El nuevo gobierno: retrato de un día peronista

De principio a fin, el acto en Casa de Gobierno perteneció a Jaque y a su gente. Hubo un tibio aliento de los seguidores de Cobos. Y las escalinatas se poblaron de personajes que dominaron el escenario político en los '90.

El retrato de un día peronista. Caras peronistas, marcha peronista, bombos peronistas y peronistas al poder. Ese mensaje le llegó directamente a Julio Cobos apenas se asomó a la explanada de Casa de Gobierno. Había apostado a esos pocos seguidores que al rayo del sol corearon un tibio “olé olé olé olé... Cobos, Cobos”. Pero fue principio y fin. Hasta por una cuestión histórica, el clima caluroso y con el cielo despejado siempre estuvieron más cerca de los descendientes del General. Y por eso, este mediodía, no hubo lugar ni para radicales ni para concertadores. Sí para demócratas, a quienes Jaque agradeció haberle prestado a Juan Carlos Aguinaga para conducir Seguridad.

A las 11.44 Celso Jaque apareció en escena. Junto a él, su inseparable vicegobernador, Cristian Racconto. Y automáticamente “los muchachos peronistas...” sonó al unísono, entre los que aguantaban estoicamente al rayo del sol con gorras, remeras y zapatillas y los que, después de ocho años, se pusieron los mejores trajes y corbatas y regresaron a pisar firme en las escalinatas de Casa de Gobierno.

Algunos formarán parte del gabinete de Jaque, como Juan Marchena y Alejandro Cazabán. Otros, en cambio, respondieron al mandato partidario, y son quienes más comentarios suspicaces despertaron por quienes, por supuesto, formaban parte del grupo que estaba dejando el poder de la mano de Cobos. Apuntaban a Nicolás Becerra, Vicente Russo (ahora legislador), Rodolfo Díaz y, por supuesto, Arturo Lafalla, quien con toda la delicadeza necesaria en estos casos rechazó a cuanto periodista se le acercó para entrevistarlo. Todos vinculados con el peronismo de los ’90, que veía una suerte de renacimiento en la llegada del malargüino al sillón de San Martín.

Jaque, igual, se mostró algo distante con sus invitados y con esa parte del pasado; como si hubiese querido evitar fotos que más tarde sirvieran para encasillarlo. Ya demasiadas críticas acumuló cuando anunció su gabinete, precisamente, por ese tema. Tal vez, en realidad, no se paró a saludarlos efusivamente en público para acortar los tiempos de un interminable acto, cuya imagen final se pareció a la de una fiesta electrónica por la cantidad de botellas de agua mineral tiradas en el piso.

Sin embargo, hubo quienes sí tuvieron un trato preferencial por parte del nuevo gobernador. Justo detrás de él y de Cobos se erigían las figuras del gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera, el senador nacional César Gioja, y el gobernador de San Juan, José Luis Gioja. A ellos se sumó Juan Carlos Mazzón, el principal operador que tuvo Jaque en su campaña, para terminar de darle forma a una postal que le generó escozor a Cobos cada vez que volteó para saber qué pasaba a sus espaldas. Los cuatro estuvieron en un lugar destacado en el palco para acompañar a Jaque en el momento más importante de su carrera política; más adelante de los empresarios presentes, de los militantes de siempre, de Alejandro Gil (viudo de Laura Abonassar) y de cualquier otro dirigente con dos dedos en V.

Siempre con el sol de frente, algunos los gestos en algunos rostros decían más que el chico encargado de hacer la interpretación para sordos y mudos. El ahora ex ministro de Salud, Armando Calletti, por ejemplo, frunció el ceño y puso cara de “no te lo puede creer” cuando algunos de los nuevos funcionarios pasaban a prestar juramento. Nunca quedó claro si fue porque no compartió el criterio de Jaque para elegir parte de sus colaboradores o si esas muecas fueron casuales y provocadas por el encandilamiento.

Los cobistas, en tanto, parecieron manejar un discurso único ante cualquier pregunta relacionada con el nuevo gabinete. Todos reconocieron haber tenido noticias de amigos a quienes el jueves por la noche les ofrecieron un cargo como ministro o secretario. De eso modo, golpearon fuerte al lugar donde Jaque dejó más lugar para dudas y críticas. E insistieron con que, hasta unas horas antes del anuncio oficial, el nuevo gobernador no tenía la lista completa con los encargados de las diferentes áreas del Ejecutivo.

