"Valijagate": La DEA liga a Antonini Wilson con tráfico de drogas, armas y dinero

La Agencia de Lucha contra las Drogas de Estados Unidos vincula al empresario que intentó pasar los u$s800.000 sin declarar.

El venezolano está vinculado en Miami a una red de naves que operan ilícitamente.

En Estados Unidos, la agenda de la DEA (el organismo que investiga el tema de las drogas y los delitos que acarrea) tiene en su agenda el nombre de Guido Antonini Wilson, empresario venezolano pescado con 800.000 dólares en Ezeiza. Según la edición de hoy de "El Nuevo Herald", Antonini Wilson, está asociado a un piloto de Miami, a quien la DEA citó en un reporte de incautación de un avión ejecutivo por la presunta registración ilegal de una matrícula de Estados Unidos.

Sin ofrecer mayores detalles, el agente de la Agencia de Lucha contra las Drogas (DEA), Terry Frankhauser, escribió en el reporte de confiscación de la aeronave, que dado que los aviones con matrícula ''N'' de Estados Unidos son sometidos a menos pesquisas en aeropuertos internacionales, esto "permite a los propietarios extranjeros usar la aeronave para traficar con drogas, armas o dinero en efectivo''.

Radicado en la Corte Federal de Miami, el reporte no ofrece ninguna indicación de que la aeronave fue usada para tales fines.

Antonini, quien está justamente acusado de introducir dinero en un avión a la Argentina, comparte una sociedad con Wladimir Abad quien, a su vez, figura en los registros como secretario de American Food Grain (AFG).

La AFG es propietaria de un avión ejecutivo Raytheon Hawker 800 que la DEA incautó en el Aeropuerto de Fort Lauderdale el 17 de mayo pasado. El avión, modelo 1981, está evaluado en $5 millones.

Jonathan Etra, abogado en Miami contratado por AFG para la recuperación del avión, afirmó que Abad es un simple registrador de sociedades.

''Sería un error asociar dos compañías por el hecho de usar el mismo registrador'', señaló Etra.

La AFG es una filial de Industria Venezolana Maizera Pronútricos, empresa que tiene contratos multimillonarios de suministro de alimentos y granos para el programa del gobierno venezolano conocido como Mercal.

AFG compró el avión de matrícula N7000SA en septiembre del 2006 en EEUU. A pesar de que ninguno de los representantes de la empresa es estadounidense, la firma registró el avión con la matrícula ''N'', alega la DEA.

Para mantener una aeronave con matrícula de EEUU, el comprador debe ser ciudadano estadounidense o integrar una compañía en la que dos tercios de los propietarios sean ciudadanos de este país, requisito que no cumplía la AFG, agregó el reporte de la DEA.

La investigación es mantenida bajo absoluta reserva por la fiscalía federal de Miami.

Etra, de la firma Tew Cardenas de Miami, indicó a El Nuevo Herald que el reporte de la DEA está basado en ''alegatos sin fundamento'' y que el avión debe regresar a su legítimo dueño. El abogado aseguró que la fiscalía no le ha permitido el acceso al reporte de la DEA a pesar de que El Nuevo Herald sí lo tuvo.

El presidente de AFG, Ricardo Fernández Barruecos, quien también es mencionado en la pesquisa de la DEA, es quizás el empresario más cercano al presidente Hugo Chávez, según una fuente del sector empresarial venezolano consultada por El Nuevo Herald.

''Es al único empresario a quien Chávez le responde al teléfono de inmediato'', agregó la fuente que pidió no se identificada.

Antonini, cuyo paradero es desconocido, es presidente de la empresa Techmilk Inc. de la cual Abad es vicepresidente, según los registros de sociedades de la Florida desde el 2003. Abad figura como agente registrador de la sociedad.

Abad es además presidente de Abad Air, una empresa en el Doral, Miami, que presta servicios de alquiler de aviones ejecutivos. Un Lear Jet con matrícula N64SL, que fue utilizado por Antonini en un vuelo relámpago que el empresario hizo en septiembre pasado a la Argentina, está ligado a una firma que tiene registrada como dirección Abad Air en Miami. Se trata de Leche Inc.

De acuerdo con el portal de internet FligthAware, el más reciente viaje del Lear Jet fue el viernes pasado entre el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, Venezuela y Miami. Abad no respondió varias llamadas de El Nuevo Herald.

Entretanto, el escándalo del avión crece en Argentina y Venezuela.

Funcionarios del gobierno argentino pidieron ayer la renuncia de Diego Uzcátegui Mateus, presidente de la subsidiaria de la oficial PDVSA en Argentina. Se alega que su hijo invitó a Antonini a abordar el avión.

Ayer continuaba sin esclarecerse la razón por la cual Antonini no declaró el dinero a su llegada al aeropuerto de Buenos Aires.

La breve detención de Antonini desató especulaciones en Buenos Aires y Caracas que el dinero estaba destinado para la campaña presidencial de Cristina Kirchner.
Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 08:45
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 08:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"