La situación carcelaria y la creación de la policía judicial, eje del Ministerio de Gobierno

Diego Lavado ocupará el cargo de subsecretario de Justicia y Derechos Humanos y dijo que estos serán los puntos centrales de su gestión.

El funcionario todavía no juró, pero fue de los pocos de la segunda línea de gestión que estuvo en Casa de Gobierno.

Diego Lavado fue el único subsecretario que, a pesar de no haber prestado juramento todavía, se dejó ver en Casa de Gobierno, tomó contacto con el personal del área de Justicia y Derechos Humanos y dio señales de cómo será su gestión al frente de esa dependencia.

La política que impulsará el gobierno se centrará en dos puntos clave: regularizar y mejorar la situación carcelaria y lograr la aplicación de un único Código Procesal Penal en toda la provincia.

El primer tema fue uno de los puntos a los que tuvo que salir a hacer frente la gestión de Julio Cobos luego de los reclamos de organismos internacionales por las condiciones inhumanas de detención. Diego Lavado fue uno de los abogados que peticionó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos y logró que los ojos del mundo se depositaran en Mendoza hasta exigir una solución.

Si bien la crisis penitenciaria continúa, el panorama es mejor que al de hace dos años. La construcción del penal de Almafuerte, en Cacheuta, fue parte de esa solución. Sin embargo, la prisa por terminar con el hacinamiento en Boulogne Sur Mer hizo que el funcionamiento de la nueva cárcel quedara al borde del colapso. Actualmente, la cantidad de internos no tiene relación con el escaso número de penitenciarios que trabajan en el lugar.

Por eso, una de las medidas inmediatas es regularizar esa situación y verificar si existe capacidad de recursos humanos para cubrir las vacantes necesarias. A eso hay que agregarle el proceso para que el mando de la fuerza penitenciaria pase nuevamente a la provincia, ya que desde mediados de este año, y hasta marzo de 2008, el control está a cargo del Servicio Penitenciario Federal.

Por otra parte, desde el Ministerio que comanda Juan Marchena, se impulsará la reforma constitucional que permita la creación de una Fiscalía General, de modo de que el Ministerio Público (todo el cuerpo de fiscales) deje de estar en la órbita de la Procuración de la provincia. A eso se agregaría el traspaso de diferentes áreas de Investigaciones –actualmente a cargo del Ministerio de Seguridad- al Poder Judicial. Estos serían los pasos más importantes para la aplicación plena del Código Procesal Penal tal como fue pensado desde su redacción. La figura de una Policía Judicial sería clave para que los casos sean resueltos con más rapidez.
Opiniones (1)
22 de julio de 2018 | 09:17
2
ERROR
22 de julio de 2018 | 09:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Los presos contentos uno de los eternos defensores de ellos ahora es quien representa al Estado y a las victimas del delito quien las representa?????? Gil y la Sra Vera???????? Que decepción......
    1