La triste desaparición del sueño peronista

Hace pocos años, los justicialistas mendocinos impulsaron una unión política que acabó de la peor manera: la sede de la Asociación Integrar, hoy se ofrece en alquiler. 

Una síntesis simbólica apropiada de los tiempos políticos que vivimos.

Por caso, hace menos de dos años, los nueve intendentes justicialistas que tenía Mendoza, tenían la pretensión de conformar un bloque unido y poderoso.

No pasó un siglo. Hace menos de dos años, los nueve intendentes del justicialismo mendocino se ufanaban de conformar un bloque político unido y poderoso. Eran pretenciosos. Por eso se plantearon el objetivo de reconstruir el peronismo local, arrasando entonces, por la victoria del radical Julio Cobos, en 2003. Para eso crearon una asociación, a la que quisieron dotar, para realzar su imagen, de un perfil académico y serio.

Un nombre cargado de simbolismo acompañó el bautismo de la agrupación: Integrar. Ese nombre auspició algunos foros comunales y uno que otro congreso. Algunos peronistas todavía anotan en su currículum haber formado de la asociación, como la diputada nacional Susana Genem, que resalta haber sido “Directora Académica de Integrar (por concurso)” entre 2004 y 2005.

Pero la realidad actual de Integrar empaña aquella pomposidad. Hoy, bajo el gran cartel de la sede de Integrar, que está en la calle Serú de Capital, aparece otro con objetivos mucho menos ambiciosos: el de una inmobiliaria que apenas se conforma con alquilar el abandonado local.

¿Qué pasó con Integrar? Le ocurrió lo mismo que a la amistad que unía a sus miembros: desapareció. Hoy, dos de sus principales popes de entonces (el sanrafaelino Omar Félix y el maipucino Adolfo Bermejo), están en bandos electorales absolutamente diferentes. Aunque sea difícil de entender, los dos líderes impulsan, a la vez, un proyecto de concertación política que está conducido por Kirchner y Cobos. Por ahora, los únicos ganadores en un proceso que, bajo su pies, está plagado de ambigüedades, peleas y juego sucio.

La interna peronista

Para muchos, el PJ local acaba de vivir una interna con ribetes extremadamente novedosos. Y peligrosos. Además, quizás como nunca, la batalla estuvo controlada por la Casa Rosada.

La movida ejecutada por el  intendente Omar Chafí Félix el domingo pasado fue increíble. Aunque no participó en la interna, presentó un candidato propio en el comicio (el secretario de Salud de San Rafael, Armando Dauverné), sólo con el objetivo de complicarle la elección al candidato a gobernador del PJ, el malargüino Celso Jaque.
Dauverné ganó la elección, pero seguramente no competirá en octubre: es impensable que enfrente a su jefe político, que irá por otro mandato. O sea, el ignoto Dauverné se jugó por nada. Y las personas que lo votaron, fueron poco menos que estafados.

Montar un simulacro de candidatura para herir al rival es algo que no tiene muchos antecedentes en el mundo político local. “Félix nos ha deostrado que no tiene códigos, que es capaz de hacer cualquier cosa”, dicen desde el bando jaquista, que sintió el impacto de la estocada rival: toda la campaña estuvo montada en la buena imagen que tiene en el sur el ex intendente de Malargüe.

Mientras Jaque rediseña su campaña electoral con vistas a octubre y piensa en salir a convencer en el sur a los votantes que creía tener en la manga, en Buenos Aires, a 1.000 kilómetros de Mendoza, se expone una lista de vencedores y vencidos por la interna mendocina. Del lado ganador aparece, una vez más, el eterno operador justicialista Juan Carlos Chueco Mazzón, hace tiempo instalado en la Casa Rosada a poca distancia de del presidente Kirchner, y padrino de Jaque. En el perdedor está anotado el secretario de Medios de la Nación, José Albistur, uno de los impulsores de la postulación de Guillermo Carmona a gobernador, a quien dotó de una notable campaña de publicidad callejera. Aunque el legislador provincial nunca contó con chances ciertas de ganar, no estaba en los planes de nadie que perdiera por tanto.

La interna cobista

Unos días antes de la interna del PJ, se resolvió la novela de las candidaturas del cobismo. Sin urnas de por medio, en una negociación interminable, la pata radical de la fuerza del gobernador catapultó por los aires a Patricia Gutiérrez, la figura renovadora que Cobos había decidido poner de número dos en la fórmula, junto al candidato a gobernador, César Biffi.