De ese lado –el de los perdedores- también estuvieron Enrique Thomas y María Cristina Perceval. No fue una situación fácil para ellos, sobre todo para la senadora, que fue una de las primeras representantes de la Concertación. Thomas, en cambio, generó cierta indiferencia, casi la misma que le criticaron durante la campaña, cuando acompañaba a César Biffi en la fórmula. Para Perceval, el golpe fue más duro, porque ya no tuvo primer plano que suele ganar en este tipo de acontecimientos y porque le hicieron saber que ya no era parte de un día peronista.

 

(Más información sobre el traspaso de mando en el sumario de Política)

Opiniones (14)
18 de agosto de 2018 | 23:23
15
ERROR
18 de agosto de 2018 | 23:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. me perdí, jajja
    14
  2. Antonio ¡¡¡ como te confundís asi...No es María, es Mirta ¡¡¡ la peluquera...¡¡¡ Sos impresentable Antonio...jajaj. Me encanta leerte.
    13
  3. no soy maria soy mirta
    12
  4. Sabes qué lei? los comentarios que están mas abajo que el mío. Yo hago el curso de lectura comprensiva y vos hace te ver de los ojos o te equivocaste de página?
    11
  5. Qué leíste?, hacé lectura comprensiva.
    10
  6. Sin dudas los armaron a los gabinetes sin tu opinión y sin tu presencia... A vos seguramente te gustarán "los flotadores de Jaliff" si? Qué pena...ahora los va a adelgazar porque se va a cagar de hambre...o recurrirá a los ahorros que el estado le permitió hacer en estos años de democracia. Seguro que vos no opinarás lo mismo, pero a las mujeres nos resulta atractivo el gobernador...claro, le pondría unos cm más de altura, pero...es lo que hay...viste?
    9
  7. Parece que los que no pudieron festejar la continuidad democrática y ni siquiera asistir al acto escondidos detrás de un árbol se han quedado en sus casas, comiéndose el odio de la derrota, el resentimiento gorilón que siempre los caracterizó y que más de una vez...ese sentimiento los ayudó a llegar a las puertas de los cuarteles, golpearlas y ayudar a traicionar a todos con un golpe de estado. Los comentarios despectivos tiran al piso los orígenes radicales. Claro, que es un partido que comenzó socialista y terminó engrosado por quienes querían poder odiando al peronismo. Lo convirtieron en un partido "paquete" colmado de "gorilas democráticos"... Mala memoria de muchos radicales que se olvidan que los justicialistas jamás vengaron las traiciones de ustedes. Acuerdense "la casa está en orden" y miren las fotos y se darán cuenta que ahí estaban los "compañeros descamisados" acompañando a Alfonsín y defendiendo la república. Mala memoria de muchos que con tanta soberbia escupen comentarios espantosos sobre esta nueva camada que acompañan a Jaque y se olvidan que sus geniales dirigentes nunca pudieron terminar un mandato ni sentirse orgullosos de haber hecho algo por la este país que no sea vociferar en contra de los negros peronistas. Mediocres, ingenuos, soberbios, incapaces de ser leales ni a sus mismos ideales, traidores a su propio partido, a la democracia, a la gente. Leerlos ma da placer. Este es vuestro lugar: a la sombra, ocultos, sangrantes, dolidos y bebiendo vuestro propio veneno.
    8
  8. Pero ninguno tenía la barbita pedorra que tiene el vice...
    7
  9. Impresentables los personajes que rodeaban al gobernador. Lo deberíamos haber tenido en cuenta antes. Hoy el gobierno está en manos , nuevamente de los Lafalla, Los Gabrielli, Los imprsentables de siempre . Aquéllos que los mendocinos no queremos ver más ni en fotografía y Jaque nos los trajo nuevamente al presente. Imperdonable. Y pensar que a todos los que le preguntaban respondía que ningún Lafallista ni el mismo Lafalla pisarían la Casa de Gobierno ni nadie del pasado.- No cumplio y asi tenemos derecho a dudar que cumpla con algo de lo prometido.Ya se hecho dos años de gestión encima y para disimular quiere conformar un Consejo de Gobernadores que es más delicado que decir que dejará el gobierno en manos de Lafalla y Cía.-Imperdonable tamaña traición al pueblo de Mendoza. Ernesto
    6
  10. La choripaneria y la arenga futbolera arraigada en el vicio del clientelismo justicialista, de la peor escoria,.. esto nos va a gobernar.
    5