En medio del escándalo de la valija, Cristina pide el ingreso de Venezuela al Mercosur

La presidenta Cristina Kirchner redobló hoy su apuesta política al solicitar con énfasis el ingreso pleno de Venezuela al Mercosur, en un discurso en el que cuestionó sin mencionarlo a Estados Unidos por el escándalo del maletín de los 800 mil dólares.

La mandataria argentina -que asumió la presidencia del  Mercosur de manos de su colega uruguayo, Tabaré Vázquez- aseguró  en Montevideo que la región recibe "visitas" que "no ven con  buenos ojos que los vecinos se unan y se lleven bien" en el  marco de la integración regional.

Pese a la expectativa que se había generado previamente, el discurso de Cristina Kirchner no abordó el conflicto por la papelera Botnia, como tampoco lo hizo el uruguayo Vázquez, y en cambio ambos se concentraron en destacar aspectos positivos de la relación bilateral.

Cristina Kirchner denunció en ese contexto que hay "acciones para intentar dividir, separar o que los unos y los otros nos consideremos como impedimentos", al hablar ante sus pares del Mercosur.

Además, la jefa de Estado denunció que "fuertes intereses internos y externos" se oponen a la continuidad del Mercosur y apuntó contra "una suerte de ceguera cultural hacia todo lo que nos es propio".

Hay una suerte de desprecio a lo propio y casi de  subordinación a lo exterior", afirmó Cristina Kirchner.  En ese contexto, la mandataria salió a reclamar una vez más el ingreso de Venezuela al Mercosur como miembro pleno, con el objetivo de "cerrar la ecuación energética" de la región.

Además, consideró que América Latina pudo "sobrevivir a lo que fue la tragedia neoliberal". Instó a que los países del bloque regional se miren a sí mismos "con mejores ojos".

"Como hacen ellos, que se miran con excelentes ojos y exportan afuera de sus fronteras lo que jamás han practicado en sus propios países", subrayó, en referencia a los países centrales.

En tal sentido consideró que se registra "una suerte de desprecio a lo propio y casi de subordinación a lo exterior". Poco antes, el presidente uruguayo había destacado como un aspecto "positivo" de la relación entre su país y la Argentina el acuerdo firmado para poner en marcha un proyecto de "regasificación de gas natural licuado".

"Es un proyecto extremadamente importante. Es una inversión grande y los pueblos de ambos países nos vamos a ver beneficiados por tratados de este tipo", señaló Vázquez.

El mandatario dijo que prefería ver los aspectos "positivos" de las relaciones bilaterales y convocó a "desdramatizar" las diferencias en el seno del bloque regional.

"Debemos gobernar nuestros acuerdos y también desacuerdos o matices", afirmó Vázquez.

Al inicio de la jornada, Vázquez recibió con un apretón de mano y dos besos a su par argentina, en la sede del Mercosur, en Montevideo.

La jefa de Estado argentina ingresó al edificio acompañada por Vázquez, antes de que comenzara la cumbre del Mercosur. Cristina Kirchner pasó a ocupar la presidencia "pro témpore" del bloque regional.

Allí, dijo que también buscaba representar al "género" femenino y que lo hacía en nombre de las mujeres de todos los países miembros.
Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 01:02
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 01:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"