En 2004, el cambio de hora para ahorrar energía no resultó en Mendoza

El entonces gobernador Julio Cobos impulsó un cambio en el huso horario mendocino: los relojes se atrasaron una hora en el invierno, pero la medida no logró los resultados esperados. Ahora la Nación analiza adelantar 60 minutos los relojes. Si eso ocurre, en Mendoza oscurecería después de las 22.

El gobierno nacional anunciará mañana un plan para "el aprovechamiento eficiente y racional" de la electricidad, cuya principal característica sería adelantar una hora los relojes a partir del 28 de diciembre para aprovechar más la luz solar.

La medida que preprara la Casa Rosada ya tuvo una experiencia similar en Mendoza en 2004, aunque en el caso provincial la hora se atrasó, no se adelantó como planea hacer la Nación.

En el invierno de 2004, el entonces gobernador y hoy vicepresidente Julio Cobos impulsó el cambio de horario en la provincia, atrasando una hora los relojes, que no dio los resultados esperados.

En tiempo récord, la Legislatura aprobó la ley que permitió a Mendoza retrasar una hora los relojes, pasando del huso horario -4 al -3. Eso ocurrió el 23 de mayo de 2004, y la crisis energética fue el principal argumento para cambiar el huso horario local, quedando la provincia con la misma hora que Chile, Paraguay, Bolivia y algunas ciudades de Brasil.

El gobierno provincial esperaba que a partir de un mejor aprovechamiento de la luz solar, se produjera un ahorro energético cercano al 17%. La decisión mendocina generó entusiasmo en otras provincias, que también atrasaron sesenta minutos los relojes.

Pero el ahorro energético fue nulo, los comerciantes locales presionaron para volver al horario anterior y las provincias que habían adoptado la misma determinación de Mendoza (San Juan y San Luis, entre otras) inmediatamente dieron marcha atrás.

Cobos entonces tuvo que también volver a la “hora nacional” más rápido de lo previsto. La ley decía que Mendoza debía retomar el huso horario -3 el 16 de octubre, pero eso ocurrió varios días antes (el 26 de setiembre).

El experiemento cobista no fue el único en Mendoza. Entre el 1 de marzo y el 14 de octubre de 1991 y 1992 (durante la gestión de José Octavio Bordón) tuvo vigencia el huso -4 en la provincia. Desde 1993 en adelante la región volvió a conservar la hora nacional.

Complicaciones para Mendoza

Si prospera la decisión de la Casa Rosada de adelantar uno hora los relojes en todo el país, en Mendoza oscurecería en verano pasadas las 22.

"La mayor parte del territorio de la República Argentina por su ubicación geográfica respecto al meridiano patrón de Greenwich, está dentro del huso horario número 20, más conocido como huso -4", señala un estudio de los especialistas Federico Norte y Roberto Moltó, de la Unidad de Meteorología del IANIGLA - CRICYT - CONICET.

El documento "Análisis del consumo invernal de energía eléctrica en la Provincia de Mendoza, República Argentina, durante la vigencia de dos husos horarios diferentes" destaca que desde 1970 en adelante, "el país no se rige por esa hora sino que mantiene el huso -3 y en oportunidades se ha aplicado el huso -2. Es decir mantuvo 1 hora adelantada y a veces hasta dos horas adelantadas respecto del horario solar. El motivo de la vigencia de estos husos desfasados respecto de la normal, fue siempre la hipótesis no demostrada de un ahorro de energía eléctrica".

"En 1988, se repitió el esquema de 1974, decretándose la vigencia de 2 horas adelantadas respecto de la normal. Las razones fueron las mismas: el ahorro energético", agrega el estudio.

Según el trabajo, "esto provocó 'la rebelión de la hora' frente a la vigencia del huso -2 que determinaba que especialmente en el oeste del país cuando se ponía el sol en pleno verano, los relojes indicaban las 22 horas, hecho realmente absurdo que afectaba la vida diaria de la gente. Paulatinamente las provincias fueron deshechando la hora doblemente adelantada hasta que también fue derogada por el Presidente Menem en octubre de 1993 en la Capital Federal y Provincia de Buenos Aires".

Opiniones (3)
20 de junio de 2018 | 06:50
4
ERROR
20 de junio de 2018 | 06:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Quizá sea porque soy chica (tengo 16 años), la cuestión es que no entiendo. ¿De qué va a servir adelantar o atrasar la hora de los relojes? El Sol sigue saliendo en el mismo momento en que tiene que salir, llámese a esa hora 6 de la mañana, 7 de la mañana, 3 de enero o Julián. No veo la relación que puede llegar a tener con un "ahorro energético". Yo enciendo la luz cuando ya no veo, sin que me importe la hora. Si prendo la luz a las 21:00, cuando cambien el reloj voy a prender la luz a las 22:00 (aunque eso no signifique que la vaya a apagar antes). De verdad (y de buena onda) pido que me expliquen porque NO ENTIENDO. Gracias!!
    3
  2. Porqué no pensar en adecuar los horarios de actividades a la luz solar y dejar de perder tiempo con cambios en los medidores del tiempo? Pareciera que algunos no se cansan de repetir viejas recetas, como bebés la comida.
    2
  3. En esa etapa a las 17:300, ya había oscurecido y con el tema de inseguridad los negocios cerraban a las 18hs. No fue para nada inteligente. Ahora si el reloj se adelanta una hora a las 7 de la mañana va a ser de dìa y a la 21hs tambièn. Me parece perfecto!!!!!!!!!!!
    1