Cómo será el traspaso de los Kirchner

Por primera vez, el poder será traspasado formalmente dentro de los límites de la pareja presidencial. Igual que en 2003, el bastón y la banda se entregan en el Congreso.

Faltan seis días para el 10 de diciembre y la Casa Rosada trabaja a toda máquina en la organización de la ceremonia de la tradicional transmisión de mando que, esta vez, lejos de ceñirse al estricto protocolo, tendrá el inconfundible sello K. Por lo que se sabe, son varias las tradiciones que el Gobierno pasará por alto el lunes próximo, cuando Néstor Kirchner le entregue los atributos de mando a su esposa Cristina Fernández, toda una novedad en sí, puesto que el Poder será traspasado dentro de los estrechos márgenes del matrimonio presidencial.

Lo que no se alterará, en cambio, es la decisión oficial adoptada ayer de decretar para ese día asueto para la administración pública a partir del mediodía, una medida que también fue tomada por otros gobiernos. De acuerdo a los fundamentos de la norma, el asueto busca facilitar la “adecuada adhesión de la ciudadanía a tan trascendente acontecimiento”.

Cómo serán las actividades

Según el cronograma oficial, los actos festivos arrancarán el lunes a las 15 en el Congreso, donde Cristina pronunciará su primer discurso como Presidenta ante la Asamblea Legislativa. En ese mismo lugar, la flamante mandataria romperá la primera tradición, al recibir de manos de su esposo la banda y el bastón presidencial, una ceremonia que, salvo en 2003, cuando Eduardo Duhalde le traspasó el Poder al santacruceño, se hizo tradicionalmente en el salón Blanco de la Casa Rosada, frente al busto de la República. Según dijeron a El Cronista fuentes oficiales, la decisión de cambiar el lugar tuvo que ver con una cuestión de espacio, puesto que el salón de la sede gubernamental no tiene las dimensiones adecuadas para albergar a los mandatarios extranjeros que asistirán a la asunción. Por lo pronto, ya confirmaron su presencia Luiz Lula Da Silva (Brasil), Hugo Chávez (Venezuela); Tabaré Vázquez (Uruguay), Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador), Michelle Bachelet (Chile), Alvaro Uribe (Colombia), Nicanor Duarte Frutos (Paraguay) y José Manuel Zelaya (Honduras).

De los EE.UU, asistirá la secretaria de Trabajo, Elaine Chao, y de España, el príncipe de Asturias. Finalizada la ceremonia en el Congreso, Cristina se trasladará a la Rosada para tomarle juramento a sus ministros. Igual que Kirchner en 2003, tampoco lo hará en el clásico Cadillac descapotable que utilizaron sus antecesores, sino en un auto cubierto por razones de seguridad.

La jornada K cerrará con un festival musical organizado por la secretaría de Medios que dirige Enrique Albistur. La apuesta oficial –se sabe– es ofrendarle a los Kirchner una plaza llena, no sólo para darle la bienvenida a la mandataria, sino también para que el Presidente pueda irse “aplaudido” por la puerta grande de la Rosada. Los encargados de cumplirle “el sueño” al santacruceño serán los intendentes del conurbano, quienes ya se comprometieron a aportar “calor popular” a la Plaza, al igual que los gremios, que planean movilizar cerca de 20.000 almas, en especial el de UPCN.
Fuente Cronista

Opiniones (0)
26 de febrero de 2018 | 01:14
1
ERROR
26 de febrero de 2018 | 01:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve