Dos años de éxito para un espacio de recreación integral

Con una reunión para amigos, invitados especiales, clientes y proveedores, Tork -el mega bowling de Godoy Cruz- celebró su 2º año. ¿De qué manera? Con brindis, fiesta y, por supuesto, interminables partidas del juego protagonista del espacio. Mirá las fotos de los presentes y enterate de los pormenores del encuentro.

Tork, el innovador espacio que conjuga las funciones de bowling y restó, festejó dos años de vida con un gran acontecimiento nocturno y la convocatoria fue impresionante: ninguno de sus habitués quiso perdérselo.

Más de 200 invitados se hicieron presentes y degustaron una deliciosa cena compuesta por un bandejeo de todos los tipos de pizzas dispuestos en la carta. ¿Las más aclamadas? Cuatro quesos, tropical, champignon y palmitos y variedades de empanadas, como caprese, queso y cebolla y carne cortada a cuchillo.

"Después de cena, viene el desafío del pool", comentaron Guadalupe, Florencia y Hugo Lo Giúdice junto a Nancy Morales.

Las ocho pistas de bowling y las 16 mesas de pool que el lugar ofrece fueron, una vez más, los atractivos de la reunión. Casi todos los invitados armaron equipos e improvisaron diferentes torneos que se prolongaron hasta altas horas de la noche. 

“Siempre venimos a este lugar. Nos encanta que ofrezca diferentes opciones según el día. Igualmente, nuestro día preferido es el jueves, porque hay karaoke y nos divertimos como locos”, comentaron a MDZ un grupo de adolescentes.

Carla y Carina Zalazar, Gustavo, Freddy Marchese, Flor Sicilia y José Ruffa.

La tarde, para los más chicos. Una novedad es que todos los días, las tardes de Tork se transforman en un verdadero santuario repleto de niños y adolescentes. El espacio se ha transformado en una de las opciones más codiciadas y elegidas por muchos para festejar cumpleaños. •Es un lugar que a todo el mundo le queda cerca, y además los chicos están contenidos y en un espacio en donde garantizan diversión sin problemas”, explicó una clienta que asegura que sus hijos eligen el lugar todos los fines de semana por la tarde para juntarse con amigos.