Cristina y Bergoglio acordaron mantener un diálogo "fluido y normal"

En un gesto que apunta a generar un nuevo escenario de diálogo, la Presidenta recibió al cardenal Bergoglio, los obispos de San Miguel y Lomas de Zamora y el arzobispo de Tucumán. La cita fue solicitada por medio de la Secretaría de Culto y previamente, planteada la semana pasada en el encuentro de los prelados.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se reunió esta tarde con el titular del Episcopado, Jorge Bergoglio, en el despacho principal de Casa de Gobierno.

Por el lado oficial se encuentran presentes el canciller Jorge Taiana y el secretario de Culto, Guillermo Olivieri, en tanto Bergoglio fue acompañado de los obispos Luis Villalba, Agustín Radrizzani, Sergio Fenoi y por el vocero del Episcopado, Jorge Oesterheld.

Diálogo

La reunión entre la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y la cúpula del Episcopado que preside Jorge Bergoglio, es interpretada como un gesto que apunta a generar un nuevo escenario de diálogo entre el Gobierno y la Iglesia Católica.

A poco más de una semana de haber asumido la Presidencia de la Nación y sólo veinticuatro horas después de haber sido presentado, el Gobierno dio curso al pedido de audiencia de las autoridades de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

La presidenta recibe a los obispos en la Casa Rosada acompañada por el canciller Jorge Taiana y por el secretario de culto, Guillermo Oliveri, bajo la órbita del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Bergoglio en tanto, concurrió al encuentro junto con los integrantes de la comisión Ejecutiva del Episcopado, los vicepresidentes y obispos de Lomas de Zamora, Agustín Radrizzani, y de Tucumán, Luis Villalba; y el secretario general Sergio Finoy (San Miguel).

La Comisión Ejecutiva pidió ayer por medio de una nota al Secretario de Culto una audiencia con la presidenta y fuentes episcopales destacaron su satisfacción por la celeridad con que fue concedido el encuentro que será a "agenda abierta" -dijeron- para presentarse ante la nueva mandataria y llevar un saludo con motivo de las fiestas.

El pedido de reunión con Fernández de Kirchner iba a ser analizada por el Episcopado la semana pasada en su última reunión de la Comisión Permanente pero se resolvió aguardar hasta esta semana para realizar el pedido de audiencia formal.

La posibilidad de un encuentro entre la cúpula de la Iglesia y la mandataria había comenzado a tomar fuerza luego de varios gestos de distensión que se produjeron en la relación con el gobierno, que parecía marcar el inicio de una nueva etapa en la relación.

La postura de Cristina Fernández de Kirchner en rechazo al aborto, su discurso la noche del triunfo, la carta de felicitaciones que Bergoglio le envió tras las elecciones, y finalmente la visita a la Argentina del secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, formaron parte de esas señales de acercamiento.

En esa línea, también cayeron bien en la Iglesia las declaraciones que Néstor Kirchner formuló días antes de dejar la presidencia en una entrevista, en la que dijo que las puertas de la Casa de Gobierno "están abiertas" para el cardenal.

Kirchner también había recibido a la cúpula del Episcopado en la primera época de su gestión en 2003, cuando la cúpula de la iglesia católica estaba encabezada por monseñor Estanislao Karlic.
Opiniones (0)
17 de julio de 2018 | 10:57
1
ERROR
17 de julio de 2018 | 10:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"