Mendoza espera una notificación para adherir al cambio de hora

La Casa Rosada adelantaría una hora los relojes para ahorrar energía. Pero el anuncio oficial recién se hará hoy, y a la provincia todavía no ha llegado ninguna notificación de la Nación. El gobernador Celso Jaque fue invitado al acto donde la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dará a conocer su plan para reducir el consumo energético.

La decisión de adelantar una hora los relojes en todo el país, que mañana anunciaría la Casa Rosada para ahorrar energía, tomó por sorpresa a las autoridades mendocinas, que se encuentran a la espera de alguna notificación oficial.

Algunos funcionarios del gobierno de Celso Jaque habrían mantenido durante la tarde contactos con representantes de la administración kirchnerista para conocer más detalles del plan de ahorro energético nacional. Sin embargo, los jaquistas repiten la frase más escuchada desde que el justicialista ganó las elecciones: "Quien tomará la decisión final será el gobernador".

Todavía no llegó a la Casa de Gobierno ningún comunicado de la Nación confirmando la intención de cambiar el horario. Pero Jaque podrá escuchar el anuncio mañana personalmente, ya que fue invitado al acto donde la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dará a conocer su plan para ahorrar energía.

Según trascendió, a partir del 28 de diciembre habría que adelantar una hora los relojes para aprovechar más la luz solar, de acuerdo con un paquete de medidas de ahorro de energía que la mandataria anunciará mañana en la Casa de Gobierno.
  
La medida implicará la utilización de un nuevo huso horario y por lo tanto deberá salir con una ley de del Congreso, modificatoria de la normativa de husos horarios que data de 1999.
  
Esta podría ser, precisamente, la ley que la presidenta Kirchner quiere que salga antes de fin de año del Congreso y por eso pidió a las cámaras de Diputados y Senadores que sesionen el miércoles 26 de diciembre.

Pero este "proyecto sorpresa" necesita ley con mayoría especial en el Congreso para aprobarse después de Navidad. Por eso, allí llegó la primera orden: el gobierno instruyó anoche a sus bloques en el Senado y Diputados de que se prepararan para sesionar el próximo miércoles, un día después de Navidad, cuando se suponía que las Cámaras estarían ya de vacaciones.

No sólo deberán sesionar, sino también reunir la mayoría especial necesaria para habilitar un proyecto de ley que la Casa Rosada enviará al Parlamento mañana.

Según publicó hoy el diario Ambito Financiero, por medio del vicepresidente Julio Cobos se enteraron ayer los legisladores que deberán trabajar después de Navidad.

Una vez aprobada esta normativa, los argentinos deberán adelantar los relojes: entonces, si la ley rige a partir del 28 de diciembre, ese día a las 11:00 habrá que pasarlas las agujas a las 12:00.
  
Esta disposición será anunciada dentro de un paquete de ahorro de energía que el Gobierno nacional presentará mañana, que entre otros puntos dispone una drástica reducción del consumo en los edificios públicos.

El propio Cobos analizó el martes pasado junto al ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, esta iniciativa que impulsa un descenso en el consumo en las dependencias del Estado, oficinas públicas, industrias y alumbrado público.

Ambos funcionarios recibieron a especialistas de la Universidad Tecnológica Nacional, que tiene experiencia en estudios sobre Uso Racional de la Energía. Incluso los representantes universitarios se dirigieron, luego de la reunión con Cobos y Barañao, al Ministerio de Planificación para comenzar a trabajar en la propuesta para reducir el consumo energético en dependencias públicas.

Complicaciones para Mendoza

La decisión de la Casa Rosada de adelantar uno hora los relojes en todo el país, generaría inconveniente en Mendoza. Por ejemplo, durante el verano oscurecería en verano cerca de las 22.

La mayor parte del territorio nacional, por su ubicación geográfica respecto al meridiano de Greenwich, está dentro del huso horario número 20, más conocido como huso -4. "Pero el país no se rige por esa hora sino que mantiene el huso -3 y en oportunidades se ha aplicado el huso -2. El motivo de la vigencia de estos husos desfasados respecto de la normal, fue siempre la hipótesis no demostrada de un ahorro de energía eléctrica", señala un estudio de los especialistas Federico Norte y Roberto Moltó, de la Unidad de Meteorología del IANIGLA - CRICYT - CONICET.

En 1974 y 1988 se adelantó la hora en todo el país, llevándola al huso -2 como pretende hacerlo ahora la Casa Rosada. "Esto provocó 'la rebelión de la hora' frente a la vigencia del huso -2 que determinaba que especialmente en el oeste del país cuando se ponía el sol en pleno verano, los relojes indicaban las 22 horas, hecho realmente absurdo que afectaba la vida diaria de la gente", agrega el documento.

Opiniones (1)
16 de julio de 2018 | 02:52
2
ERROR
16 de julio de 2018 | 02:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. .......Taparnos a las 22 hs con una manta en la cara para poder dormir. ¡¡¡ qué largo se va a hacer el día ! Nos vamos a aburrir de ver el sol.
    1