Pretenden demoler la casa de Ringo Starr

El Ayundamiento de Liverpool pretende demoler 445 viviendas, entre ellas en la que nació el baterísta de los Beatles. Un movimiento ciudadano trata de salvar el antiguo hogar del famoso integrante del cuarteto. El objetivo es protegerla al igual que la casa de John Lennon y Paul McCartney.

Todo aquello que en su día envolvió a los Fab Four es objeto de culto o lugar de peregrinación. En Liverpool, un movimiento ciudadano trata de salvar el antiguo hogar del batería de The Beatles, Ringo Starr. Acusan al Ayuntamiento de vandalismo cultural y aseguran que tirarla abajo equivaldría a destruir la casa de William Shakespeare. No sería un hecho insólito que el Gobierno del país tomara cartas en el asunto, ya que las casas de John Lennon y Paul McCartney están protegidas y los estudios Abbey Road y el paso de cebra de la portada del disco fueron declarados de interés turístico nacional, protegidos especialmente por el Gobierno británico.

Esa misma protección la que buscan los seguidores de los Beatles y la asociación Save Britain's Heritage para una casa de estilo victoriano situada en la calle Madryn de Liverpool. La vivienda se encuentra en un barrio pobre del noroeste de la ciudad en el que el Ayuntamiento pretende demoler unas 445 propiedades para remodelar y renovar la zona. El problema es que, en una de las modestas casas o más bien barracones de dos plantas que pretenden echar abajo, en concreto en el número 9, nació el 7 de julio de 1940 Richard Starkey, verdadero nombre de Ringo Starr. Y poco más, porque el músico apenas vivió allí primeros meses, sus tres primeros meses, antes de que su familia se mudara a una calle cercana. Esos tres meses otorgan al lugar un incontestable interés cultural y turístico en opinión de muchos.

Los fans de The Beatles en Liverpool -no en vano la ciudad que les vio nacer- ya se han movilizado para evitarlo y cuentan para ello con el apoyo del mismísimo ministro de Vivienda, según informa Contact Music. Grant Shapps ha escrito ya al Ayuntamiento de Liverpool para pedir una prórroga a la demolición de parte del barrio, construido antes de 1919. "Cualquier proyecto de regeneración provoca grandes sentimientos. Pero cuando lo que mucha gente considera es un edificio culturalmente importante -como el lugar de nacimiento del batería de la banda más famosa del mundo- está en riesgo, los sentimientos van a ser mucho más fuertes", alega Shapps en su escrito.

"Por ello, antes de que un bulldozer recorra Madryn Street, quiero asegurarme de que todas las opciones ha sido consideradas", añade el ministro. "Estamos encantados con este resquicio de esperanza que se abre para salvar la casa natal de Ringo Starr", ha dicho un portavoz de la plataforma ciudadana opuesta a la demolición. Lo que pretende el movimiento en defensa de la casa es restaurarla y convertirla en un museo.

El Ayuntamiento de Liverpool aprobó en 2005 la demolición de estas viviendas, pese a las protestas de los seguidores de The Beatles. El concejo falló que la casa, no tiene interés histórico. El propio Starr, de 66 años, ha criticado el plan argumentando que las casas deberían ser restauradas, no demolidas.

Las casas natales de John Lennon y Paul McCartney son propiedad del Patrimonio Nacional del estado, están administradas por el organismo de protección cultural National Trust y están abiertas al público, lo que las ha convertido en importantes atracciones turísticas. Sin embargo, la casa donde vivió su infancia George Harrison está habitada por particulares, mientras que el club donde el grupo comenzó su carrera artística fue demolido en los años setenta.

La beatlemanía parece no tener fin. En una subasta de Estados Unidos un tipo pagó más de 36.600 euros por el traje que John Lennon lucía en la portada de Abbey Road.

Fuente:El País

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 01:29
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 01:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"