Primera visita oficial de autoridades al penal de Almafuerte

Tal como lo habíamos anticipado, una comisión gubernamental integrada por Juan Marchena, Diego Lavado y Daniel Cassia, visitará hoy la cárcel de Cacheuta.

Funcionarios del gobierno visitarán hoy la cárcel de Almafuerte, en Cacheuta. Se trata de la primera actividad oficial vinculada con la política penitenciaria que quiere llevar adelante la gestión de Celso Jaque, y que está encabezada por el abogado penalista y actual subsecretario de Justicia y Derechos Humanos, Diego Lavado. El funcionario fue, además, uno de los peticionantes ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos por las detestables condiciones de detención en los centros penitenciarios mendocinos.

Si bien Almafuerte fue construida para solucionar los problemas de hacinamiento de la cárcel de Boulogne Sur Mer, el traslado de reclusos no ha sido ni ordenado ni programado. Y a menos de seis meses de su inauguración ya existen problemas relacionados con la seguridad que brinda actualmente ese penal. Hay casi 500 internos que son custodiados por menos de 20 guardiacárceles; una desproporción importante si se tiene en cuenta que varios de los presos alojados allí están catalogados como de “máxima seguridad”. A eso se agrega la dificultad para la atención médica en un caso de urgencia. Las instalaciones no son las apropiadas, no existe equipamiento, y en caso de necesitar asistencia sanitaria, tanto el personal penitenciario como los reclusos deben ser llevados a un centro de salud de Luján, situación que potencia la posibilidad de una fuga.

La comisión que formará parte de este primer contacto estará integrada por el ministro de Gobierno, Juan Marchena, Lavado, y el diputado Daniel Cassia, quien fue el denunciante de estas irregularidades.

La incorporación de personal para trabajar operativamente en las cárceles en una de las prioridades trazadas en el Ministerio de Gobierno. Dentro de esa lista también aparece la necesidad de cumplir con los ascensos y reescalafonamientos que estuvieron trabados durante más de cuatro.

Esta falta de orden dentro del sistema carcelario local obligó a una intervención por parte del Servicio Penitenciario Federal. En principio, esta fuerza iba a responsabilizarse del control de los centros de detención mendocinos hasta el 31 de diciembre. Sin embargo, por pedido expreso de funcionarios mendocinos, que reconocieron que las condiciones no están dadas para un nuevo traspaso, el plazo se estirará al menos tres meses.
Opiniones (4)
22 de mayo de 2018 | 11:11
5
ERROR
22 de mayo de 2018 | 11:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. se va a asegurar que los presos estas fiestas tengan pollo relleno , con champagne y una fiesta con un buen dj , estos si es que la justicia no lo autoriza a sacar todos los presos para que pasen las fiestas con sus familias lavado , salinas , cazaban y como dijo jaque .......y esto , para empezar............ vamos por mal camino con estos personajes en el gobierno
    4
  2. LO Q HACE LA POLITICA NO , LAVADO GARANTISTA , PROTECTOR DE LOS DERECHOS HUMANOS A RAJATABLAS , Y POR EL OTRO LADO " EL DESAPARECIDO DE LOS NOTICIEROS " CASSIA ( Q ANTES SALIA TODOS LOS DIAS CRITICANDO LA SEGURIDAD ) Y AHORA HACE DIAS Q NO SE LE VE LA CARA TODOS JUNTOS , GRANTISTAS COMO LAVADO Y CAZABAN , JUNTO A CASSIA Q " PEDIA " EN PASADO MANO DURA
    3
  3. Surte que va Lavado, los presos de parabienes, los visita su abogado particular. Falta Salinas, Guevara, y Mathus, (el que deja salir fuera de la carcel a los internos violando la Ley). Me tranquiliza que va el pelado Cassia, este por lo menos denunció las irregularidades del Penal a la Justicia, que todavía no dice nada.
    2
  4. Che... cuando ya le pongan AA, calefacción central, y coman comida gourmet... cosa que me parece perfecto porque no son animales sino seres humanos, y merecen un trato más que correcto... no te podés poner a pensar como re-educarlos? Porque lo que me molesta es que gastemos tanta guita en mantenerlos al pedo, porque salen y vuelven a robar, violar o matar a las 12 horas. Entonces, seguí el ejemplo norteamericano: las cárceles son un negocio. Los presos viven bien. Pero van más allá: cuando salen, pueden reinsertarse. Sino, para que les damos servicio de hotel 3 estrellas?
    1