Ginés defendió la ley que regula los abortos no punibles en La Pampa

Además acusó a "grupos fanáticos" de perjudicar a las mujeres discapacitas y violadas y se volvió a mostrar a favor de la legalización del aborto. La ley fue fuertemente cuestionada por la Iglesia Católica.

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, defendió hoy la reglamentación por ley de los procedimientos para efectuar los abortos no punibles en La Pampa y acusó a "grupos fanáticos" de "perjudicar" con sus actos a las mujeres discapacitadas y violadas que no han podido abortar.

"Realmente lo que habría que discutir no es la ley, sino los grupos fanáticos que hasta ahora usaron el fanatismo para perjudicar a mujeres discapacitadas y violadas. Eso es ilegal porque va en contra del Código Penal de la República Argentina", dijo el funcionario en una visita que efectuó a la provincia para inaugurar un hospital generalista.

La ley aprobada hace una semana en La Pampa establece un protocolo que regula el procedimiento que deben realizar los médicos en los centros públicos en los casos de los abortos no punibles, contemplados desde hace 70 años en los incisos 1 y 2 del artículo 86 del Código Penal de la Nación.

Allí, se señala que no es punible aquel aborto que se practica cuando el embarazo pone en peligro la vida o salud de la mujer, o la gestación es producto de una violación a una mujer "idiota o demente".

La norma ha sido fuertemente cuestionada por la Iglesia Católica, que ha efectuado manifestaciones para que el gobernador Carlos Verna (PJ) la vete.

El ministro de Salud dijo que "cada uno puede creer lo que quiera", pero expresó que los grupos religiosos no podían impedir que todos tengan acceso a los mismos derechos.

"Cuando estas cosas quieren discutirse es como volver atrás 70 años. Esto tiene una raíz que puede ser muy respetable desde el punto de vista religioso. Cada cual puede creer lo que quiera. Lo que no se puede hacer en nombre de una religión, es impedir que a ciudadanos y ciudadanas argentinas, se les aplique los beneficios de la ley que, en este caso habla claramente de la despenalización del aborto", sostuvo.

"La ley está para cumplirse, más allá de lo que uno piense desde el punto de vista religioso. Es la ley. No es una creencia", insistió el funcionario.

El ministro también reiteró su postura a favor de la legalización del aborto en todos los casos.

"Mi opinión como ciudadano es que no veo la diferencia entre la mujer violada débil mental con otra que no lo sea. Me parece absolutamente discriminatorio. Ese es mi pensamiento y además quiero decir que la interpretación de las leyes no las hago yo, sino los jueces y en tal sentido, hubo fallos en varios lugares que han hecho esta interpretación", sostuvo.

"Yo creo que la actual concepción para algunos sobre la despenalización es muy acotada. Yo estoy a favor de ampliar esa despenalización, pero ello es nada más que una opinión particular. Yo tengo la obligación de estar al lado de las personas a las cuales, grupos que en nombre de la religión o usando la justicia como instrumento, han intentado que no se cumpla con la ley", manifestó.
Opiniones (0)
16 de agosto de 2018 | 09:39
1
ERROR
16 de agosto de 2018 | 09:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"