Cristina Kirchner controlará la actividad parlamentaria

La nueva presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, monitoreará en persona la tarea de los diputados y senadores y supervisará cada párrafo de los proyectos de ley más relevantes que envíe al Parlamento, ejerciendo junto al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, un control más estricto que el que hacía su esposo, Néstor Kirchner.

Esa fue la impresión que se llevaron los pocos legisladores con acceso a la Casa Rosada y que mantuvieron charlas con la nueva mandataria y Fernández en las últimas horas, informa el diario La Nación.

Cabe destacar, que Cristina Kirchner asumirá su gestión con un Congreso dócil, ya que en ambas cámaras el kirchnerismo y sus aliados dominan con comodidad. A tal punto que no sólo cuentan con mayoría propia (es decir, alcanzan el quórum tanto en el Senado como en Diputados) sino que incluso se arriman a los dos tercios de los votos.

Por lo tanto, si en verdad la nueva presidenta pretendiera impulsar un cambio institucional a fondo, los votos la acompañarían.

Ante esta situación, Cristina Kirchner no debería enfrentar contratiempos en el Congreso. Pero si algo tiene la política es que no siempre impera en ella la lógica y, si no, basta recordar el reciente fracaso estrepitoso del oficialismo del Senado para convertir en ley la prórroga de la emergencia económica.

El miércoles último, por primera vez en cuatro años y medio de absoluto dominio en la Cámara alta, el kirchnerismo fue derrotado cuando intentó sancionar una ley que era clave para el próximo gobierno. Eso hizo estallar de ira a la futura presidenta.

El fracaso no sólo se debió a la resistencia de la oposición, con el radicalismo a la cabeza, sino también a la llamativa ausencia de varios senadores kirchneristas.

Asimismo, puertas adentro de los bloques, ya se puede anticipar que la convivencia no será sencilla. Los diputados electos Felipe Solá y José María Díaz Bancalari, ambos bonaerenses pero enfrentados entre sí desde hace tiempo, deberán ahora convivir bajo un mismo techo, el Frente para la Victoria.

Lo mismo sucederá entre el presidente del bloque, Agustín Rossi, y el ex gobernador y diputado electo Jorge Obeid, que pelean por liderar el kirchnerismo santafecino.

El propio presidente de la Cámara baja, el jujeño Eduardo Fellner, deberá compartir el bloque con su comprovinciano Carlos Snopek, quien había enfrentado a su delfín Walter Barrionuevo en la gobernación.

La antipatía mutua es tal que Snopek, con mandato hasta 2009, ya no continuaría al frente de la estratégica Comisión de Presupuesto.

Estos enfrentamientos se dieron con mayor virulencia en aquellas provincias donde los kirchneristas de origen justicialista chocaron contra los radicales K, afines también al Gobierno.

Así, el rionegrino Miguel Angel Pichetto, que es el jefe del bloque de senadores, deberá preservar buenos términos con su adversario de siempre, el ex gobernador Pablo Verani, hoy devenido radical K.

Lo mismo sucederá con los justicialistas mendocinos y los legisladores que obedecen al nuevo vicepresidente, el ex gobernador mendocino Julio Cobos.
Opiniones (0)
23 de febrero de 2018 | 14:29
1
ERROR
23 de febrero de 2018 | 14:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve