada, con Damián Sanchez sigo trabajando y muy a gusto por cierto, que puedo decir de Jorge y Pocho Sosa por los cuales siento un gran respeto y con Jorge nos une una gran amistad. Pocho en sus 2 primeros discos grabó temas que compuse con Damián. Entonces de que estás hablando, si cualquier persona se da cuenta que las personas que nombro las pongo como algunos ejemplos. En vez de buscar enconos que no existen, deberías tratar de aportar algo positivo al tema y hablando del tema, sería una contribución a la cultura de Mendoza que dieras a conocer tu nombre, salvo claro, que en vez de currículum tengas prontuario.
    4
  3. SIEMPRE SE TE OLVIDA UN GRANDE, QUE TAMBIEN HIZO GIRAS POR EE.UU (6 MESES CANTANDO EN 80 UNIVERSIDADES), EUROPA Y TIENE COMO 10 COSQUINES EN SU HABER, ESOS GRANDES A VOS SIEMPRE SE TE OLVIDA DE NOMBRARLOS, POCHO SOSA, OTROS GRANDES, DAMIAN SANCHEZ, JORGE SOSA, QUE TE PASA PEDRITO, ESTAS NERVIOSO ????
    3
  4. Pedro Zalazar: muy cierto eso de que los "grandes" se llevan los billetes grandes y nuestros artistas apenas si cobran lo que queda en el fondo del tarro...Y esto pasa por una cuestión cultural...En otras provincias los artistas lugareños tienen su merecido espacio...y su merecida paga...Y es hora de que esto empiece por los de arriba...por lo que se sientan en un sillón como Directores o Secretarios de Cultura e implementan una verdadera política cultural, y no de hagan de la Cultura una cuestión política...No sólo Tunuyán se llenaba de tonadas...En el 2000...Rivadavia y su Intendente por entonces, Ricardo Mansur, sacaron el festival del Anfiteatro "Dr. César Plastina" al predio del Polideportivo Municipal...Ese año, en la grilla artística, no aparecía ningún número nacional...y la gente llenó el predio IGUAL...FUE UN ÉXITO...Pero después todo volvió a cambiar...aunque debemos admitir que también algunos lugareños, se juntan una semana antes y quieren subirse al festival...Hay que demostrar todo el año que se puede ocupar el mismo espacio...Y que esto sea parejo...En Rivadavia hubo que año en que para subirse a cantar, la paga se lograba vendiendo entradas o abonos...sino...no cantabas...Tomemos el toro por las astas...Y que las manos que aplauden a rabiar en los festivales...sean las mismas manos que manejen la Cultura de esta bendita provincia...
    2
  5. TAMBIÉN SE VENDEN CUENTOS...
    Excelente la nota pero hay otras connotaciones que sumar. Hace unos años, cuando hacíamos el Americanto en el Frank Romero Day, me comentaba un día Federico Galeana de Opus 4, viendo el cachet que pasaban los "artistas consagrados", que esto era un lindo negociado, porque las sumas que se mueven son descollantes. Y agregaba, cuando no están de gira por el interior, cuanto creés que cobran en Bs. Aires actuando en lugares como "La Peluquería". Con suerte se llevan a la noche 3.000 pesos y si no, pueden hacer un teatro, pero jamás ganan lo que les pagan en el interior en donde tampoco se discuten cifras, mientras a los artistas locales los quieren arreglar con pagos basuras. En cuanto a los "artistas consagrados", supongo que la referencia es a los artistas que copan los canales de televisión nacionales, porque pongamos un ejemplo o varios; Markama; Javier Rodríguez; Los Enanitos Verdes; Orozco-Barrientos; Karamelo Santo, han triunfado en Europa, EE.UU., Israel, etc., mientras que el 80% de los llamados consagrados no tienen ni el 10% de esa trayectoria, entonces la gente no va a escuchar los verdaderos consagrados, sino los que le venden como tales -sin quitar méritos al talento de cada uno- Pero este cuento de quien fue primero si el huevo o la gallina, es una patraña. Cuando el "Festival de la Tonada" era de "tonadas" y se realizaba en el Manzano Histórico, el lugar estaba lleno completamente no solo los días del festival, sino también antes y después, con casas rodantes de distintos países y ahi no habían figuras consagradas. Lo que pasa con los festivales en todo el país, es que es el negocio de 4 o 5 representantes de artistas que se llenan los bolsillos en 3 meses y además garpando algunos dinerillos para quienes hacen los contratos. Esto se soluciona con una buena ley de Cultura como existe en todos los países que trabajan esta área, porque no debemos olvidar que la cultura da ganancias en todo el mundo. Tanto en España como en México, el 98% del turismo es cultural y en cada pueblo hay festivales, fiestas patronales y miles de turistas, que no van a ver precisamente artistas consagrados, sino a disfrutar de la cultura de cada pueblo o lugar. Los argentinos estamos en el fín del mundo, o sea que cuando viene un extranjero no va de paso a ningún lado. Pués a que viene, a conocer nuestra cultura, empezando por el tango, folclore, tradiciones, gastronomía, etc. y nosotros tenemos varios cráneos que pretenden venderles música fort export. Bienvenidos los artistas talentosos, pero también debemos reconocer a los talentosos artistas locales, empezando por educar al soberano, porque no olvidemos que los gustos también se venden por los medios de comunicación.
    1