AMIA: Supenden elevación a juicio oral

La Cámara Federal de Apelaciones hizo lugar a un reclamo efectuado por un grupo de familiares de las víctimas del atentado y frenó el debate oral de una causa conexa que tiene a su cargo el juez Ariel Lijo

"La Cámara le dio la razón a mi querella para que se investigue a todos los responsables", expresó Pablo Lanusse, abogado de la agrupación Familiares y Amigos de las Víctimas del Atentado a la AMIA, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

Además, la Sala Ad Hoc de la Cámara le ordenó al magistrado que continúe la instrucción del caso tal como lo había ordenado en junio pasado, por lo que debe dilucidar la posible responsabilidad que tuvieron el ex presidente Carlos Menem y su ex ministro del Interior, Carlos Corach, en la comisión de supuestas irregularidades en la investigación del ataque terrorista cometido en 1994.

El ex fiscal dijo que la Sala obró "en sintonía" con los recursos presentados en su momento en la causa, que incluyeron pedidos de declaración indagatoria para Menem, Corach y el ex secretario de Seguridad Andrés Antonietti.

El tribunal también decidió dejar sin efecto la resolución del juez Lijo debido a que todavía la Cámara Nacional de Casación Penal tiene que expedirse acerca de una apelación presentada por la defensa del destituido magistrado federal Juan José Galeano, a cargo de la investigación del atentado durante más de una década.

Los abogados defensores de Galeano consideraron que su cliente no puede ser juzgado nuevamente por el delito de peculado, del que ya fue sobreseído en su momento por un fallo del juez Gabriel Cavallo.

El 14 de noviembre pasado, los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA habían apelado la decisión del juez Lijo de ofrecer a las querellas la oportunidad de pedir la elevación a juicio oral contra Galeano y los otros acusados de irregularidades en la investigación: los ex fiscales Eamon Mullen y José Barbaccia, el ex jefe de la SIDE Hugo Anzorreguy, y el ex presidente de la DAIA Rubén Beraja.

En el mismo escrito habían pedido que el Lijo ordene las declaraciones indagatorias del ex presidente Menem y su ex ministro Corach por encontrarse ambos "en el mismo estado de sospecha que el resto de los imputados".

El expediente por el encubrimiento en el caso AMIA cobró fuerza luego de que, tras tres años de juicio oral y público por el atentado, el Tribunal Oral Número 3 dictaminó en 2004 que la investigación a cargo de Galeano estuvo “al servicio de políticos inescrupulosos”.
Opiniones (0)
17 de julio de 2018 | 14:41
1
ERROR
17 de julio de 2018 | 14:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"