La Legislatura porteña aprobó el Presupuesto 2008

Se trata de los fondos solicitados por el jefe de Gobierno electo, Mauricio Macri. Además se sancionó el aumento del impuesto al Alumbrado, Barrido y Limpieza, que prevé alzas de hasta 200 por ciento para los barrios más ricos de la Ciudad de Buenos Aires, y la creación de un fondo de infraestructura social.

La Legislatura porteña aprobó hoy el Presupuesto 2008, el aumento del impuesto al Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL), que prevé alzas de hasta 200 por ciento para los barrios más ricos de la Ciudad de Buenos Aires, y la creación de un fondo de infraestructura social, que se financiará mediante una deuda de 1.604 millones de pesos.

Las normas votadas poco después de la 1 recibieron amplia mayoría de votos tras lo consensos logrados ayer durante las tratativas en la Comisión de Hacienda.

Durante el debate, el diputado Juan Manuel Olmos, del Frente para la Victoria y titular de la Comisión de Hacienda, destacó que la autorización de endeudamiento al próximo gobierno "prohíbe en forma explícita otros gastos que no sean de Capital".

Olmos destacó también que el macrismo haya incluido en su proyecto de presupuesto una proyección inflacionaria de 9 por ciento "y no de 25% como decían en las verdulerías con la camiseta amarilla puesta durante la campaña electoral".

El diputado Diego Santilli, titular del bloque Juntos por Todos, aliado de PRO, destacó a su vez que con el presupuesto y el fondo de infraestructura "estamos planteando un punto de inflexión y una política de Estado diferente".

Dijo al respecto que el objetivo es "cambiar el paradigma político en las discusiones de la Ciudad" y seguro que "estamos terminando con los parches y dando una solución de fondo a los problemas de los porteños".

A su vez, el diputado Martín Hourest (Buenos Aires para Todos) criticó el "otorgamiento de superpoderes" al nuevo gobierno, que le permitirá disponer de 700 millones de pesos sin control y cuestionó también la "subestimación de recursos" del presupuesto.

Gabriela Michetti (del Pro y vicejefe de gobierno electa) rechazó las críticas de Hourest y negó que el aumento de ABL sea un "impuestazo regresivo" a la vez que justificó el endeudamiento para renovar la infraestructura social.

Liliana Parada (ARI), consideró por su parte el presupuesto y el fondo son "un intento desesperado de superar la coyuntura" y cuestionó la postura demagógica del jefe de gobierno electo, Mauricio Macri, ya que "reduce los gastos en Salud, apenas los sube en Educación y fija un fuerte aumento en Seguridad.

 
 
Opiniones (0)
16 de julio de 2018 | 04:11
1
ERROR
16 de julio de 2018 | 04:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"