Argentina culpó a Estados Unidos del "valijagate''

El ex presidente Néstor Kirchner acusó ayer a los Estados Unidos de utilizar a ''una banda de mafiosos'' para desestabilizar al gobierno de su esposa Cristina Fernández, en  referencia a la investigación que se lleva adelante en ese país sobre el denominado "caso del maletín''. ''Los argentinos debemos reaccionar con todas nuestras fuerzas para que esto no ocurra'', exhortó el ex presidente, en su segunda aparición pública desde que dejó el poder el 10 de diciembre.

''La mala actitud de esta gente y su responsabilidad es tratar que una banda de mafiosos manotee el gobierno de Argentina'', dijo Kirchner durante un acto con intendentes de la provincia de Buenos Aires, informa el diario El Nuevo Herald.

''Los argentinos debemos reaccionar con todas nuestras fuerzas para que esto no ocurra'', exhortó el ex presidente, en su segunda aparición pública desde que dejó el poder el 10 de diciembre.

Mientras que en el Congreso prosperó un proyecto impulsado por el bloque oficialista de diputados y senadores para emitir una declaración que expresa ''el absoluto repudio a la nefasta operación impulsada por Estados Unidos'', que "tiene como consecuencia directa el menoscabo de la institución presidencial de nuestra Nación''.

Al mismo tiempo, no avanzó un pedido de los legisladores de la oposición para interpelar al canciller Jorge Taiana por el caso.

El malestar obedece a que un fiscal estadounidense de Miami sostuvo que los $800,000 incautados en agosto por la Aduana de Buenos Aires al empresario venezolano estadounidense Alejandro Antonini Wilson estarían destinados a la campaña electoral de la ahora presidenta Fernández.

Lo hizo en el marco de una audiencia judicial en la que tres venezolanos y un uruguayo fueron acusados de no haberse identificado ante el gobierno estadounidense como agentes de inteligencia de Venezuela y de haberle ofrecido dos millones de dólares a Antonini Wilson a cambio de ocultar el origen y destino de esos fondos.

Antonini Wilson había llegado a Buenos Aires procedente de Caracas en un avión rentado por la compañía argentina de energía ENARSA junto a funcionarios de esa empresa estatal y de la petrolera venezolana PDVSA.

Temprano ayer, el jefe de gabinete de ministros, Alberto Fernández, afirmó que el episodio constituye "una ofensa porque la justicia argentina estaba investigando este hecho y había pedido la extradición del principal implicado''.

El ministro cuestionó también afirmaciones de funcionarios de Washington y del embajador estadounidense en Buenos Aires, Earl Anthony Wayne, de que se trata de un tema policial, que no debe afectar las relaciones bilaterales. ''En Estados Unidos los fiscales son dependientes del Poder Ejecutivo'', dijo.

Al asumir su cargo, Cristina Fernández rechazó la denuncia y la calificó de ''operación basura'' y ''maniobra de inteligencia'' y el martes, al hablar en una reunión cumbre de mandatarios del Mercosur en Montevideo, insistió en señalar que hay quienes ''solo hacen operaciones sucias y políticas sucias'' en la región.

En tanto que su par venezolano Hugo Chávez, también en la reunión del bloque regional, negó que los detenidos en Miami sean agentes venezolanos y culpó tanto al FBI como a la CIA de montar una campaña que es "un basural''.
Opiniones (2)
15 de julio de 2018 | 20:56
3
ERROR
15 de julio de 2018 | 20:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es obvio que la culpa es de Estados Unidos... quien emite acaso los dólares? Si Chavez ni Cristina ni Néstos en su vida han visto billetitos verdes... porque ellos son "hermanos latinoamericanos". Y la vez que Papá Wilson traía regalitos para las fiestas... pum... lo agarra la PSA. Que injusto que es el mundo. URSS, Cuba, Iraq, Corea, y ahora Argentina... somos importantes chicos! La CIA y el gobierno norteamericano nos tiene diariamente en la agenda del día. Pobres víctimas...
    2
  2. El absurdo y la hipocresía desplegados por los Kirchner en este tema ascienden en una peligrosa espiral. Jamás habían salido a responder la tormenta mediática que se generó con el "hallazgo". La justicia consideró que Antonini a lo sumo había cometido un delito que le permitía la excarcelación. Tiempo después amplió la imputación y pidió la extradición. Ahora que UN TESTIGO y no un fiscal como se sostiene, hizo declaraciones que salpican, reaccionan transformando un núcleo de sospecha grave en una cruzada nacional contra el gobierno de USA. Absurdo porque creen estar gobernando el País Jardín de Infantes de M.E. Walsh. Hipócrita porque del fondo, del hecho, de la participación de funcionarios públicos, del uso de bienes del estado, etc. no dicen nada. Ellos: maestros en desviar la atención. Nosotros: tratando de largar el chupete.
    1