Pero no sólo Gutiérrez, vieja enemiga de las corporaciones políticas, salió perdiendo en este pleito. También cayeron Marita Perceval, quien se jugó muy fuerte por remplazar a Gutiérrez; y Juan Horacio González Gaviola, quien aspiraba a la diputación nacional.
Por otro lado, Rodolfo Gabrielli recuperó un poco de lustre al poner el candidato al vicegobernador definitivo (Enrique Thomas) y Kirchner demostró que, cuando quiere jugar fuerte, le alcanza con dar un par de gritos: colocó a su amigo Jorge Alvaro como candidato a diputado nacional, a pesar de que casi nadie lo quería en ese puesto.

El iglesismo

Esta nota hablaba al comienzo de las incompresibles divisiones de la política mendocina y va a terminar de la misma manera.
 
La ya vieja antinomia Iglesias-Cobos tiene hoy un escenario despiadado, que es la Municipalidad de Capital. Allí competirán Fayad por el iglesismo contra Juan Carlos Jaliff por el cobismo, y el reagrupamiento de fuerzas que esto ocasiona es violento.
El fenómeno Sergio Bruni es una prueba patente. Este legislador decidió mudarse hace muy poco a las filas del cobismo, y ha provocado todo un cataclismo en “La Muni” iglesista: varias secretarías están quedando acéfalas, ya que sus titulares respondían a Bruni y están dejando sus cargos, por consejo u orden de su líder.

Así como no se entiende por qué los intendentes kirchneristas de Integrar están separados, hasta aquí, Bruni no ha explicado muy bien a la ciudadanía mendocina por qué hace poco criticaba con violencia al kirchnerismo y ahora es parte de la silenciosa tropa que acompaña a Cobos y al presidente.

Opiniones (10)
23 de abril de 2018 | 07:51
11
ERROR
23 de abril de 2018 | 07:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Seguramente que cuando este gobierno Kircherista meta la pata como la esta haciendo ahora y no nos demos cuenta dirán "yo nunca fui kirchnerista" como fue en la época de Menem .Todos estos politicos ya estan manchando su honor por creer que una concertación lograra el bienestar del país y de Mendoza .A mi como mendocino me parece una burla lo que están haciendo%u2026..
    10
  2. Muchas gracias a todos por los conceptos, apreciaciones y críticas sobre mi artículo. Espero que el destino de la política mendocina no sea tan triste como mucho de ustedes lo ven. Federico, perdoná si no supe ser muy claro en mi explicación. La cosa es así: Mazzón y Albistur están enfrentados entre sí, aunque ambos sean secretarios de Kirchner. Siguen caminos distintos, tienen diferentes estrategias y apoyaron, en las internas del peronismo mendocino, a candidatos distintos. Es la interna dentro de la interna. Coincido con vos en que es difícil de comprender, intentaré en los próximos artículos que el asunto quede más claro. Un abrazo a todos.
    9
  3. Muy buena la nota sobre las Internas de los Partidos Mayoristas. Si ,me parece importante que el periodismo, no puede como parte de la sociedad, ponerse a tanta distancia, de lo que ocurre. Sin animo de asignarles responsabilidad, creo que los formadores de opinion deben, ponerse como parte o como aportes a la solucion general. Saludos Oscar
    8
  4. Cobos y la mayorìa de la vencida dirigencia polìtica mendocina se sumaron a la banda de Kirchner, Yo no creo que Kirchner sea honesto màs bien todo lo contrario, por lo tanto....
    7
  5. propia de un chacarero triste que ve todo triste. vos sos de la B más que nunca
    6
  6. Mazón es un viejo militante peronista, que siempre se las ha arreglado para copar el escenario político. No le ha ido bien con sus apoyos, peo ahí sigue, ahora, apoya a Jaque. Albistur, en tanto, maneja la pauta oficial de publicidades del gobierno nacional. Abastece a algunos y castiga a otros. En Mendoza, apoyó a Guillermo Carmona contra Jaque. A todo esto, Mazón y Albistur son parte del gobierno K, pero acá son rivales... Quién gana? Ganan los K que terminan poniendo todos sus candidatos a legisladoes nacionales, algo así. Gracias. MDZ
    5
  7. Si este es el panorama, el proximo gobierno va a ser un desastre¡¡¡ Que hacemos? Esto va a explotar?
    4
  8. Muy buena la nota. No habia pensado tan crudamente en la realidad de los partidos. Estan destruidos. Cobos pudo haber sido una renovacion pero para mi se vendio y perdio la oportunidad. Ahora es uno mas.
    3
  9. Eso que decis de Albistur y carmona no lo entiendo. Quien esta peleado con quien. Mazon contra Albistur? Me gusta seguir la politica pero esto ya es demasiado lio, expliquenlo mejor¡¡
    2
  10. Me pregunto si no será mejor que esas viejas estructuras por no llamarlas rosacas o mafias esten en decadencia. Tanto la radical como la peronista. Seria la oportunidad para que algo nuevo y mejor apareciera.
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec