Piden juicio oral por el asesinato del hijo de Juan Gelman

Un fiscal solicitó la elevación a juicio oral y público por la causa del asesinato del hijo de Juan Gelman. El muchacho, igual que su esposa, fue muerto durante la última dictadura militar.

Un fiscal solicitó hoy la elevación a juicio oral y público de la causa por el asesinato del hijo del poeta Juan Gelman, entre otros delitos perpetrados en una cárcel ilegal durante la última dictadura militar (1976-1983).

La petición fue formulada por el fiscal Federico Delgado al juez Daniel Rafecas, que investiga los crímenes cometidos en Automotores Orletti, como se llamó uno de los centros clandestinos de detención montados por el régimen militar, informaron fuentes judiciales.

Entre quienes pueden ser sometidos a juicio por esta causa hay antiguos jefes castrenses y ex agentes de los servicios secretos acusados de secuestros y aplicación de torturas a más de 60 víctimas, de las cuales al menos cinco fueron asesinadas.

En Automotores Orletti, que funcionó en Buenos Aires, estuvo cautivo Marcelo Gelman, hijo del poeta y quien fue asesinado durante la dictadura al igual que su esposa, la española Claudia García, que estaba embarazada de siete meses cuando fue secuestrada.

Juan Gelman, de 77 años y quien la semana pasada ganó el Premio Cervantes de 2007, llevó a cabo una intensa búsqueda durante más de dos décadas y en el año 2000 logró encontrar a su nieta en Uruguay, donde fue criada por la familia de un policía local.

Además del hijo del escritor, en la nómina de víctimas que el fiscal incluyó en la solicitud de elevación a juicio figuran algunos ciudadanos uruguayos, señalaron las fuentes sin dar mayores precisiones.

En cuanto a los acusados, Delgado mencionó al vicecomodoro Néstor Guillamondegui, el general Eduardo Cabanillas y el teniente coronel Rubén Visuara, además de los ex agentes de inteligencia Raúl Guglielminetti, Eduardo Alfredo Ruffo y Honorio Martínez Ruiz.

La investigación de los crímenes perpetrados en Automotores Orletti forma parte de un expediente sobre delitos cometidos bajo la órbita del Primer Cuerpo del Ejército, una de las grandes causas sobre lo ocurrido durante la dictadura que se reabrieron en 2003.

Ese año el Parlamento derogó las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, que libraron de responsabilidad a más de un millar de agentes del régimen militar y en 2005 también fueron declaradas nulas por la Corte Suprema de Justicia.
Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 04:14
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 04:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"