La ministra Silvia Ruggeri prometió reducir los planes sociales

La titular de la cartera de Desarrollo Humano, Familia y Comunidad, explicó que el objetivo es insertar laboralmente a las personas que hoy cobran un plan Jefas y Jefes.
Para Silvia Ruggeri, actual ministra de Desarrollo Humano, Familia y Comunidad, si bien sirven como herramienta, sólo se debe tomarlos como eso, y no pueden ni deben ser un fin en si mismos.

Que la asistencia social no se cronifique es la consigna precisa desde la cual se está diseñando una estrategia para eliminar los planes asistenciales de Mendoza.

Para Silvia Ruggeri, actual ministra de Desarrollo Humano, Familia y Comunidad, si bien sirven como herramienta, sólo se debe tomarlos como eso, y no pueden ni deben ser un fin en si mismos.

Sin embargo, no se eliminarán, sino que se los erradicará paulatinamente, cambiándolos por inserción laboral genuina.

Ruggeri puso de manifiesto los lineamientos de su gestión durante la asunción de los dos subsecretarios que la acompañarán en su Ministerio: Hernán Hernández, un teólogo que se ocupará del área de Familia y Patricia Di Cataldo, licenciada a cargo de la Subsecretaría de Desarrollo Humano y Comunidad.

Las nuevas áreas
Los cambios que experimentará el Ministerio serán en torno a la inclusión de una nueva subsecretaría, la de Desarrollo Humano y Comunidad, y el cambio de designación de la subsecretaría de Integración Social por la de Familia.

Es que en la gestión anterior, Desarrollo Social integraba también el organismo de deportes, que actualmente, se ha convertido en una secretaría independiente.

En cuanto a Familia, tendrá a su cargo las direcciones que antes integraban la Dinaadyf: Niñez, Adolescencia, Ancianidad, Discapacidad, a la que ahora se ha sumado la de Juventud. Todas las dependencias trabajarán con la familia como eje transversal.
 
Desarrollo Humano y Comunidad, en cambio, se dedicará al otorgamiento de microcrédito, la capacitación e inserción laboral, y la distribución de planes de ayuda social.


Asumió un ex sacerdote como funcionario de Jaque
Durante su asunción como subsecretario del área de Familia, Hernán Hernández fue presentado como teólogo.

Sin embargo, en Guaymallén, lo conocían como el padre Nacho. Hasta que, cinco años atrás, abandonó el sacerdocio, por “motivos particulares” declaró a la prensa.

En verdad, el padre Nacho dejó de ser cura para formar una familia, y se fue a trabajar al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

En Mendoza, formaba parte de la Pastoral Social, y también ayudó a fundar un hogar para madres adolescentes, con el  grupo Crisol, profesionales dedicados a la tarea social.

En Nación, el ex sacerdote se hizo cargo de un programa de otorgamiento de microcrédito, denominado Banco Popular de la Buena Fe.  
Opiniones (1)
19 de julio de 2018 | 03:18
2
ERROR
19 de julio de 2018 | 03:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Al cura lo echaron. Y ahora lo ponen al frente de ¡Familia! Investiguen un cachito y no se crean todo lo que les dicen.
    1