Cristina: segundo día dedicado a la política exterior

La presidenta Cristina Fernándes de Kirchner se reunió hoy con sus pares de Colombia y de Venezuela, con el Príncipe de Asturias y con el titular del FMI, ente otros.

El segundo día de Cristina Fernández como presidenta de Argentina estuvo dominado hoy por una intensa agenda bilateral que incluyó, entre otros, al Príncipe de Asturias y a los mandatarios de Colombia, Álvaro Uribe, y de Venezuela, Hugo Chávez.

El primer interlocutor de esta seguidilla de encuentros internacionales fue el príncipe Felipe de Borbón, quien le trasmitió a la flamante presidenta un mensaje personal del rey de España en el que expresa el deseo de estrechar aún más los lazos entre ambas naciones.

El maratón de reuniones prosiguió con una entrevista con Uribe, en la que el tema dominante fue el drama de los secuestrados por la guerrilla de las FARC, asunto que sobrevoló otras citas entre los líderes que se congregaron en Buenos Aires para asistir a la investidura de Fernández.

Uribe reconoció que Cristina Fernández tiene "toda la preocupación y el dolor que generan las imágenes" recientemente difundidas de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, que también tiene nacionalidad francesa y desde hace casi seis años está secuestrada por las FARC.

Tras la cita, Uribe señaló a la prensa que relató a la presidenta argentina lo que ha hecho su Gobierno para "hacer frente" a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El primer ministro de Francia, Francois Fillon, y varios presidente suramericanos incrementaron en los últimos días la presión para que Uribe acceda a una solución humanitaria del conflicto, aunque éste insistió en que un rescate por la fuerza de los secuestrados es un "derecho irrenunciable" de su Gobierno.

Las FARC buscan canjear a 45 políticos, policías, militares y ciudadanos extranjeros, entre ellos Betancourt y tres estadounidenses, por unos 500 guerrilleros presos.

Uribe aseguró hoy haber escuchado "las preocupaciones" de Fernández por los cautivos, expresadas en su discurso de posesión, y explicó que el Gobierno colombiano ha buscado "un acuerdo humanitario y la respuesta fue el asesinato de varios grupos de secuestrados".

"Esta es una tragedia que ha vivido Colombia durante 50 años", indicó antes de insistir en que la presidenta argentina tiene "la preocupación comprensible que generan las imágenes de Betancourt", en alusión a recientes vídeos incautados a la guerrilla y que muestran a la ex candidata presidencial muy delgada y demacrada.

Respecto a su tensa relación con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a quien suspendió en noviembre pasado su labor mediadora con la guerrilla para el acuerdo humanitario, Uribe indicó que quiere ser "prudente".

"Más aún estando en un tercer país. Confío en que con nuestra prudencia, nuestro respeto, podamos poner un granito de arena para que las cosas en algún momento empiecen un camino para mejorarse", afirmó.

Chávez, que también se entrevistó hoy con Fernández, eludió hablar sobre las diferencias con Colombia en un breve contacto con la prensa tras esa cita bilateral, pese a que horas antes había declarado que fue "apuñalado por la espalda", en aparente referencia a la decisión de Uribe de alejarlo de la mediación con las FARC.

"No tengo nada para decir. No es importante para mí ahora", dijo el jefe de Estado de Venezuela, quien aseguró que el asunto no fue tratado en la cita con la presidenta argentina.

"Vine a visitar a una presidenta que está empezando y que hay que fortalecer para afianzar la relación bilateral", se limitó a manifestar el gobernante venezolano antes de calificar la reunión con Fernández de "extraordinaria".

La presidenta argentina también se entrevistó hoy con Yolanda Pulecio, madre de Ingrid Betancourt, y en este momento se encuentra reunida con el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn.

Las últimas citas de Fernández en agenda para hoy serán con la vicepresidenta de El Salvador, Ana Vilma de Escobar; con el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavía, y con el presidente del Consejo Nacional de Argelia, Abdelkader Bensalah.
Opiniones (0)
20 de febrero de 2018 | 12:48
1
ERROR
20 de febrero de 2018 | 12:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve