Macri multa a funcionarios impuntuales

Busca disciplinarlos. Lo recaudado lo donará a entidades de bien público. Déficit porteño y la pelea por el gasto dominaron la agenda. Por la tarde presentó el plan de Salud.

“Al que madruga, Dios lo ayuda”, dice un viejo refrán popular. Y al que llega tarde a las reuniones del Gabinete porteño, el jefe de Gobierno Mauricio Macri le cobra una multa. Así, sin contemplaciones de ningún tipo, el flamante titular de la Comuna les apunta donde más le duele a sus ministros para disciplinarlos: directo al bolsillo. Las sanciones se pusieron en marcha ayer, durante la primera reunión oficial del equipo. Pero, según cuentan en su entorno, se trata de una vieja práctica de la Fundación Creer y Crecer, que preside el propio Macri y nuclea a sus referentes técnicos. Es por eso que quienes vienen trabajando con él desde hace tiempo no se asombraron. Los extrapartidarios, en cambio, aún no pueden salir del asombro.

El monto de la multa varía de acuerdo a la tardanza. Hasta 30 minutos, se cobra 50 pesos. Por una hora tarde, la sanción llega a $100. Y así escalonadamente. El propio Macri se encarga de recolectar el dinero, lo guarda y cuando acumula una suma considerable, lo dona a una entidad de bien común.

Ayer, el primero en desembolsar fue el titular de la cartera de Hacienda, Néstor Grindetti. La reunión arrancó a las 9.30 en el Palacio Comunal, según contaron algunos de los presentes –en absoluto off the record, dado que Macri les prohibió hablar con la prensa, sin permiso– y el ex director del Banco Ciudad llegó cinco minutos tarde. Recién había terminado el partido entre Boca y Etoile Du Sahel, un equipo de Túnez, e imperaba el alboroto dentro de la sala por la victoria “bostera”. Grindetti aprovechó, al ver la algarabía, para hacer una llamada telefónica antes de ingresar al recinto. Y terminó pagando. Otro funcionario, no trascendió su nombre, directamente arribó a las 10.30. La multa ascendió, en este caso, a $100. El ministro de Educación, Mariano Narodowsky directamente no fue pero mandó un representante. La reprimenda es aún un enigma.

Déficit, gasto y salud

La discusión prosiguió con tire y afloje entre los ministros y Grindetti por la ampliación de los gastos asignados cada cartera. El titular de Hacienda directamente se sentó arriba de la caja pero sabe que deberá lidiar con la compulsa durante toda su gestión.

La orden del día siguió con el déficit que habría heredado el macrismo de la gestión de Jorge Telerman. El jefe de Gobierno ordenó a sus ministros revisar cajón por cajón para encontrar facturas, vales o cualquier indicio que de cuenta de pasivos no registrados. En total, calculan que el déficit podría ascender a $ 300 millones, pese a la desmentida de Telerman.

Por la tarde, Macri lanzó junto a su ministro de Salud, Jorge Lemus, el proceso de concursos para seleccionar y designar a todos los directores y profesionales de los hospitales porteños. En un conferencia de prensa realizada en el aula magna del Hospital Oncológico Marie Curie, sostuvo que la medida contribuirá a que el sistema de salud recupere “transparencia, calidad y premio al mérito”. A la vez, Lemus resaltó su compromiso con el hospital público.
Fuente Cronista
Opiniones (0)
21 de junio de 2018 | 13:00
1
ERROR
21 de junio de 2018 | 13:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"